Sentirse hinchado y ganar volumen no siempre es sinónimo de haber ganado peso ni acumulado más calorías. En muchos casos, esta inflamación se debe a la retención de líquidos. Se trata de un problema muy extendido y que nos genera malestar. Por esta razón, vamos a darte unas sencillas recomendaciones para adelgazar eliminando primero la retención de líquidos. Con estas técnicas para perder peso te librarás también de todos esos líquidos acumulados en tu organismo y en apenas dos semanas notarás cómo tu cuerpo luce más esbelto.

¿Qué es la retención de líquidos?

La retención de líquidos es un fenómeno que se produce cuando los vasos sanguíneos vierten demasiados líquidos sobre los tejidos y éstos quedan atrapados provocando una inflamación. Suele darse sobre todo en los tobillos, las piernas y la barriga. Se puede producir por varios motivos pero el fundamental es una alimentación incorrecta.

No realizar ejercicio físico y el calor son otras de las causas de este fenómeno tan desagradable. En el caso de las mujeres, los desarreglos hormonales también juegan un papel fundamental en la retención de líquidos en las piernas

Os ayudamos a combatir la retención de líquidos. ¡Toma nota de estos trucos y notarás la diferencia!

Cómo eliminar la retención de líquidos

Te vamos a dar cinco sencillos remedios naturales para evitar la retención líquidos. Al poco tiempo de ponerlos en práctica empezarás a notar los resultados.

Te puede interesar:

Las claves para adelgazar evitando la retención de líquidos.

  1. En primer lugar debes llevar una alimentación saludable. Una dieta rica en frutas, verduras, hortalizas, legumbres y pescados frescos es fundamental para que desaparezcan los síntomas de la retención de líquidos.
  2. Destierra ciertos alimentos de tu dieta. Consumir sal, azúcar refinado, harina, alcohol y harinas está contraindicado si tu pretensión es perder esos kilitos de más que te provoca la retención de líquidos.
  3. Introduce infusiones diuréticas en tu rutina diaria. Si te preguntas qué hierba es buena para la retención de líquidos la respuesta es doble. El té verde y la cola de caballo son muy recomendables. Toma 3 tazas al día.
  4. Olvídate del sedentarismo. Practica ejercicio físico con regularidad y mueve tu cuerpo siempre que puedas. No es necesario matarse en el gym pero intenta que la actividad física sea una constante en tu vida. Ve andando al trabajo, utiliza las escaleras en lugar del ascensor...Cualquier actividad es buena para lograr tu objetivo más rápidamente.
  5. Bebe mucha agua. Al contrario de lo que pueda parecer, un consumo excesivo de agua no provoca retención de líquidos. Es muy importante que nuestro cuerpo esté hidratado. Para ello bebe al menos un litro y medio de agua al día. Infusiones, caldos y jugos también contribuyen a lograr una mejor hidratación.