Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La batalla judicial de Puig a favor del trasvase: tres recursos contra el Gobierno central y 25 contra Castilla-La Mancha

Mazón y Bonig piden al jefe del Consell que se sume al frente común de la provincia, Murcia y Andalucía

Ximo Puig, junto a Pedro Sánchez, en su visita a la provincia en febrero. | INFORMACIÓN

Ximo Puig, junto a Pedro Sánchez, en su visita a la provincia en febrero. | INFORMACIÓN

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha abierto la puerta a un nuevo recurso judicial para rechazar otro recorte del trasvase del Tajo-Segura, una decisión que, dicho sea, contaría con el respaldo de los empresarios. Pero no es la primera vez que el jefe del Consell sale al paso de los tijeretazos por parte del Gobierno central.

Puig ha acudido 38 veces a los tribunales en defensa del trasvase Tajo-Segura desde que se convirtió en presidente de la Generalitat en 2015, lo que equivale a una vez cada mes y medio, bien con el Gobierno de Mariano Rajoy o bien contra el Ejecutivo que presidente el socialista Pedro Sánchez.

Del total de ocasiones en las que ha recurrido a la justicia, tres son procesos directos contra el Ejecutivo en los que el Consell ha sido el demandante con un recurso directo contra el Ministerio para defender los intereses de los regantes y, además, ha participado otras 35 veces en procedimientos relacionados con otras administraciones, como, por ejemplo, personándose en 25 procedimientos contra Castilla-La Mancha para oponerse a recortes de los caudales que llegan a través de este acueducto.

También hay un proceso contra el Ayuntamiento de Toledo y otras nueve veces la Generalitat se ha mostrado a favor de recursos presentados por los regantes o avalando procedimientos con Murcia o Andalucía. Solo en 2020, Ximo Puig ha acudido en 15 ocasiones a los tribunales.

El presidente de la Generalitat ha defendido en multitud de ocasiones que el Tajo-Segura es «irrenunciable» y ayer volvió a reiterarlo. «Tenemos que generar un atmósfera favorable, pese a que sé que es complicado porque el agua tiene una parte identitaria, pero la confrontación no ayuda», afirmó en una entrevista en Cadena Ser, para añadir que «soy defensor del diálogo, pero desde la firmeza. El trasvase es irrenunciable y no se puede cambiar». El presidente de la Generalitat quiso dejar claro que defiende la sostenibilidad, pero sin obviar «los derechos adquiridos porque el agua se tiene que garantizar para siempre», afirmó en este sentido.

Sobre las críticas que ha recibido por parte del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y su exigencia para sumarse al frente común de la provincia, Murcia y Andalucía, Puig afirmó que «yo no estoy para frentes, sino para soluciones», y agregó que «las guerras políticas del agua dieron pocos resultados».

La presidenta del PP en la Comunidad, Isabel Bonig, también tendió ayer la mano a Ximo Puig para que vaya a Madrid a defender el trasvase Tajo-Segura con el apoyo del PPCV. «Unamos fuerzas y hagamos un frente con Andalucía y Murcia. Le ofrezco la ayuda del PP», dijo Bonig.

Compartir el artículo

stats