Aprueban la Renta Valenciana de Inclusión a Amor García, la mujer que vive en la calle sin ayudas

La afectada confirma que la Seguridad Social, la Conselleria de Políticas Inclusivas y el Ayuntamiento de Alicante han agilizado los trámites para resolver su situación

La carta desesperada de Amor

Rafa Arjones

La situación de Amor García, la alicantina que vive en la calle desde hace doce años y que busca ayuda para salir de esa situación, ha evolucionado positivamente en los últimos días. El lunes, los voluntarios de Cruz Roja la acompañaron a la Concejalía de Acción Social, en la antigua Casa de Socorro, para resolver sus trámites pendientes con la administración, tras lo que le concedieron la renta, asegura.

Desde la Conselleria de Políticas Inclusivas han confirmado que la mujer tiene solicitada la renta de garantías, una modalidad de la Renta Valenciana de Inclusión, pero que esta se tramita a través de los ayuntamientos y estaban a falta de la propuesta de los servicios sociales del Ayuntamiento de Alicante para poder concedérsela. Este miércoles, tanto Amor como fuentes de la Subdelegación del Gobierno han confirmado que ya le han concedido la Renta Valenciana de Inclusión.

También esta semana, la mujer ha explicado que ha recibido la llamada de Emilio Martínez, el director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Alicante, quien se ha interesado por su situación para poder ofrecerle ayuda.

Doce años en la calle

Amor lleva doce años en la calle, tres de ellos en la actual ubicación de su tienda de campaña. Todos ellos sin ninguna ayuda ni alternativa para salir de esta situación, pese a tener toda la documentación en regla. Su única compañía es la de su perro, que hace de protector, junto al martillo junto al que duerme cada noche. Esta semana, explicaba que no quería nada gratis, sino una ayuda mínima para poder regularizar su situación y pagar sus facturas "como todo el mundo".

García denunciaba que hace tres años solicitó el Ingreso Mínimo Vital, el cual le fue denegado por ser "una persona sin hogar"; y, posteriormente, la Renta Valenciana de Inclusión, de la esta semana ha recibido respuesta. "Lo único que deseo para poder salir de aquí y poder comer es la Renta Valenciana, es una situación muy crítica", ha asegurado la afectada.

Además, desde la Concejalía de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante han confirmado esta semana que su caso está siendo llevado por los asistentes sociales municipales y que la mujer ha recibido una prestación económica y se le está haciendo un seguimiento. Además, desde Acción Social han añadido que su caso, al igual que el de cualquier otra persona, se estudia de manera individualizada para conocer con qué tipo de asistencia se le puede ayudar.

Amor García, en su tienda de campaña instalada junto al IES Da Vinci.

Amor García, en su tienda de campaña instalada junto al IES Da Vinci. / Rafa Arjones

A finales de la pasada semana, Amor escribió una carta por "desesperación" a este medio al no ver "salida por ningún lado". "Yo quiero vivir dignamente, como una persona. Hay gente que está mal por ahí, incluso peor que yo. ¿Crees que van a hacerme caso a mí? Y gracias a la carta, porque me siento sola y no sabía a quién le podía escribir para que me ayudara".

Desde Cruz Roja han confirmado que este lunes han acompañado a la mujer hasta los servicios sociales municipales para completar sus trámites pendientes y han añadido que han asistido a Amor con regularidad en ayuda de emergencia, con alimentos, equipos de higiene y ropa de abrigo; y que también se le ha brindado seguimiento social y sanitario. Este miércoles, Amor ha explicado que espera que su situación se resuelva tras los contactos que ha recibido.