Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reparto de comida a domicilio crece en Benidorm: más pedidos fin de semana y a mediodía

El servicio que ofrecen parte de los negocios de la ciudad se multiplica por tres este verano respecto al anterior | La asociación Abreca prepara un servicio propio para no depender de las grandes plataformas

Repartidores recogen un pedido en un negocio de Benidorm. Pilar Cortés

Llega la hora de comer y el calor aprieta. Tras una mañana de playa, llegar a casa y ponerse a cocinar en plenas vacaciones es algo que no está en los planes de muchos que buscan salir de las rutinas que ya tienen cada día. Así que coger el móvil y buscar en una "app" la comida que más apetece y que la lleven a casa empieza a ser una opción muy demandada; cada vez más. Un gesto que se repite también por la noche o incluso a media tarde, sobre todo los fines de semana. El reparto de comida a domicilio crece en Benidorm este verano. Los negocios hosteleros que lo ofrecen han multiplicado por tres las peticiones respecto al verano anterior y el sector afirma que cada vez va a más.

"La gente cada vez cocina menos, sobre todo en vacaciones". Esta es una de las frases más repetidas. Y buen ejemplo de ello es que no solo los restaurantes, bares o cafeterías se han sumado a la comida para llevar, incluso, grandes cadenas de supermercados. Pero aún hay un paso más allá: que la lleven al domicilio. Los hosteleros han visto como en los dos últimos años las costumbres de los consumidores han cambiado y cómo, con la pandemia, había que adaptarse a los nuevos tiempos. Ahora, no solo las cadenas de comida rápida llevan sus productos a los hogares, sino que también cualquier negocio hostelero, el de barrio o un restaurante, se suma a la lista.

Cada vez además es más habitual ver a repartidores cargados con sus grandes mochilas por Benidorm. Hacerlo en bicicleta o patinete es lo más habitual estos días a pesar del calor, pero algunos también lo hacen en motocicletas, tanto si son de una de las grandes plataformas o propios de algún negocio. "Este año nos ha sorprendido cómo ha crecido el servicio de 'delibery'", indicó a este diario Álex Fratini, de la Asociación de Restaurantes, Bares, Cafeterías y Ocio Nocturno de Benidorm. "Y además bastante", añadió. Así, la entidad asegura que los locales que ofrecen este servicio están realizando tres veces más repartos que hace solo un año. Entre sus asociados, cerca de medio centenar de locales lleva la comida a las viviendas, normalmente a través de una de las grandes plataformas conocida, a los que se suman otros que tiene sus propios repartidores.

Un repartidor en Benidorm en una imagen de archivo. David Revenga

Este tipo de servicio que va más allá del "take away" o la comida para llevar que se recoge en el propio establecimiento creció con la pandemia. Con los locales hosteleros cerrados durante semanas durante el estado de alarma y los usuarios en sus casas, los negocios vieron una oportunidad de no "quedarse a cero" durante la crisis sanitaria. Muchos pusieron sus cocinas a trabajar y llevaban la comida a las viviendas o a aquellos que sí continuaban su actividad en negocios esenciales como la construcción. En sus propios vehículos hacían decenas de repartos al día. Los clientes se han acostumbrado a que no solo pueden disfrutar de su restaurante favorito en el local sino también en casa y muchos hosteleros que iniciaron este servicio durante 2020 lo han mantenido y otros se han ido sumando a él en este tiempo y tienen incluso clientes fijos que hacen uso del mismo un día fijo a la semana.

"Fines de semana como el del Low o cuando hay un concierto o festival, esas peticiones de comida a domicilio suben"

Álex Fratini - Abreca

decoration

Con la llegada de los turistas a apartamentos o a segundas residencias u otro tipo de alojamientos, la demanda ha crecido. Julio ha sido un buen mes para este servicio, sobre todo los fines de semana. Pedir comida a mediodía es casi el momento con más reclamo. Las altas temperaturas, el aumento de turistas jóvenes que llegan a festivales o conciertos y querer estar cómodo en casa están entre los factores que hacen que a la hora de comer muchos negocios tengan una amplia lista de pedidos a esas horas del día.

Los sábados y domingos la actividad de este tipo crece. "Los negocios que ofrecen el 'delibery' tienen mucha demanda a mediodía y los fines de semana", indicó Fratini que hace una puntualización: "Fines de semana como el del Low o cuando hay un concierto o festival, esas peticiones suben". Según el hostelero una de las razones sería que "la gente que va a esos eventos se levanta tarde y prefieren comer en casa". Pero también por la tarde han notado un incremento de pedidos en negocios que ofrecen dulces o helados. En cuanto a las cenas, se mantiene la demanda aunque "se ha notado que en algunas ocasiones se piden más pronto, precisamente las fechas en las que se celebran esos festivales".

