El foso acuático de rodaje del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz en Alicante ha terminado las obras de reparación y adecuación para su puesta en marcha después de dos meses de trabajos a cargo de la empresa Monte Orchello S.L., adjudicataria del contrato el pasado mes de agosto por valor de 323.000 euros. 

El tanque -el plus que Ciudad de la Luz ofrece frente a otros estudios- ya está reparado y se encuentra en fase de pruebas, puesto que prevé mostrarse a varios productores de cine en las próximas semanas, según señala el director general de la Sociedad Proyectos para la Transformación Digital (antes Proyectos Temáticos) de la Comunidad Valenciana, Antonio Rodes, que indica que esta semana se ha iniciado el llenado del foso y funciona "sin problemas".

Grabación en el tanque de agua de Ciudad de la Luz

Grabación en el tanque de agua de Ciudad de la Luz

"Todo lo que teníamos que hacer para acondicionarlo, se ha hecho, ya que el tanque de agua es el activo más potente que tiene Ciudad de la Luz", recuerda Rodes sobre este escenario ubicado en el complejo cinematográfico alicantino, cuyo control recuperó la Generalitat Valenciana el pasado 1 de julio tras levantar la Comisión Europea las restricciones impuestas en 2012 por vulnerar la libre competencia, lo que provocó su cierre en 2012 tras siete años de actividad y 66 rodajes.

Más de diez años sin usar el foso -famoso por el rodaje de Lo imposible de Juan Antonio Bayona- han requerido tareas de acondicionamiento para su recuperación, que comenzaron el pasado verano "porque hubo que cambiar las bombas de impulsión del agua, que viene del mar, y encontramos problemas en la tubería, que estaba obstruida por un tapón y hubo que cortar y volver a unir, pero ya no se encontrado ninguna incidencia más", indica Rodes, que añade que también se ha restaurado la máquina para generar oleaje y la tela que cubre la pantalla de croma gigante de 12 por 120 metros (Green Screen, sobre la que se puede proyectar cualquier fondo), que se encontraba en buen estado a falta de un pequeño trozo, que ya se ha añadido, además de comprar una nueva tela.

El foso de rodaje acuático de Ciudad de la Luz, en fase de pruebas INFORMACIÓN

El tanque, ubicado en una zona de 75.000 m² denominada Back Lot 2, con horizonte natural, tiene unas dimensiones de 8.000 metros cuadrados (100 x 80 metros con una profundidad de 1,20 metros) y un foso interno en el centro de 30 x 30 metros y 4 metros de profundidad, por lo que el punto de profundidad máxima es de 5,20 metros.

La mejora en el equipamiento permite ahora cubrir el foso de forma más rápida que antes, ya que ahora se llena a 250 metros cúbicos por hora y requiere un tiempo de 60 horas, unos dos días y medio, diez horas menos que antes.

Interés de las productoras 

Estos días se ha probado el tanque con motos de agua en su interior y también el sistema de oleaje y de cañones y permanecerá unas semanas más en funcionamiento "por si aparece algún problema o filtración" y por el interés que este elemento despierta entre los profesionales de la industria audiovisual.

"Hay muchos productores interesados en rodar en el tanque de agua y quieren verlo en funcionamiento", asegura el responsable de la Sociedad de Proyectos, que aclara las dudas de muchos profesionales "que pensaban que el foso estaba destruido o incluso de los estudios, que algunos creían que se habían venido abajo".

Rodes, que se encontraba de viaje de trabajo en Los Ángeles, añade que la expectación con la reapertura de los estudios es enorme y creciente: "Hay mucho interés, pero este es un sector de maduración lenta. Muchos contratos se están negociando, hemos preparado catorce presupuestos distintos ya, pero aún no podemos dar fechas de inicio de rodajes porque este es un campo con muchos condicionantes".