Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los muertos por la pandemia se reducen en abril a un tercio pese a repuntar los contagios en la provincia de Alicante

El coronavirus se cobró la vida de 67 personas en la provincia a lo largo del mes pasado frente a las 193 notificadas en marzo - La propagación de casos sigue destacada en Alicante, Elche y la Marina Baixa frente a la estabilización en Alcoy

Actividad en el «vacunódromo» instalado en Ciudad de la Luz, en Alicante. | HÉCTOR FUENTES

Actividad en el «vacunódromo» instalado en Ciudad de la Luz, en Alicante. | HÉCTOR FUENTES

La mortalidad por coronavirus en la provincia se redujo a poco más de un tercio en abril, pese al repunte que experimentó la tasa de contagio. Según los datos que ha ido facilitando la Conselleria de Sanidad, a lo largo del mes de marzo se notificaron 193 decesos en las comarcas alicantinas, mientras que en las cuatro semanas siguientes la cifra cayó a 67. El dato es en sí mismo muy negativo por lo que implica de pérdida de vidas humanas y los dramas existentes tras de sí, pero la evolución tan a la baja permite afrontar la coyuntura actual con algo más de optimismo y la esperanza de que esta tendencia siga.

Resulta obvio achacar en buena medida esta drástica bajada del número de fallecimientos al avance de la vacunación, y a que eso ha hecho más fuerte frente al virus a personas especialmente vulnerables como son los mayores de 65 años. Hay que recordar, en este sentido, que las franjas de población de mayor edad conformaban el grueso del incremento de muertes a lo largo de la pandemia en relación a 2019 y los primeros meses de 2020, como ha publicado este periódico. Y también, que por lo general los fallecimientos se producen varias semanas después de que el paciente haya contraído la enfermedad. Es decir, es probable que bastantes de las personas que han muerto enfermaran antes de tener opción de vacunarse.

Resulta significativo, además, que esta caída de la mortalidad se produzca en un contexto de repunte, aunque leve, de la incidencia. El 1 de abril, según los datos que Sanidad ofrece desglosados por departamentos de salud y municipios, la tasa de contagio en la provincia de Alicante era de apenas 22 casos por 100.000 habitantes, mientras que el 3 de mayo había subido a 33. Los decesos se suelen notificar con posterioridad a haberse producido -aún se están confirmando muertes acaecidas en enero-, sería plausible que el incremento del citado indicador no tuviera reflejo en los datos de mortalidad, pero ante un descenso de tal calibre es obvio que el repunte de casos no ha frenado la bajada de la letalidad del virus.

Los mencionados casos por departamentos y municipios, que se actualizan cada martes y viernes, presentan un pequeño desfase con los que se ofrecen diariamente de manera genérica sobre la Comunidad y sus tres provincias. En esta base se contabilizaron 189 muertes en marzo y 77 entre el 1 de abril y el 3 de mayo. Las áreas con una mayor mortalidad en el último mes han sido las de Sant Joan d’Alacant y La Vila Joiosa, mientras que en marzo resultaron más castigadas Elda y el Hospital General de Alicante.

Los mayores datos de mortalidad se corresponden con los incrementos más altos de la incidencia, esto es, con las mayores subidas de la cifra de casos activos, que se han dado justamente en las áreas de Sant Joan y La Vila. No obstante, el aumento más destacado de contagios en términos absolutos se ha registrado en el departamento del Hospital General de Alicante, seguido, eso sí, de La Vila y del General de Elche, aunque en este último la mortalidad ha sido menor. Por el contrario, llama la atención la gran estabilidad del área de Alcoy en estas semanas, con solo 34 nuevos casos en un mes. Esta zona presenta la incidencia más baja de la provincia junto con Elche-Crevillent.

Los contagios suben a 45 y rompen la buena tónica de los domingos

Los positivos por covid en la provincia se incrementaron ayer hasta los 45, según la actualización de la Conselleria de Sanidad. Así, el acumulado de contagios desde marzo del año pasado en la demarcación alicantina se sitúa en 146.774. Esta subida fractura la línea habitual de los domingos, cuando los nuevos casos positivos suelen ser la cifra más baja de la semana que, a su cierre, ayer, sumaba un total de 256 nuevos contagios en la provincia de Alicante.

Por otro lado, la incidencia del virus registró un ligero descenso. Según los datos que facilitó el pasado viernes la conselleria, la tasa de contagio en la provincia está en 31,69 casos por 100.000 habitantes, 1,14 puntos menos que a comienzos de semana.

Compartir el artículo

stats