Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm "levanta" la primera línea de Poniente

Las obras para convertir la avenida Armada Española en más accesible arrancan este lunes con los primeros cortes y desvíos de tráfico | La previsión es que los trabajos duren dos meses con un presupuesto de 1,2 millones de euros

La zona cortada del paseo de Poniente de Benidorm por las obras. David Revenga

La avenida Armada Española de Benidorm es una de las zonas más turísticas de la ciudad. Con la llegada del otoño, y la menor afluencia de visitantes, esta primera línea de Poniente se va a "levantar" para hacerla mucho más accesible. Unas obras que arrancaron este lunes con cortes y desvíos de tráfico y que mantendrán cerrado al paso de los vehículos una parte del reconocido y galardonado paseo de colores. Todo para convertirlo en una área donde el peatón o la bicicleta tome protagonismo; pero también para reducir la contaminación.

Esta avenida está ahora mismo formada por el conocido paseo de Poniente, una zona de calzada con carriles para los vehículos y las bicicletas (además de zonas de aparcamiento de carga y descarga) y la acera donde se juntan negocios con las entradas a los edificios. La velocidad está restringida a 20 kilómetros horas. Así, la parte por donde circulan los coches no cuenta con la misma altura que el resto, algo que no durará mucho tiempo ya que se "levantará" para igualarla. Las obras que ya están en marcha cambiarán la escena urbana por una plataforma única donde todo quedará al mismo nivel y donde el peatón ganará casi todo el terreno a los vehículos.

Esta primera línea de Poniente será la primera donde se implante una Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Es decir, un área donde se potencia la movilidad peatonal y el empleo de medios como bicicletas y vehículos de movilidad personal, y se desplaza el vehículo privado hacia aparcamientos disuasorios más alejados. Todo para hacer más fácil la vida de los vecinos y turistas y, sobre todo, reducir la contaminación y luchar contra el cambio climático.

Primeros trabajos y desvíos de tráfico por las obras en la zona de Poniente en Benidorm. David Revenga

En el caso de Armada Española, esta actuación abarca una superficie de 24.000 metros cuadrados que se transformarán en varios aspectos. El concejal de Movilidad, José Ramón González, explicó que se creará una "movilidad más sostenible" donde el peatón gana espacio y se protege el medio ambiente. Y ¿cómo? Con la creación de esa plataforma única, así como actuaciones para incentivar el uso de la bicicleta y minimizar las emisiones de CO2.

Pero habrá más cambios. Entre otros elementos, está prevista la colocación de un contador de bicicletas, aparcamiento inteligente para bicis, un sistema de monitorización ambiental, sistemas de información al transporte público urbano y un refuerzo del control de acceso de vehículos. Y entre los objetivos, "mejorar la calidad de vida de residentes y turistas, del aire y su salud a través de iniciativas como esta que nos lleven a reforzar el control de vehículos contaminantes, la carga y descarga de mercancías y la movilidad de los autobuses", indicó el edil.

Cabe recordar que en esta primera línea de la playa de Poniente, en la parte que abarca desde la avenida Jaime I hasta la rotonda de Cruz Roja, se restringió el tráfico hace unos cinco años aunque aún circulan multitud de turismos y vehículos de todo tipo a pesar de contar con la condición de vía peatonal. Es decir, ya existían señales que avisaban de que el paso de vehículos estaba restringido solo a vecinos, reparto o vehículos de emergencia, algo que se incumplía por muchos conductores. Ahora, con este nuevo proyecto se pretende reducir casi por completo, ahora sí, ese tráfico rodado.

Este lunes las obras han arrancado en esta primera línea de playa con los primeros cortes al paso de vehículos y el desvío por otras vías; unas restricciones que no han causado grandes problemas. La actuación se hará por fases, la primera desde la avenida de Xixo hasta Vicente Llorca Alós, en la Cala.

Desvío de tráfico

Por tanto, la circulación en Armada Española seguirá como hasta ahora, limitada solo a los vehículos autorizados y con acceso a vados para los residentes en función del desarrollo de la obra. Pero aquellos que circulen por Armada Española tendrán que abandonar la vía al llegar a la avenida de Xixo y salir en dirección a Vicente Pérez Devesa. Los vehículos que bajen por la calle Guatemala o Puerto Rico en dirección a la playa tampoco podrán continuar por Armada Española y habrán de desviarse por Racharell en sentido ascendente.

Los vehículos deberán desviarse por la avenida de Xixo de Benidorm. David Revenga

Esta actuación supone una inversión superior a 1,2 millones y cuenta con una subvención de la Diputación de Alicante dentro del programa Planifica. Concretamente, el organismo provincial aporta 249.360 euros a este proyecto y el resto son fondos municipales. El edil apuntó que con este proyecto se avanza en "sostenibilidad y movilidad sostenible", algo que "forma parte del ADN de Benidorm".

La ZBE de Armada Española no es la única que se pondrá en marcha. Este proyecto funciona como una actuación complementaria a una más ambiciosa que tiene sobre la mesa la ciudad: una zona de Bajas Emisiones que abarca 75 hectáreas y que se divide en tres zonas (Levante, Poniente y centro). Con ella también se pondrán en marcha medidas para reducir el tráfico y la contaminación y fomentar el uso de transportes alternativos dando preferencia al peatón. Para ella, hay 3,5 millones de euros sobre la mesa y ya está en licitación. Así, estas medidas en zonas principales se unen a otras que ya ha tomado la ciudad como la reducción de velocidades a 20 o 30 km/hora en prácticamente todas las calles; o la creación de plataformas únicas en vías remodeladas como la avenida del Mediterráneo. Todo para que Benidorm sea menos contaminante y más sostenible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats