Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Andrés García Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante

Andrés García, Colegio de Farmacéuticos: “Necesitamos más comunicación con Atención Primaria”

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos destaca el papel que pueden jugar estos profesionales ante la escasez de médicos a la hora de facilitarles el trabajo de supervisión y revisión de los medicamentos

Andrés García, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Alicante Alex Domínguez

La provincia de Alicante cuenta con 808 oficinas de farmacia y 2.700 farmacéuticos, unos profesionales sanitarios muy cercanos a la ciudadanía que durante lo peor del covid se convirtieron en fedatarios de los casos positivos al servicio de la Conselleria de Sanidad.

¿Todos los farmacéuticos están colegiados?

Cualquiera que esté ejerciendo con su título tiene la obligación de estar colegiado, aunque no solo son las oficinas de farmacia, que es lo más visual y lo que todos conocemos. Esto solo es una sección. Tenemos también en las farmacias de los hospitales; en Salud Pública una parte de la inspección y el control está en manos de los farmacéuticos; en toda la cadena de medicamentos, en distribución y supervisión. Dentro del hospital está también la parte de análisis correspondientes a farmacéuticos. Hay farmacia en prisiones, farmacia militar...

¿Cuáles son los principales retos de la profesión?

Tras lo que hemos vivido con la pandemia, todos somos conscientes que hacía falta una integración mayor dentro del sistema de Atención Primaria. Lo teníamos claro antes pero ahora más. Necesitamos comunicarnos de una forma mucho más eficiente y mucho más ágil con el sistema sanitario, es decir, con los profesionales que están en Atención Primaria porque al final la farmacia aporta una accesibilidad que no aporta ningún otro segmento de la Sanidad. En contraposición a eso estamos más deslocalizados de los centros de salud y por lo tanto de tener una información directa y una relación directa con los propios centros. Hoy en día con los medios digitales y la información que existe, hay suficiente capacidad para resolver este tema que llevamos tiempo reivindicando y que ahora todas las partes quieren, o todos hemos visto esta necesidad.

García, en la sede colegial Alex Domínguez

¿Cómo valoraría el papel de los profesionales durante el covid?

Fuimos los únicos que no cerramos. A nadie le faltó la medicación. Ahí, teniendo en cuenta todos los problemas que había con las prescripciones, el acceso al médico, a los sistemas...al final el farmacéutico era la primera barrera. En patología leve casi siempre somos la primera puerta de acceso pero en ese momento había una necesidad muy grande de poder hablar con alguien porque no tenemos que olvidarnos que nosotros en el cara a cara y los medios informativos en el masivo éramos las únicas fuentes de información más o menos fiables que había en esos momentos. Todos los días cambiaba y si te ponías a mirar información no contrastada aquello podía ser un ataque de pánico. Creo que hicimos una labor social importantísima con las personas mayores, de riesgo, que quizá no tenían que haber salido de casa, pero se encontraban tan solos que venían a la farmacia a sacar cualquier receta con el fin de hablar un rato.

"En patología leve casi siempre somos la primera puerta de acceso pero en la pandemia había una necesidad muy grande de los ciudadanos de poder hablar con alguien"

decoration

Respecto al desabastecimiento de medicinas, ¿hay preocupación?

Cuando hay un problema de suministro, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se encargan de traerlo por medicación extranjera si el médico no ha podido solventar esa falta. Este tipo de problemas genera inconvenientes porque hay que ir al médico, y empezar un trámite para solicitar esa nueva medicación, pero en principio problemas de salud graves no estamos teniendo. Independientemente de que ese listado de medicamentos que faltan crece y se alarga en el tiempo, que es lo que nos puede llevar a algo que sea más complicado de manejar.

"El listado de medicamentos que faltan crece y se alarga en el tiempo, que es lo que nos puede llevar a algo que sea más complicado de manejar"

decoration

¿Corren peligro las farmacias rurales?

Una cosa son farmacias rurales y otra las farmacias de viabilidad económica comprometida. Una es la derivada de la otra. La farmacia rural presta unos servicios que nadie va a poner en duda. Son farmacias únicas, en muchísimos casos es el único punto sanitario que hay. A lo mejor no hay centro de salud, el médico se desplaza una vez cada semana o cada diez días, y es un punto clave. Ahora, cuando un municipio desciende mucho de población al final la farmacia tiene que poder subsistir. Si la población baja mucho y tiene muy pocos pacientes, al final repercute y tiene problemas de subsistencia. Ahí aparece la viabilidad económica. ¿A quién hay que ayudar? A las que requieren una ayuda. La farmacia rural, si está bien comunicada y tiene un volumen importante de pacientes, no tiene un problema de subsistencia. Tendrá otros problemas, como que tenemos que facilitarle el acceso a ciertas cosas, o que llegue la red de receta electrónica.

¿Cómo se canaliza esa ayuda?

