Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación mantiene la ratio covid en las aulas y exime de la cuarentena al alumnado vacunado

Marzà señala que el aumento del profesorado permite reducir el número de estudiantes por clase - Este curso se duplica la formación docente en tecnologías para incrementar la digitalización educativa

Remodelación de espacios en un instituto de la provincia. | HÉCTOR FUENTES

Remodelación de espacios en un instituto de la provincia. | HÉCTOR FUENTES

Los alumnos vacunados mayores de 12 años no tendrán que hacer cuarentena este curso en caso de que hay algún contagio en su instituto del que lleguen a ser contacto estrecho. La cuestión, que hasta el lunes no había obtenido respuesta por parte de las autoridades educativas, se ha aclarado tanto por parte del conseller, Vicent Marzá, como por el secretario autonómico y número dos de Educación, Miguel Soler, en el transcurso de la presentación de las claves que marcarán el nuevo curso escolar que arranca este miércoles, día 8 para todos los niveles educativos no universitarios.

Aunque sigue habiendo incógnitas por resolver hasta que no se produzca esta semana la reunión entre autonomías y ministerios de Sanidad y de Educación sobre los protocolos covid específicos para este curso, los responsables de la Comunidad adelantan que «no hará falta guardar cuarentena» para los contactos estrechos de un caso positivo, siempre que estén vacunados. Falta la ratificación formal de Sanidad pero se supone que se aprobará esta semana», concretan.

Marzà y Soler declinaron arrojar más luz sobre otros casos posibles, como la situación de aislamiento entre los escolares de los colegios que, al no estar vacunados y haberse generalizado las aulas de convivencia estable o burbujas en todos los cursos, podrían provocar a su vez la generalización de confinamientos por aula a consecuencia de la pandemia.

«Todo está contemplado en la guía pero trabajamos con Sanidad, no depende de nosotros. Son temas más exclusivos de las autoridades sanitarias a las que obedecemos», concreta Soler.

Por su parte el conseller Marzà hace hincapié en que aunque se favorece que en el patio puedan mezclarse alumnos de distintas aulas del mismo nivel educativo, se debe hacer «siempre con mascarilla y mucha prudencia».

El titular de Educación sopesa que la pandemia sigue estado ahí, que el que empieza este miércoles no es un curso prepandemia todavía, y que sigue siendo necesario el cumplimiento de las normas contra el covid.

De forma muy positiva destaca por otra parte la apuesta por la mejora de la calidad educativa, entre otras medidas con la progresiva bajada de ratio.

«La ratio baja este curso de forma estructural», asegura Marzà frente a las críticas lanzadas por los representantes del profesorado. «Aumenta el profesorado y seguimos bajando la ratio respecto al curso anterior. Es una apuesta potente de este gobierno. Hay de media un alumno menos por aula» concreta.

Los datos oficiales apuntan a una ratio de 20,7 alumnos por profesor, «un punto menos que el curso pasado. El profesorado ha aumentado un 2,4% y hay un 0,35% menos de alumnos», puntualiza.

La provincia de Alicante es la única de la Comunidad con un saldo global positivo en número de alumnos frente al curso anterior. Suma 147 alumnos pero en concreto es en Formación Profesional donde se produce el mayor tirón de matrículas con 2.500 alumnos más, número similar a los que se pierden a consecuencia de la natalidad en Infantil y Primaria. Secundaria también suma un millar de alumnos en la provincia respecto al curso pasado y Bachillerato alrededor de 200 más.

En cuanto al profesorado son 1.752 más para la provincia, que ascienden a un total de 28.149 docentes. El aumento se destina principalmente a los institutos, en los que se recomienda la cododencia por aula, lo que Soler equipara a contar con dos profesores para treinta alumnos.

En el caso de los colegios el secretario autonómico abunda que tienen autonomía para que el tutor también refuerce al grupo de alumnos o asignatura que se determine por cada centro de forma autónoma.

Más digitales

Los responsables educativos también destacan su apuesta por una mayor digitalización de la enseñanza. Soler subraya que la formación para profesorado en nuevas tecnologías aumenta este curso hasta con el propósito, destaca, de seguir el tirón en comunicaciones TIC a que ha obligado que ha obligado la pandemia. «Se ha comenzado a la fuerza por el contexto de la pandemia, pero cada vez es más potente el proceso de digitalización educativa y vamos a acelerar las TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) como un elemento habitual en todos los niveles, tanto en metodología como en programación, instalaciones y nuevas plataformas digitales», recalca el secretario autonómico.

La oferta en FP ha aumentado a su vez a última hora especialmente en los ciclos sanitarios, de informática y sobre la atención personalizada. «Es una apuesta por la sociedad, con gente más formada y más posibilidades de trabajo, para contribuir al cambio de modelo productivo», enfatiza el conseller.

Empleo

El secretario autonómico añade por su parte que en los próximos meses empezará a verse el resultado de los consejos territoriales de FP creados entre ayuntamientos, empresas, sindicatos e institutos, donde se analizan las necesidades tanto de formación como laborales y de crecimiento futuro de cada territorio, para lo se van a destinar fondos europeos. «No se trata solo de aumentar la oferta sino de ajustarla donde haya menos demanda para aumentar la capacidad de inserción laboral», remarca.

Otros datos aportados sobre el nuevo curso apuntan al aumento en un 5% de los alumnos becados para ir al comedor y que hasta el 88% de toda la provincia tienen los libros gratis, además de que la provincia reúne el grueso de centros con obras de mejora, 64 frente a 56 Valencia y 16 Castellón.

Compartir el artículo

stats