Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toñi Serna

Ley de Memoria Democrática. Una oportunidad, una necesidad y un deseo.

Puig interviene desde la tribuna en un pleno de las Cortes valencianas.

En septiembre del año 2020, el Gobierno español inició el proceso de tramitación del Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, para revisar y actualizar la Ley de Memoria Histórica de 2007 del Gobierno de l Presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero, y en breve será una realidad.

En la Comunitat Valenciana la Memoria Democrática para el Gobierno del Botànic presidido por Ximo Puig es, ha sido y será una prioridad absoluta, por ello se aprobó la Ley 14/2017, de 10 de noviembre, de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunitat Valenciana, y en el momento se apruebe la nueva Ley estatal procederemos a actualizarla en aquellos puntos nuevos que aborda.

Nos encontramos ante una OPORTUNIDAD histórica, porque en esta nueva Ley se considera imprescindible garantizar que todas las generaciones puedan conocer cómo se ha forjado nuestra democracia y cómo hemos llegado hasta aquí. Por ello y como ejemplo de la necesidad imperante de contar lo que sucedió, introduce el conocimiento de la Memoria Democrática en las escuelas y, de esta forma, nadie podrá exaltar un régimen criminal como el sufrido durante décadas por los españoles y las españolas.

Las víctimas del horror que supuso la represión franquista y sus familiares conllevó que sufrieran graves violaciones de los derechos humanos. Nuestro pueblo lleva más de 40 años esperando el reconocimiento de su derecho a la verdad, justicia, reparación y garantías de que lo que pasó, uno de los episodios más vergonzantes de nuestra historia más reciente, no se vuelva a repetir. Este reconocimiento no es discutible y menos para un gobierno democrático. Siempre me gusta recordar y aún es necesario ,que a los crímenes se les sumó la estigmatización, el señalamiento, los fusilamientos, el exilio, la cárcel y ese terrible silencio que acompañaba a nuestros pueblos y ciudades. La Guerra ya había acabado y había vencedores y vencidos.

Por desgracia, se ha demorado en demasía. Han pasado muchas décadas marcadas por los sistemáticos obstáculos ante iniciativas dirigidas a poner fin a las políticas que conforman un sistema de impunidad. Sin embargo, a día de hoy, esta situación está a punto de ver su final, que en este caso será feliz (si es que en este tema puede haber un final feliz), por cuanto si deja de ser un tema tabú en el sistema educativo, se dejará de obviar y se tratará como una parte real de nuestra historia reciente, que todos conocerán, y como paso previo para que no se pueda volver a repetir.

La Ley de Memoria Democrática, por tanto, constituye una NECESIDAD para avanzar en el reconocimiento a la verdad, justicia y reparación de las víctimas de los crímenes franquistas, todo ello con un enfoque basado en los Derechos Humanos.

El texto contiene entre otras medidas, la atribución de un papel activo del Estado en la búsqueda de personas desaparecidas y exhumación de fosas, la creación de una Fiscalía especializada y la nulidad de sentencias injustas dictadas durante la Guerra Civil y el franquismo.

Somos conscientes que es algo que debería haberse abordado hace mucho tiempo, pero nunca es tarde para intentar mejorar una ley como esta y en la que se ha tratado de incluir importantes áreas de mejora, especialmente en lo que se refiere al acceso a la justicia para las víctimas, donde la verdad, la justicia y la reparación son los aspectos básicos que se pretenden conseguir.

Lo que sí tenemos claro es que en nuestro País y en nuestra Comunitat se ha roto el silencio ensordecedor que muchas familias han sufrido. Tenemos claro que la historia de nuestro pueblo no puede ser una historia callada y basada en la mentira. Tenemos claro que trabajaremos todos los días por dar voz a los silenciados y silenciadas. Tenemos claro que no pueden quedar olvidados y olvidadas si queremos seguir construyendo una sociedad digna y con democracia plena.

La Ley puede ver cumplido un DESEO, porque no es posible avanzar como sociedad, mientras los crímenes contra la humanidad cometidos durante la represión franquista permanezcan impunes, y con esta Ley se está dando un nuevo paso para conseguirlo. Es imposible seguir sordos ante los gritos silenciados del dolor histórico que recorre lo largo y ancho de este País, de nuestra Comunitat.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats