¿Has visto cumplido tu sueño al ser Bellea del Foc?

Para cualquier mujer alicantina y amante de les Fogueres, ser elegida como la máxima representante de la Fiesta es cumplir un sueño. Pero esto no quiere decir que una vez que termine el reinado deje aparcado todo lo demás, volveré a ser un foguerer de a pie y aplicaré todos esos conocimientos aprendidos para que el mundo de les Fogueres sea cada vez mejor.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando oíste tu nombre aquel 20 de junio de 2021?

Si pensé en algo o alguien no me acuerdo, mi cuerpo salía por inercia al escenario y mi cabeza se quedaba en blanco. Tienes que vivirlo para poder sentirlo, pero fue muy emocionante.

¿Cómo reaccionó tu entorno con la noticia?

Una vez en el patio de caballos pude sentir la felicidad y la emoción de mi familia y mi hoguera. Lloraban de alegría y es con eso con lo que me quedo, con que el sueño es compartido con todos ellos. Estoy orgullosa de llevar el nombre de San Blas y espero que ellos sientan esa cercanía durante todo el reinado, porque tanto mi comisión, como mi familia, son los que más apostaron por mí y los que más cerca estuvieron con sus apoyos.

¿Cuál es el acto de la Fiesta que más te hace disfrutar?

Uno de mis favoritos siempre va a ser el día de la plantà. Después de todo un año de trabajo, ver cómo se planta el monumento en tu distrito es una satisfacción enorme. Es un momento que reúne a niños y mayores, donde se respira felicidad y unión. Todo el mundo quiere participar en dejar bien decorada su hoguera, es el comienzo de los días grandes y todo el mundo le pone mucho empeño y cariño.

¿Y el que más te emociona?

El más emotivo, sin duda, la ofrenda a nuestra Patrona. Alicante entera se viste de gala durante dos días para rendir homenaje a la Virgen del Remedio. Una tradición que lleva muchísimos años celebrándose y que a los alicantinos nos emociona año tras año cuando llegamos a la puerta de San Nicolás.

La Bellea del Foc se siente orgullosa de llevar siempre con ella el nombre de su comisión, San Blas. HECTOR FUENTES

Después de tantos meses desde la Elección, ¿qué significan para ti tus Damas de Honor?

Considero que he tenido muchísima suerte con ellas. No son únicamente mis Damas de Honor, en muy poquito tiempo han conseguido conquistarme el corazón, son mi mayor apoyo aquí dentro, las que más entienden mi situación, las que más alegrías me dan y las que me demuestran a diario que un equipo unido es, siempre, mucho mejor.

Son auténticas mujeres de la Fiesta, con personalidades muy diferentes, pero pensamientos muy iguales, y eso hace que rememos siempre en una misma dirección. Confío mucho en sus criterios y por eso las hago partícipes de todo lo que puedo.

El cargo no es un camino de rosas, aunque pueda parecerlo, y tener a tu lado a mujeres que te den vitalidad y energía en todo momento, facilita mucho las cosas. Agradecida y afortunada es poco.

¿Podrías definirnos a cada una con una palabra?

Cualidades tienen muchísimas y muchas coinciden en muchos aspectos, no podría definirlas solo con una palabra, pero esta vez intentaré hacerlo con lo que más me aporta a mi cada una. Gema es carisma; Sílvia, lealtad; Bea, generosidad; Lourdes, optimismo; Lídia, coherencia; y María es bondad.

¿Cómo es tu relación con la pequeña Valeria, Bellea del Foc Infantil? ¿Podrías contarnos alguna anécdota que hayáis vivido juntas?

Valeria es una niña increíble, tiene una fuerza enorme y cada día me sorprende con algo nuevo que me hace estar más unida a ella. Intento protegerla y que siempre se lo pase bien allá donde vayamos, no deja de ser una niña y esta experiencia tiene que ser positiva y agradable para ella. Nunca falta un súper abrazo cuando nos vemos y cuando nos despedimos, al igual que una foto selfie cuando podemos. Tanto ella como sus damas son parte esencial, nos hacen despertar nuestro ser más infantil y pasamos momentos muy divertidos todas juntas.