Y, ¿qué piden los usuarios? Pues entre todos los tipos de comida, que son muchos, los "estrella" son el pollo asado o las pizzas. De ahí que se deduzca que una gran parte de los clientes que hacen uso de este servicio son jóvenes. Entre ellos, hay dos o tres conocidos negocios de hostelería de la ciudad que "no dan a basto" a mediodía y a algunas horas se pueden ver a los "riders" haciendo cola en la puerta para recoger los pedidos. Aunque se puede encontrar todo tipo de cocina en las aplicaciones que ofrecen llevar el producto a casa o en aquellos que tienen sus propios repartidores. Además, por las tardes, "se piden helados o gofres, cosas para merendar" sin salir de casa en pleno julio.

"En Benidorm no se implantó mucho este servicio en un primer momento porque tenemos el concepto de que el turista va al establecimiento" pero "se está incrementando el número de personas que lo utilizan, sobre todo en apartamentos y segundas residencias". Aunque también hay locales hosteleros que tienen clientes habituales que hacen uso del mismo todo el año.

Servicio propio

Muchos de los negocios hosteleros de Benidorm que ofrecen este servicio dependen para ello de una gran plataforma digital de "delibery" y de su propia "app". Es decir, se ven obligados a contratar ese servicio externo para poder ofrecer la comida a domicilio. Entre otras razones, por los costes que supone tener repartidores propios. "Depender de una de esas plataformas es tener el servicio pero se gana poco porque un 30% se lo quedan ellos", afirmó Fratini; es decir, de un pedido de 20 euros serían 6 euros. Además se añade lo que también se le cobra al consumidor. De hecho, Abreca ha realizado un estudio con varios asociados sobre qué les cuesta este reparto y si es rentable o no.

"Depender de una de esas plataformas es tener el servicio pero se gana poco porque un 30% se lo quedan ellos"

Álex Fratini - Abreca

decoration

Así que la entidad se ha puesto manos a la obra y se ha planteado contar con un servicio propio que han denominado "Abreca delibery". El objetivo es que el protagonista sea el negocio y "no una empresa de reparto" para mantener la propia marca y mantener la fidelidad de los clientes. Fratini explicó que la iniciativa se hace con otras tres partes que son Hostelería de España, y dos empresas más. Las comidas se solicitan a través de la página web del establecimiento sin tener que competir en precio con opciones más baratas que aparecen recogidas también en esas grandes plataformas de reparto.

"La intención es que se pida a los propios negocios y haya una red de repartidores que lo lleven", indicó Fratini. Porque el uso actual de las "apps" funciona pidiendo a la propia empresa de reparto. Así, se plantea que haya un precio fijo por reparto y no dependa de las horas, el número de repartos o las condiciones climatológicas. Según datos de Abreca, el hostelero necesitaba un volumen mínimo de pedidos de 60 unidades/día para que el reparto salga rentable económicamente. Por ello, la intención es que la entidad sea la que aglutine el servicio: cuantos más asociados, más económico. Y para poder "arrancar" la entidad ha presentado el proyecto a una de las convocatorias del Gobierno central para lograr fondos que permitan ponerlo en marcha. Así, se ha valorado en 500.000 euros, según Fratini.

Pero la intención no es solo que sirva para los hosteleros, sino implicar al comercio local. "Queremos tener nuestro propio 'Abreca delivery' y que nos permita tener sinergias con otros sectores" para lo que "hemos hablado con Aico (Asociación de Comerciantes de Benidorm) para que se pueda usar también para realizar compras y que se lleven a hoteles, apartamentos o viviendas". En definitiva ser autosuficientes y no depender de una gran plataforma. Y que los pedidos para llevar a casa, cada vez más numerosos, puedan salir más económicos tanto al consumidor como a los propios negocios.

¿Un 'room service' para los apartamentos turísticos?

La iniciativa de la Asociación de Bares, Restaurantes, Cafeterías y Ocio Nocturno de Benidorm (Abreca) de crear un "delivery" propio va más allá de que sirva para los negocios hosteleros o el comercio. También quieren que sea un complemento para los apartamentos turísticos. Es decir, no solo que los turistas que se alojen en ellos tengan un servicio de comida a domicilio al uso, sino que se encuentren con un "room service" al estilo de los hoteles pero de los restaurantes o bares que deseen.

Así lo explicó Álex Fratini, miembro de la asociación de hostelería de Benidorm: "La intención es crear un servicio específico para los apartamentos para que, a través de un código QR, se pueda acceder a toda la oferta de comida para llevar". Para ello se ha planteado ya a la Asociación de Apartamentos Turísticos (Aptur) con buena aceptación. "El establecimiento miembro de Abreca sería el que prepararía lo que quisieran los clientes y se llevaría a los apartamentos", recalcó el responsable de Abreca.

No es la primera vez que hostelería y apartamentos se dan la mano para intentar crear servicios en común. Así, ambos crearon una oferta de paquetes vacacionales que incluían el alojamiento en este tipo de viviendas vacacionales con posibilidad de reservar desayuno, comida y/o cena en uno de los negocios hosteleros de la capital turística. Todo para no cocinar durante las vacaciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats