Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Máximo número de camas abiertas en los hospitales para hacer frente a la ola veraniega del covid

El elevado número de ingresos y las bajas entre el personal sanitario obligan a los hospitales a mantener abiertas plantas que se iban a cerrar - La conselleria ofrece a los trabajadores incentivos para que cambien sus vacaciones fuera del periodo estival

Los hospitales de la provincia tienen previsto cerrar algo más de 203 camas este verani ALEX DOMINGUEZ

Vacaciones y la séptima ola de coronavirus con un elevado número de ingresos y de trabajadores enfermos. El arranque de la temporada alta de verano se ha convertido en una tormenta perfecta para los hospitales, que se han visto obligados a cambiar el paso y disponer del mayor número posible de camas para poder ingresar al elevado número de pacientes con covid que está generando esta nueva embestida del coronavirus. Para ello, se permitirá a los médicos y enfermeros cogerse vacaciones de julio fuera de los meses de verano a cambio de incentivos en forma de días y también se ofrece al personal que lo desea que haga horas extras remuneradas.

Cuatro centros sanitarios de la provincia había previsto cerrar más de 200 camas desde este mes de julio y utilizar al personal de esas plantas para suplir a los compañeros que se marchan de vacaciones. Sin embargo, el inesperado visitante de este verano, el covid, ha obligado a cambiar de planes a al menos dos hospitales.

En el Hospital General de Alicante Doctor Balmis eran 117 las camas que iban a quedar bloqueadas desde este viernes en cuatro plantas de hospitalización y en Reanimación. Sin embargo, según explican fuentes sindicales del centro, estos planes se han atrasado quince días ya que el hospital está totalmente lleno de pacientes y con 80 enfermos de covid que ocupan parte de cinco plantas de hospitalización. También hay un buen número de trabajadores de baja a causa del virus, lo que está complicando mucho la asistencia.

Los centros de salud de la ciudad de Alicante cerrarán por las tardes JOSE NAVARRO

La situación en el centro es tan compleja que a mitad de semana los mandos intermedios del centro mandaron mensajes a sus trabajadores que se marchaban de vacaciones en julio pidiendo de manera voluntaria cambiar el mes, la primera quincena e incluso la primera semana fuera del mes vacacional. “Actualmente tenemos unidades sin personal para iniciar el mes de julio. Espero entendáis la severidad de la situación y el por qué nos hemos planteado proponeros está colaboración”, señalaba uno de estos mensajes.

En el Hospital de Sant Joan se iban a cerrar 36 camas de una planta para, de paso, aprovechar y hacer obras, pero este viernes permanecía abierta sin que desde los sindicatos tuvieran noticias de cuándo se iba a cerrar. Un total de 46 enfermos de covid ocupan planta y media de este hospital, que en los meses de verano ve multiplicada su población.

Además de los hospitales General de Alicante y de Sant Joan, el Hospital General de Elche prevé cerrar 15 camas en el área de maternidad y Elda 45 en diferentes servicios, según información facilitada por el sindicato CC OO.

En la provincia de Alicante hay ingresadas 347 personas a causa del coronavirus y la incidencia de la enfermedad entre los mayores de 60 años está aumentando de manera exponencial. En la actualización de cifras de este viernes, el Ministerio de Sanidad situaba la incidencia acumulada en 715 casos por cada 100.000 habitantes, más de 200 puntos que el viernes anterior. Por mucho que el virus haya perdido gravedad, hay un hecho que no deja de ser cierto, a más personas infectadas, más ingresos hospitalarios, por lo que es de prever que las hospitalizaciones continúen aumentando en los próximos días.

El dinero que ha previsto la Conselleria de Sanidad para contratar sustitutos este verano sólo permite cubrir al 30% del personal que se marcha de vacaciones. De los 7.357 profesionales que se van a contratar en toda la Comunidad Valenciana, un 11,55% corresponden a personal facultativo, un 34,98% a enfermeras, el 23,34% son contrataciones a técnicos de cuidados y auxiliares de enfermería, el 5,26% técnicos especialistas, el 12,53% celadores, 1,21% matronas, 0,91% fisioterapeutas y un 10,23% personal no sanitario.

En servicios como Atención Primaria es donde más se va a notar esta carencia de profesionales. En departamentos como los del Hospital de San Joan o el General de Alicante Doctor Balmis se optará por cerrar por las tardes los centros de salud para concentrar a todos los trabajadores en horario de mañana. Quien necesite ser visto por un médico en horario de tarde deberá acudir a los servicios de Urgencias extrahospitalarias.

Las Urgencias son uno de los servicios más castigados en verano TONY SEVILLA

En otros departamentos como el del hospital comarcal de Elda no hay sustitutos para mantener abiertas todas las consultas externas, de manera que el centro de salud integrado de Villena cerrará un mes, entre el 8 de agosto y el 8 de septiembre, y las consultas de los especialistas se repartirán entre el hospital de Elda y el centro de especialidades Padre Manjón.

En departamentos limítrofes y con falta habitual de profesionales cruzan los dedos de cara a verano. En Torrevieja, el punto más débil son las urgencias. “Debería haber 30 médicos y son 21 en unos meses en los que se multiplica la población, sobre todo este año en el que la gente tiene muchas ganas de viajar”, advierte Pablo Alonso, delegado del Sindicato Médico en el departamento. Alonso advierte del embudo que se puede producir en este servicio, “lo que acarreará horas de espera para que los pacientes puedan ser vistos por el médico”.

En Alcoy, donde son muy habituales los problemas de plantilla, la situación en Urgencias ha mejorado con el reciente aumento estructural de plantilla, lo que evitará que pacientes se tengan que desplazar a otros hospitales como llegó a ocurrir este invierno. Sin embargo, este hospital sí que tendrá que cerrar quirófanos ante la falta de anestesistas, según explica Alberto Acosta, delegado del Sindicato Médico.

En el Hospital de la Marina Baixa preocupa la falta de camas que en general sufre este centro y que se ve agudizada en verano con toda la población que llega para veranear en la zona. Esta falta de camas, según advierte Antonio Ripoll, delegado del Sindicato Médico, “la sufrirán los pacientes de Urgencias, que tendrán que esperar horas para subir a planta como ha ocurrido semanas atrás”. Debido a que el hospital está en pleno proceso de ampliación, este verano no está previsto que cierre ninguna planta.

Compartir el artículo

stats