La Conselleria de Cultura da el visto bueno a la rehabilitación del restaurante del Parque Municipal de Elche

El equipo de gobierno confía en conceder en marzo la licencia de obras a la promotora cuya inversión para recuperar el edificio va a superar el millón y medio de euros

El restaurante del Parque Municipal de Elche, en su estado actual

El restaurante del Parque Municipal de Elche, en su estado actual / ANTONIO AMORÓS

A. Fajardo

A. Fajardo

La rehabilitación más esperada del Parque Municipal de Elche inicia su cuenta atrás. La Conselleria de Cultura ha dado el visto bueno a la reforma de su restaurante, uno de los focos de atracción turística del corazón del Palmeral que acaba de cumplir seis años cerrado. Tras este importante paso y después de sortear toda una cadena de obstáculos administrativos, el equipo de gobierno confía en conceder el próximo mes de marzo la licencia de obras a sus promotores.

La inversión prevista para reflotar este deteriorado edificio municipal que explotará una empresa ilicitana durante las próximas dos décadas, a través de una concesión, va a acabar superando los 1,5 millones de euros, según calculan desde Cóctel Santa Lucía. La firma, integrada por hosteleros de la ciudad, tendrá que presentar el proyecto de ejecución y recibir una última autorización, la de la junta gestora del Palmeral, para obtener el permiso de rehabilitación. Este organismo está previsto que se convoque en las próximas semanas.

Recreación del restaurante del Parque Municipal de Elche tras su rehabilitación

Recreación del restaurante del Parque Municipal de Elche tras su rehabilitación / INFORMACIÓN

Desbloqueo

El edil de Estrategia Municipal, Francisco Soler, ha puesto en valor la gestión municipal y el desbloqueo de este proyecto en apenas ocho meses de mandato, teniendo en cuenta que fue en el año 2022 cuando el Ayuntamiento adjudicó la explotación del servicio a la única empresa que se presentó al concurso público. El concejal popular ha querido destacar que si ahora se ha llegado a este punto es gracias al movimiento que ha realizado el actual ejecutivo local desde finales de 2023 hasta ahora.

Las condiciones: un canon rebajado al 95%

El anterior equipo de gobierno adjudicó la concesión municipal por 25 años bonificando en un 95% el canon que tienen que pagar los promotores durante la primera década y y en un 50% desde undécimo hasta el vigésimo quinto año debido a la alta inversión que se necesita para la rehabilitación.

"Lo que tenía que haber sido algo breve, de cuestión de tres meses, se ha prolongado mucho más de la cuenta", ha dicho Soler aludiendo indirectamente a toda la tramitación que se había quedado sin hacer en el mandato anterior para desencallar este proyecto.

Una de las cuestiones clave para avanzar en la rehabilitación ha sido la convocatoria de la comisión técnica del Palmeral y de la junta gestora el pasado mes de diciembre, dos organismos que estaban pendientes de reunirse desde que se aprobó la nueva ley de tutela del Patrimonio de la Humanidad en octubre de 2021. "Va a ser un foco de atracción y a va a ser muy positivo para la ciudad. Era un sinsentido en la situación en la que se encontraba este proyecto y nosotros en unos meses hemos logrado agilizar los trámites que se encontraban parados desde 2022, ha añadido el responsable municipal.

En zona vigilada por la Unesco

Como el Parque Municipal ya agotó su edificabilidad y no está permitida la construcción en el entorno tanto en volumen como en altura, el proyecto contempla una rehabilitación integral del restaurante. En el estudio de integración paisajística, expuesto recientemente, los promotores descartan con la rehabilitación del local un impacto sobre el Patrimonio de la Humanidad y se garantiza respetar la estructura original del edificio. El objetivo de la empresa Cóctel Santa Lucía es empezar y acabar las obras en 2024.

Recreación de uno de los espacios del restaurante del Parque Municipal de Elche tras su reforma

Recreación de uno de los espacios del restaurante del Parque Municipal de Elche tras su reforma / INFORMACIÓN

El proyecto busca «conservar y resaltar la historia y la esencia arquitectónica del edificio, valorando y restaurando todos los elementos existentes», tal y como indica el estudio de integración paisajística en el que se destaca la pretensión de «resaltar la autenticidad y la historia del lugar, creando un espacio que refleje su rica herencia».

De este modo, la promotora descarta fuentes potenciales de impacto paisajístico y asegura que los materiales empleados en fachadas consistirán en la rehabilitación de los materiales ya existentes. En cuanto a las cubiertas, se terminarán con un acabado de grava de río lavada de tonalidades claras y se mantendrán los lucernarios existentes. También rechazan que se vaya a ampliar o modifica el volumen existente del edificio. Asimismo, según el estudio expuesto, el arbolado y la vegetación existentes serán respetadas por la actuación.