Las farmacias pequeñas requieren una ayuda. Se traslada de las farmacias que tienen mayores ingresos una retención para el sistema, unas compensaciones de subsistencia que retorna a esas farmacias. No es lo mismo la farmacia rural de Alicante, que de València o de León, tienen sus peculiaridades, para eso se han creado otros organismos, como son las propias diputaciones, que se dedican a eso, a lo más específico de cada uno de esos lugares. Llevamos desde el Colegio mucho tiempo trabajando en un convenio de colaboración con la Diputación Provincial para intentar salvar eso que le ocurre a estas farmacias pero siempre pensando en que tienen que prestar un servicio adicional mejorado a los ciudadanos que habitan en esos municipios y no el ayudar por ayudar.

"Las farmacias pequeñas requieren una ayuda. Se traslada de las farmacias que tienen mayores ingresos una retención para el sistema, unas compensaciones de subsistencia que retorna a esas farmacias"

decoration

¿Existe tranquilidad en la profesión respecto a futuras olas de covid?

Aún siendo científicos vivimos dentro de la sociedad. También nos vemos afectados por las mismas corrientes que hay. A fecha de hoy nada dice que la siguiente ola vaya a ser grave. Llevamos en el cuerpo unas cuantas vacunas que, aunque haya quien diga que no hacen nada, las consecuencias están claras. Los virus se van adaptando y las personas vacunadas resisten mejor todo esto. Cuando tienes información los miedos se manejan. El problema es cuando no tenías evidencias.

Los enfermos crónicos ya no tendrán que ir a los hospitales a recoger sus medicamentos y lo podrán hacer en farmacias ¿A qué otras formas de colaboración con el sistema sanitario se aspira?

En Salud Pública podemos ofrecer muchísimas cosas. Si pensamos en la accesibilidad que tenemos en este momento sanitario y con la confianza que supone para cualquier ciudadano lo que es una farmacia, todo lo que sean cribados, detecciones, igual que se hizo con el covid lo tenemos mucho más cercano. Nuestra capacidad de transmisión de mensajes, por la cantidad de personas que entran cada día a las farmacias de la provincia, es enorme en cualquier campaña de gripe, de covid, de cribado de cáncer de cérvix, de colon...es un gran soporte que aporta la farmacia sin tener que llegar ni a hacer resultados ni a recogerlos.

Se ofrecen continuamente...

En el futuro se nos viene encima una escasez importante de profesionales sanitarios, de prescriptores. Habrá que facilitarles una parte importante de ese trabajo de supervisión o de revisión de cierta medicación. Hay muchas cosas en las que podemos colaborar pero si no nos integramos más y nuestros canales de comunicación no se agilizan y se dotan no podremos ofrecer esos servicios. La clave de trabajar en equipo es la comunicación, que sea continua, fiable y segura. Hablamos de datos de salud.

El representante de los farmacéuticos de la provincia Alex Domínguez

¿Tener incluso acceso al historial del paciente?

Hemos ofrecido muchas veces simplemente integrar en el sistema las recetas con las prescripciones que hemos dispensado de medicina privada, de forma que cuando alguien va a su médico del sistema sanitario pueda ver que otro facultativo le ha estado prescribiendo otras cosas. Hay que plantearse de quién es el historial. Si ese paso no lo damos y sigue siendo del sistema no se puede avanzar en el análisis de información. Si se traslada conceptualmente que es del paciente, todos los profesionales podrán integrar en ese historial muchísima información. Otra cosa distinta es después quién accede, quién lo va a leer, eso es lo que hay que regular.

¿En qué sentido?

Los farmacéuticos podrán ver su parcela en lo que corresponde a la medicación, Enfermería tendrá que acceder a la que le corresponda y el médico podrá acceder a todo que para eso es el profesional que lidera toda esta cadena. Hasta que no tengamos claro de quién es el historial se nos queda flojo, y más teniendo en cuenta la cantidad de datos biomédicos que vamos a integrar ahí. Ahora mismo no podemos consultar los historiales clínicos de los pacientes. Ni si quiera tenemos un historial farmacoterapéutico que podamos consultar. Eso nos limita bastante a la hora de poder asesorar o ayudar a algunos pacientes.

"Hasta que no tengamos claro de quién es el historial se nos queda flojo, y más teniendo en cuenta la cantidad de datos biomédicos que vamos a integrar ahí. Ahora mismo no podemos consultar los historiales clínicos de los pacientes"

decoration

¿Cómo se puede controlar la venta de medicamentos por internet?

Cuando compras un medicamento por internet lo mejor que te puede pasar es que no lleve nada. La Administración pensó en que las oficinas de farmacia sean las únicas capacitadas para dispensar esos medicamentos y limitar el resto por motivos de seguridad ciudadana. ¿Es posible a fecha de hoy mantener esa seguridad y controlarlo? Está siendo difícil aunque en España tenemos suerte de que la cadena es muy segura. Gran parte de la distribución corresponde a la propia cadena de farmacias. Falsificaciones no hay, no es como países con un modelo más abierto donde se han montado cadenas y que han declarado públicamente que tienen un 25% de medicamentos falsos.

Compartir el artículo

stats