Anécdotas tenemos muchas, pero recuerdo con especial cariño el día que sentimos por primera vez una mascletà después de tanto tiempo. Fue en las Fallas de Valencia en septiembre de 2021, sin soltarnos la mano en ningún momento, disfrutamos muchísimo de poder estar y vivirlo juntas. Me acuerdo que Valeria se bajó la mascarilla para oler la nube de pólvora y me dijo: «cómo echaba de menos esto olor, deberían hacer un perfume con olor a pólvora». Su sentimiento por la Fiesta la hace única y una grandísima Bellesa del Foc Infantil.

La Bellea considera a sus Damas como el mayor apoyo y las que mejor entienden su situación. ALEX DOMINGUEZ

Con el cambio en el calendario de actos a causa de la pandemia, ¿cómo has vivido este año tan peculiar en el que llevas siendo Bellea del Foc desde junio de 2021?

Ha sido una situación complicada para todo el sector, pero por la parte que me toca, estoy agradecida de poder alargar mi reinado y poder vivir dos veces muchos eventos. Es cierto que en muchas ocasiones no hemos podido festejar como nos hubiese gustado, pero hay que verle siempre el lado bueno a las cosas y disfrutar con lo que tengamos.

Considero que soy muy afortunada porque llegamos a Hogueras con un bagaje y un aprendizaje muy bueno para afrontar los días grandes. Estamos asentadas en el cargo, hemos tenido la oportunidad de convivir con mucha gente de la Fiesta y conocernos aún más entre nosotras y con la Federación. Por ello, creo que vamos a disfrutar muchísimo de los días grandes.

¿Cómo esperas que sean las Hogueras 2022, tras dos años de parón a causa del covid-19? ¿Qué espíritu se respira tanto en la calle como entre los miembros de la Fiesta?

No espero que sean las mejores de la historia, si no que confío en que así lo serán. Tenemos muchísimas ganas de ambiente festivo, de salir a las calles y ver nuestros monumentos, de reencontrarnos con amigos y familia, de ser felices y celebrar que lo hemos superado, que todo vuelve a la normalidad.

Es una necesidad, tanto para la gente que vive de ella como para los que la disfrutamos intensamente.

Como graduada en Turismo, ¿qué ideas aportarías para que nuestra fiesta fuera aún más conocida en España y atrajera más turistas?

Somos una fiesta abierta al mundo entero, que no le pone barreras a todo aquel que venga de fuera; y si a eso le sumamos una preciosa ciudad, un buen clima, una buena gastronomía, una grandísima oferta de ocio y consumo y el buen rollo que tenemos los alicantinos, tenemos la combinación perfecta para que la experiencia sea 100% disfrutable.

Todo el que viene repite y eso no es una casualidad. Creo que se está trabajando mucho en promocionar dentro del territorio español cuál es nuestra identidad y qué es lo que hacemos. Cada vez hay más gente que nos identifica y conoce nuestras costumbres. Solo hay que seguir por ese camino y lograremos ser cada vez más grandes.

¿Qué planes tienes para cuando acabe tu año de máxima representante de la Fiesta?

Me quedan todavía unos meses de disfrute, me dará mucha pena tener que irme, pero el ciclo sigue y nuevas chicas que tienen que entrar y vivir la experiencia. Yo, por supuesto, no me voy a desvincular de la Fiesta, seré una guía para las nuevas elegidas si lo necesitan, volveré a mi comisión y seguiré aportando mi granito de arena. Además, estaré encantada de participar y ser de ayuda para cualquier otra comisión que me lo pida.

El mundo de les Fogueres me está regalando gente maravillosa y una vez que termine les seguiré estando agradecida por el trato recibido. El mayor regalo de ser Bellesa del Foc son las personas que se quedan contigo en el tiempo y te hacen de esta aventura la más hermosa.