Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laura Soler

¿Quién se ha llevado mi queso?

Cuña de queso en una imagen de archivo

Cuando este fin de semana estuve en la manifestación “pel finançament just” pensaba en la complejidad que estas cuestiones tienen para mí, pues siempre he sido de Letras. Para comprenderlo pensé en un libro que en su día me impactó mucho y que da nombre a este escrito. Es un libro esclarecedor que, por supuesto, he aprovechado para releer y reflexionar sobre lo vivido el pasado sábado en unión y representación de toda la sociedad alicantina para defender nuestras justas reivindicaciones.

Poniendo como ejemplo el argumento de este libro todo se puede explicar de manera sencilla: Cuatro ratones, dos parejas, deben transitar un complejo laberinto para encontrar donde está escondido el queso, su apreciado alimento. Una de las parejas de roedores no deja de luchar por aquello que considera justo y necesario: alimentarse. Del comportamiento de la otra pareja durante más de veinte años, mejor no hablar.

Utilizando una metáfora actual, el gobierno de la Generalitat capitaneado por Ximo Puig trabaja de manera incansable para lograr una financiación justa que nos permita seguir avanzando todavía más en Sanidad, Educación o Justicia Social, capítulos que se llevan más de la mitad del presupuesto total de 28.000 millones de euros. Debido a la mala financiación que aqueja a las valencianas y valencianos por parte del Estado, la Generalitat se ve obligada a endeudarse para poder hacer frente al estado de bienestar del que gozamos en la Comunidad Valenciana, y mucho más después de la terrible plaga que nos ha asolado con el COVID, pandemia que ha contribuido, también a que nos hallamos convertido en uno de los territorios que mejor han sabido luchar contra la pandemia.

El Botánic del socialista Ximo Puig, junto a todas las fuerzas políticas, sindicales y ciudadanas, propone al gobierno español una solución justa y razonable para todas las comunidades que conforman el estado español: pasar del 50% al 70% del IVA para poder gestionar correctamente los servicios públicos fundamentales. Al mismo tiempo, la Generalitat valenciana exige una condonación de una deuda, injusta y desproporcionada, que la ciudadanía ha asumido durante ya demasiado tiempo.

Por todo ello, confiamos en que la ministra de Hacienda, siga dando facilidades y nos ayude a encontrar la solución adecuada para el pueblo valenciano, de manera justa y equitativa. Mientras se alcanza la meta, estamos haciendo camino y desde el progreso político seguiremos trabajando para mejorar la vida de las personas, sin dejar a nadie atrás pues tal como dice Spencer Johnson, el autor del libro que da título a este escrito, es más seguro buscar en el laberinto que permanecer inmóviles en una situación sin queso, porque sin queso no hay futuro. Y en eso estamos, siempre trabajando por el bienestar de las personas de la nostra Comunitat Valenciana.

Para los que no hayan leído el libro, los cuatro ratones, tras muchas dificultades e incomprensiones, encuentran el queso en otra habitación y, como en los cuentos clásicos, permanecen allí, tranquilos y felices, disfrutando de su necesario alimento.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats