Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de la vivienda acelera y sube un 8,7% en la provincia en el último año

El metro cuadrado se encarece hasta niveles de 2010, con una media de 1.411 euros, según datos del Ministerio de Transportes y Agenda Urbana

Edificios en construcción en el entorno de Benidorm. David Revenga

El precio de la vivienda se acelera y crece a ritmos desconocidos en la provincia desde la época de la burbuja inmobiliaria. La explosión de la demanda registrada tras la pandemia, que no ha hecho más que crecer en los últimos meses, hasta llevar la cifra de compraventas del primer trimestre a su máximo en más de 15 años, se ha trasladado con fuerza al coste del metro cuadrado y amenaza con seguir subiendo, a medida que el stock de casas disponibles se reduce.

De esta forma, tras cerrar el año pasado con un notable incremento del 6,4%, el precio del ladrillo en Alicante ha seguido con su senda ascendente durante el primer trimestre de 2022, hasta alcanzar los 1.411 euros por metro cuadrado, un 8,7% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio, de acuerdo con los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Un incremento sin parangón en los últimos años, ya que habría que retrotraerse hasta los años 2004, 2005 y 2006 -los años centrales del "boom"- para encontrar cifras más abultadas, con subidas que por entonces rondaban entre el 12% y el 13% anual.

En términos absolutos, los 1.411 euros por metro sitúan el precio medio de las casas en niveles del último trimestre de 2010, pero todavía algo alejado del máximo de 1.764 euros del año 2008 y también por debajo de la media nacional, que se sitúa en estos momentos en 1.734 euros, tras subir un 6,7% en el último año.

Segunda mano

Por tipo de vivienda, la mayor subida se registra en las casas de segunda mano, que se encarecen un 8,7%, hasta una media de 1.401 euros por metro cuadrado, mientras que la obra nueva se encarece un 7,9%, hasta los 1.755 euros. Al respecto, cabe recordar que, a diferencia de los años de la burbuja, cuando los pisos de nueva construcción representaban casi la mitad de las transacciones, en la actualidad es la segunda mano la que copa el mercado, con cerca del 90% de las transacciones, y que las nuevas promociones, además de tener un peso inferior, se concentran en segmentos del mercado medio-alto y alto.

Edificios en construcción en la playa de San Juan de Alicante. Alex Dominguez

La catedrática de Economía Aplicada de la UA y experta en el sector inmobiliario Paloma Taltavull apunta a la confluencia de hasta tres factores diferentes para explicar un incremento tan elevado de los precios. Por un lado, habla del "efecto adelanto" que provoca la existencia de una inflación elevada a nivel general, en este caso provocada por los costes de la energía. "Una vez superados los efectos más duros de la pandemia, muchos de los que tenían pensado comprar una vivienda están adelantando la decisión ante la previsión de que la subida de precios se traslade también a las casas, lo que acelera esta subida", explica Taltavull.

A esto hay que sumar la reducción de la oferta, derivada en parte "de lo poco que se ha construido de obra nueva en los últimos años, y que provoca un problema de accesibilidad para los más jóvenes". De esta forma, la demanda se concentra en la segunda mano, donde tras un año y medio de aumento de la demanda, el producto con las condiciones que exigen los compradores también empieza a ser cada vez más escaso.

Las hipotecas crecen un 13% en marzo

En paralelo al aumento de transacciones, el número de hipotecas concedidas en la provincia también se incrementó el pasado mes de marzo, según los datos del INE. En total se aprobaron 1.677 crédito para la adquisición de vivienda, por un importe de 173 millones, lo que supone un incremento del 13% y el 16% respectivamente. Con estos datos, el primer trimestre se cierra con 4.757 hipotecas concedidas en la provincia y casi 420 millones de euros de financiación por parte de los bancos.


Y, en tercer lugar, en el caso de la provincia de Alicante hay que añadir el efecto de la demanda extranjera, que aún tira más de los precios, ya que son compradores con un poder adquisitivo mucho más alto que la media del mercado local, lo que llega a crear una distorsión muy significativa, según la experta.

En este sentido, junto con Alicante, las provincias donde más ha subido la vivienda en el último año son Tarragona, con un 11,1%; Girona, con un 10,6%; Baleares, con un 10,5%; y Madrid, con un 9,5%. A excepción de esta última, todas ellas tienen un elevado componente de vivienda turística y volumen significativo de compradores extranjeros.

En cuanto a la evolución de la obra nueva, el secretario de la Asociación Provincial de Promotores (Provia), Jesualdo Ros, también atribuye el aumento a la mejora de la demanda. Sin embargo, recuerda que estos precios aún no reflejan las considerables subidas de costes que ha sufrido el sector de la construcción por los cuellos de botella en los suministros y la guerra, ya que la mayoría de las transacciones que ahora se escrituran se corresponden con viviendas vendidas sobre plano hace un año o año y medio. En cualquier caso, reconoce "que unas subidas tan elevadas no son buenas para nadie" ya que pueden desincentivar la demanda.

La ciudad de Alicante lidera el aumento, con un 18%

Aunque el aumento del precio de la vivienda ha sido prácticamente generalizado, ha sido la ciudad de Alicante la que ha registrado el mayor aumento durante el último año, con un 18%, según los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. De esta forma, el metro cuadrado en la capital de la provincia alcanza los 1.375 euros, aunque con notables diferencias: la obra nueva supera los 2.000 euros (2.037), mientras la segunda mano se sitúa en 1.359 euros.

También es significativo el aumento del 17,5% en Santa Pola, hasta los 1.566 euros; el 13,1% de Torrevieja, donde ya se pagan 1.336 euros; o el 11,9% de Orihuela, con 1.381 euros.

Otro de los municipios donde la vivienda sube más que la media provincia es Xàbia, con un 11,4%, que sitúan el metro cuadrado en 2.257 euros, el más caro de la demarcación. En Dénia los precios han subido un 9,7%, hasta los 1.817; y en Benidorm, un 9,6%, hasta los 2.188 euros.

Por su parte, la vivienda apenas se ha encarecido un 1,1% en Elche, donde se pagan 982 euros por metro. También hay alguna caídas, como las que registran Alcoy (-4,6%, 706,9 euros por metro); Novelda (-4.9%, 675 euros) y Elda, que cae un 7,6% y se mantiene como la población de más de 25.000 habitantes más asequible de la zona, con 598 euros. Eso sí, unos descensos que se producen después de que el año anterior registraran un repunte de precios.


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats