No todo es frotar, o al menos no todo el tiempo. Si quieres saber cómo limpiar tus sartenes quemadas por fuera está claro que algo de esfuerzo tendrás que ponerle pero gracias a estos trucos no pasarás mucho tiempo frotando.

En otro artículo ya te contamos que para acabar con la grasa y la suciedad de tus sartenes, sobre todo por fuera, puedes utilizar una mezcla a base de bicarbonato y vinagre. Si quieres siempre puedes optar por productos naturales, que te ayudarán a quitar la suciedad y no resultan tan agresivos con los metales.

Pero también hay otras mezclas, además de esta, que pueden ayudarte a librarte de la suciedad más incrustada.

Trucos para acabar con la suciedad de las sartenes

¿Tienes una patata y sal gruesa? Pues ya tienes un remedio para acabar con la grasa incrustada en tu sartén. Y no, la sartén no rayará la superficie si no que ayudará a mantener su poder antiadherente

Si quieres utilizar bien esta combinación tan peculiar necesitarás una cucharada de sal gruesa y un cucharadita de aceite de oliva. Sólo tienes que cortar la patata por la mitad y lavarla bien. Coge la sal y espolvoréala por la superficie de la sartén. Deja el estropajo y coge una de las mitades de la patata y a frotar con movimientos circulares. Cuando te parezca que ya has logrado acabar con la suciedad aclárala con abundante agua, sécala bien y vierte el aceite de oliva para proteger bien la superficie.

Si seguimos con la sal gruesa también hay otro truco que puede funcionar para tus sartenes, sobre todo si son de hierro. El procedimiento es el mismo que con la patata, pero en lugar de este tubérculo coge un trozo de papel de aluminio, haz un bola con él y frota sobre la sal que previamente has espolvoreado. Cuando el papel ya esté ennegrecido aclara bien la sartén y lávala como lo haces habitualmente.

La sal también te puede servir para quitar la grasa de la superficie interior. Calienta la sartén y vierte sobre ella tres cucharadas de sal. Cuando la sal se vuelva de color oscuro, unos tres minutos después, quítala del fuego y cuando se enfríe quita los restos con un paño seco y limpio.

Más trucos de limpieza

Te puede interesar:

En nuestra sección de Decoración publicamos periódicamente trucos de limpieza para que limpiar tu casa no se convierta en una tarea tediosa y odiosa. Así, te hablamos de cómo desinfectar el váter de forma rápida, quitar las manchas amarillas del colchón o cómo desatascar el fregadero.

También si quieres saber cómo deshacerte de los pececillos de plata o cómo dejar las paredes blancas sin pintar tenemos algunos remedios que pueden ayudarte.