El concejal de Igualdad, Derechos Sociales y Políticas Inclusivas de Elche, Mariano Valera, ha dado a conocer en redes sociales que mientras se encontraba con su marido este fin de semana en Santa Pola, disfrutando de un tranquilo paseo, ambos han sido objeto de un "ataque homófobo", por el simple hecho de ir cogidos de la mano.

"Dos jóvenes de entre 18-20 años en una bicicleta, enfundados con su casco, de frente a nosotros, nosotros mirando para que pudieran pasar con la bicicleta, cruzamos las miradas, nos miran y vociferan “desviados”, a lo que nos hemos quedado perplejos y no hemos sabido ni qué decir, ni qué hacer, simplemente nos hemos mirado y nos ha entristecido mucho la situación", relata en una conocida red social.

Valera indica en su post que el pasado sábado ambos se encontraban disfrutando de un día espléndido en la villa marinera cuando aconteció el vergonzoso comportamiento. "Tranquilos, paseándonos, conectando con el mar y el sol, como solemos acostumbrar a hacer cuando las obligaciones y las demandas nos lo permiten, hablando, reflexionando y proyectando, cogidos de la mano. A un lado el sonido del mar, el sol engullendo cada milímetro de nuestro cuerpo y la brisa marina acariciando las miradas de todas las personas que disfrutaban del paseo", relata el concejal desde la impotencia.

𝗔𝗰𝗮𝗯𝗮𝗺𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗿𝗲𝗰𝗶𝗯𝗶𝗿 𝘂𝗻 𝗮𝘁𝗮𝗾𝘂𝗲 𝗵𝗼𝗺ó𝗳𝗼𝗯𝗼 𝗺𝗶 𝗺𝗮𝗿𝗶𝗱𝗼 𝘆 𝘆𝗼 𝗽𝗼𝗿 𝗶𝗿 𝗽𝗮𝘀𝗲𝗮𝗻𝗱𝗼 𝗰𝗼𝗴𝗶𝗱𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗺𝗮𝗻𝗼 🏳️‍🌈 07/05 Tranquilos,...

Posted by Mariano Valera Pastor on Saturday, May 7, 2022

Y tras el lamentable hecho, confiesa: "Me apetecía salir corriendo para poder llegar a ellos y llamar a la policía para denunciar un delito de odio, pero iban en bicicleta y era imposible hacerlo. He decido denunciarlo por aquí. Tremendamente desolador y triste. Siento rabia, mucha rabia, por lo que me ha pasado y por lo que pasa y sigue pasando". 

El edil ha querido dar a conocer este hecho para, también, dar ejemplo de que no hay que esconderse de nada, todo lo contrario, y recordar que este tipo de hechos no son admisibles.

"Y aún siguen cuestionando por qué existen días de reivindicación, por qué tenemos que seguir saliendo a la calle. Vivido en primera persona un ataque, y solo es la punta del iceberg, quiero manifestar el dolor y el sufrimiento que genera el odio. Porque el delito no puede ser el amor, el delito es el odio. Vamos a seguir cogiéndonos de la mano y vamos a seguir manifestando que queremos vivir en una sociedad libre de odio, diversa e igualitaria", agrega a su vez el máximo responsable de las políticas de Igualdad en el municipio ilicitano.