La llega del verano para muchos nos plantea un problema a la hora de tomarnos unas vacaciones e ir de viaje. Ya sea unos días o unas semanas, nuestra ausencia en la casa nos plantea una pregunta: ¿Qué hacemos con las plantas?

Dejarlas al cuidado de un familiar o un vecino de confianza suele ser la alternativa más común, no obstante, existen una serie de métodos sencillos para regar las plantas sin ayuda de nadie, que te permitirán verlas como siempre cuando regreses de tus vacaciones.

La botella de plástico

Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

Con probabilidad se trata del truco más utilizado. Consiste en realizar un milimétrico agujero con una aguja previamente calentada en el tapón de la botella para que el agua caiga poco a poco. Después se coloca la botella boca abajo, de tal forma que la gota de agua moje la tierra de la maceta de forma regulada. Si quieres reducir el caudal, puedes obstaculizar la salida colocando un trozo de tejido (algodón) en la base del tapón antes de enroscarlo.

La cuerda de agua

Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

Para esta técnica necesitas una cuerda gruesa, de esas muy absorbentes que se usan para las mechas de las antorchas de jardín y una botella grande de agua. Debes tener una o dos cuerdas por planta, dependiendo del tamaño. El truco consiste en colocar una botella grande de agua en algún lugar donde no le dé el sol y donde todas las cuerdas puedan llegar a ella.

El otro extremo de la cuerda debe estar enterrado en la tierra de la maceta, de forma que el agua será conducida por capilaridad hasta el sustrato de la planta, manteniendo húmeda la tierra en todo momento.

Riego con agua gelificada

Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

El sistema de riego con agua gelificada es una nueva técnica de autorriego para las plantas. Para realizar el riego con agua gelificada se necesita agua en gel. Este producto se puede comprar en cualquier vivero o en los centros especializados. El kit es un sustrato hidrocontrol que incluye un tubo de plástico, una tapa y el agua en gel, todo en un paquete. Una vez tengamos el kit en nuestras manos, podemos prepararlo de manera muy rápida porque no se tarda nada en instalarlo.

En la maceta o jardinera, haz un agujero para poder meter el tubo en él. Deja el tubo fuera de la tierra unos 2 cm por encima de la superficie. Después de esto, coloca dentro del tubo el paquete de agua en gel que trae el kit. Con la colocación de la tapa que trae el kit, se evitará cualquier contaminación en el gel.

Hidrojardineras o macetas de autorriego

Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

Estos productos conforman un sistema muy interesante para mantener nuestras plantas en óptimas condiciones. Mantiene la humedad constante mientras estamos de vacaciones o no disponemos de tiempo suficiente para regar las plantas correctamente.

Te puede interesar:

Este tipo de jardineras o macetas se componen por dos contenedores entre los que se resta un espacio en la zona inferior. Este espacio sirve de depósito de agua, donde se hallan unas mechas que salen del interior de la maceta y que están en contacto con el sustrato. De esta forma las mechas se empapan con el agua que ponemos en depósito y las mismas plantas van absorbiendo la humedad que necesitan.