Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rehabilitación de las norias gemelas de Orihuela comienza este verano

El Ayuntamiento prevé iniciar las actuaciones antes de septiembre, aunque aún está pendiente la adjudicación de la dirección de obras - El proyecto, que salió a licitación hace dos años y se adjudicó en julio, determina que deben acometerse en época estival por el riesgo de avenidas

Las norias gemelas acumulan años de abandono y falta de mantenimiento TONY SEVILLA

Las obras de rehabilitación de las norias gemelas Moquita y Pando de Orihuela solo se pueden acometer en época estival ante el riesgo de avenidas, según se recoge en el propio proyecto. La previsión del Ayuntamiento es que comiencen antes de septiembre. De hecho, ya deberían haber empezado. Incluso, el anterior concejal de Patrimonio, Rafael Almagro, afirmó en noviembre que se llevarían a cabo en febrero.

El proceso para poner en valor este símbolo del regadío se inició hace cuatro años, pero no fue hasta junio de 2020 cuando salió a licitación y luego tuvieron que pasar 13 meses más para que se adjudicaran, por 419.000 euros, a la empresa Doalco, que redujo en 74.000 euros el precio inicial de licitación, acortó el plazo de ejecución a cuatro meses e incorporó la mejora de motorización de la noria Moquita.

Tras la moción de censura, el pasado 25 de abril, el equipo de gobierno advirtió que faltaba la dirección facultativa, un requisito imprescindible para proceder a la ejecución. El pleno del mes de mayo, el primero con el nuevo bipartito conformado por PSOE y Ciudadanos, aprobó una modificación de crédito a cargo de los remanentes -o superávit- de 1,4 millones de euros para, entre otras cuestiones, incluir la contratación de la dirección de las obras. De esta forma, se asignaron 420.104 euros para la consolidación del proyecto. No obstante, Almagro sostiene que dejó todo encarrilado y reservó 490.000 euros.

Justo el día que el Boletín Oficial de la Provincia ha publicado que el acuerdo plenario, del 26 de mayo, es definitivo al no haberse presentado alegaciones durante el plazo de exposición pública, la alcaldesa del municipio, Carolina Gracia, y el vicealcalde, José Aix, se han reunido este martes con representantes de la Asociación de Amigos de las Norias gemelas Moquita y Pando, que han trasladado a la corporación local sus inquietudes y reivindicaciones acerca de la preservación de este valioso conjunto hidráulico y su entorno, en la población oriolana de Las Norias, cerca de la pedanía de Desamparados.

Según fuentes consultadas, en ese encuentro los ediles transmitieron que una vez que se ha publicado la modificación presupuestaria definitiva, ahora comienza el trámite para licitar la dirección facultativa de las obras con el objetivo de que empiece este verano; de lo contrario, habría que esperar a 2023.

Precisamente, el año pasado se cumplía el 150 aniversario de este relevante patrimonio situado en el río, en el límite con la Región de Murcia. Aunque hunden sus raíces en los siglos XIII y XIV, las actuales estructuras de hierro, así como el azud y la sillería que las sostiene, son de 1871. "Era una buena fecha para celebrar este aniversario con ellas reparadas y funcionando", lamentó entonces Pedro Valero, presidente de la asociación.

La organización, que integra a vecinos de Desamparados, Las Norias y Beniel (Murcia), también ha pedido a Gracia y Aix más vigilancia por parte del Ayuntamiento para que no se deterioren más, así como más mantenimiento y limpieza del entorno para acabar con la degradación y el abandono. Por eso, insisten en que se trata de una actuación integral para dar vida a esta zona rural que con el tiempo corre el riesgo de despoblarse.

Vecinos de la zona exigen la puesta en valor del conjunto hidráulico y su entorno TONY SEVILLA

La asociación "Amigos de las norias" lleva años realizando actividades para dar a conocer el conjunto hidráulico, como visitas guiadas a escolares, presentación de libros y exposiciones. Ahora, están elaborando un cómic para continuar con su labor de divulgación.

Después de la rehabilitación, indican, el siguiente paso es que se declare Bien de Interés Cultural y luego que se cree un centro de interpretación.

Exprimir las aguas del río

Las norias gemelas conforman un paisaje cultural y un patrimonio que da cuenta de ese esfuerzo a lo largo de los siglos por exprimir las aguas del río en una zona de sequías intermitentes. En el límite con Murcia, la primera toma de riegos de la Vega Baja eran las norias gemelas Moquita y Pando, que -a derecha e izquierda del cauce- alimentaban a más de 2.000 tahúllas hasta los años 80.

"Supone el único ejemplo de norias dobles que pervive en el país", explica Pedro Valero, presidente de la asociación Amigos de las norias gemelas Moquita y Pando. "Somos afortunados al tenerlas aún gracias al esfuerzo de muchos agricultores a lo largo de cientos de años", continúa. Por eso, insiste, hay que reivindicar esta "joya del regadío milenario de Orihuela".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats