Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigadores punteros cuestionan el reparto de ayudas a la innovación de la AVI que margina a la provincia de Alicante

Científicos de la UA y la UMH reclaman examinar el baremo para evaluar los proyectos que financia el Consell, cambios para evitar «amiguismos» y acabar con el déficit histórico de centros de investigación en Alicante

Una científica trabaja en el instituto biotecnológico de la UMH en un proyecto de inmunoterapia frente al cáncer. | MATÍAS SEGARRA/PILAR CORTÉS

La controvertida adjudicación de subvenciones acordada por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) ha generado un cataclismo en las instituciones académicas de la provincia, en las universidades que lideran los proyectos para potenciar el modelo productivo a través del conocimiento. El territorio alicantino solo recibirá 8,8 millones del total de 52,3 millones contemplados en los programas de concesión de ayudas para 2021, un presupuesto tan escaso en relación con el montante global que ha desatado las críticas de científicos punteros vinculados a la Universidad de Alicante (UA) y la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH).

«Ha habido una falta histórica de apoyo a la innovación en Alicante frente a Valencia»

JAVIER GARCÍA - CATEDRÁTICO DE QUÍMICA INORGÁNICA UA

decoration

Investigadores de renombre como Fernando T. Maestre, ligado a la UA y experto en Ecología, incluido en la lista de los mil científicos internacionales más influyentes y premio Jaume I 2020 en la categoría de Medio Ambiente, cuestiona la exigua cuantía percibida en el centro universitario. «Las cifras hablan por sí mismas. El reparto está muy descompensado, a Alicante ha venido muy poca cantidad de dinero». No obstante, el experto subraya que para poder analizar la situación habría que conocer las cantidades solicitadas y recibidas por las universidades; un dato que, hasta el momento, no ha facilitado la Generalitat. El científico destaca que la provincia tiene suficiente capacidad en materia de innovación, si bien apunta a que, quizá, hace falta una mayor colaboración entre empresas y universidades. «Las empresas tienen que decirnos sus necesidades y conocer mejor el tipo de investigación que se hace en la provincia». Subraya igualmente que se hace necesaria una reflexión para abordar cómo ser más competitivos en las convocatorias de ayudas.

«El reparto de la AVI está muy descompensado, a Alicante ha venido muy poco dinero»

FERNANDO T. MAESTRE - CATEDRÁTICO DE ECOLOGÍA DE LA UA

decoration

Javier García es catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Alicante y presidente electo de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada. Es el primer español nombrado «Fellow» por la prestigiosa Sociedad Americana de Química. En su opinión, el escaso porcentaje de ayudas que la AVI ha destinado a la provincia refleja «una falta histórica de apoyo a la innovación en Alicante», puesto que los grandes centros de investigación de la Comunidad mantienen su sede en la capital del Turia. García valora que se ha visto un esfuerzo de la Administración actual con iniciativas como la creación de Distrito Digital en Alicante e instalando en la provincia la sede de la Conselleria de Innovación, «pero hace falta un plan que traiga grandes centros de investigación, como los tiene Valencia». Y añade que «tenemos científicos excelentes pero hay un déficit histórico de grandes inversiones». El investigador descarta que los fondos de la AVI se deban distribuir de forma equitativa entre provincias dado que, según considera, se debe apoyar a las mejores iniciativas. «No digo que no se ponga un factor corrector en fondos de la AVI, pero se debe corregir el déficit de inversiones en I+D+i, las administraciones y empresas tienen que invertir aquí. Si no, esa brecha interprovincial va a crecer más», vaticina.

«Me sorprende que no me den la subvención cuando soy coordinadora de un proyecto europeo»

MARÍA JOSÉ FRUTOS - INVESTIGADORA EN LA POLITÉCNICA UMH

decoration

Carolina Pascual y Ximo Puig en una reunión de la AVI a la que asiste Andrés García Reche, en Alicante. PILAR CORTÉS

Manuel Jordán es presidente de la Asociación Española de Científicos, investigador de la UMH y coordinador del Área para la Mejora de la Calidad Investigadora de dicha institución universitaria. «Mantuve muchas reuniones con la AVI como vicerrector de la UMH y presidente de la Red de Universidades Valencianas para el fomento de la I+D+i y siempre exigimos criterios de presencia en el reparto y un comité de expertos de fuera de la Comunidad Valenciana para evitar el amiguismo», resalta. El científico apunta a que: «Dentro de la excelencia tiene que haber un criterio territorial porque Alicante es una provincia emprendedora y dinámica y no puede quedarse fuera. En Castellón está el sector de la cerámica, que es muy importante, pero aquí tenemos el del juguete, el de la alimentación y los parques tecnológicos. El primer criterio es la excelencia pero luego hay que ponderar un equilibrio entre las provincias valencianas», concluye.

«Siempre propusimos un comité de expertos de fuera de la Comunidad para evitar amiguismos»

MANUEL JORDÁN - CATEDRÁTICO DE EDAFOLOGÍA en la UMH

decoration

María José Frutos, investigadora de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela que ha recibido 1,5 millones de la UE para explorar el desarrollo económico del azafrán, es una de las que se ha quedado sin apoyo de la AVI para su estudio. «Esta es la tercera vez que he solicitado la subvención y la he ido mejorando año a año respecto a lo evaluado. La puntuación que he logrado es muy alta pero no obtengo la financiación. Estoy pensando en dejar de investigar aquí, darle otro enfoque, olvidarme de la Comunidad Valenciana y mirar en otros sitios. Me he esforzado en buscar qué le puede beneficiar a la Comunidad con mi conocimiento y veo que no llega la financiación», añade. Frutos sostiene que ha empleado mucho tiempo en preparar una buena propuesta, enfocándola hacia todos los requisitos que pide la convocatoria. «Soy investigadora senior y he conseguido proyectos europeos. Mi experiencia es desastrosa en este tipo de convocatorias y ya no sé qué más hacer para encontrar financiación de la AVI. El proyecto es perfecto y la puntuación alta, pero la financiación llega hasta un punto. Me quedan muchas dudas porque no nos dan feedback a los investigadores». Desde su punto de vista, «deberían ser más trasparentes en ese sentido y darnos la evaluación de los proyectos porque son temas muy interesantes». Con todo ello, asegura sentirse «desanimada». «Pasamos mucho tiempo preparando las convocatorias para nada y no pienso presentarme más en la AVI. Me han desanimado completamente, no hay resultados», enfatiza. Su investigación sí está reconocida a nivel europeo. «Me sorprende que no me concedan la subvención cuando soy coordinadora de un proyecto europeo», zanja tajante.

«Que se desvíe la financiación a ciertas universidades polariza la investigación»»

MARÍA JOSÉ LÓPEZ - VICERRECTORA DE LA UMH

decoration

Insatisfechos

El vicerrector de Investigación de la UA, Juan Mora, estima que la tasa de éxito de los proyectos presentados por esta universidad, es decir, los que han recibido financiación de la AVI, ha sido baja para el potencial de la institución. «Entiendo que el proceso de evaluación se ha realizado correctamente, habrá que analizar los baremos para ver cómo se ha efectuado la distribución de los fondos. No estamos muy satisfechos», añade. El vicerrector defiende la necesidad de iniciar esa deliberación sobre los baremos con tal de analizar los criterios que se aplican y ver si es posible mejorarlos. «Es importante que a partir de ahora los rectores se reúnan con la conselleria y soliciten esa reflexión».

«Es importante que los rectores se reúnan con la conselleria y soliciten una reflexión»

JUAN MORA - VICERRECTOR DE LA UA

decoration

María José López, vicerrectora de Transferencia e Intercambio de Conocimiento de la UMH, argumenta que desde la institución académica, «Nosotros siempre miramos los datos relativos más que los absolutos y vemos diferencia en cuanto a universidades en proyectos presentados. Hay capacidad y talento en las cinco universidades públicas. No sabemos a qué atiende este reparto desigual. Que se desvíe la financiación a ciertas universidades polariza la investigación, porque les da más oportunidades y las hace más potentes todavía. Que vaya más a Valencia que a otros sitios es entendible porque hay más volumen pero las tasas de éxito varían».

Solicitudes de las universidades a la AVI

La UA, con 28 eminencias en el top mundial, es la más perjudicada

El Consell justifica que las subvenciones se conceden por proyectos y sin distribución territorial

La Universidad de Alicante es la institución académica que ha salido peor parada en el reparto de fondos para investigación ejecutado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI). Las cifras revelan que a la UA tan solo se le han concedido el 19,04% de los proyectos solicitados en esta convocatoria. En total, presentó 21 solicitudes y le ha sido asignado presupuesto para cuatro de sus propuestas. Se trata del porcentaje más bajo de toda la Comunidad Valenciana, aun siendo una universidad que concentra a 28 investigadores que se encuentran entre los más influyentes del mundo, según el último ranking actualizado de la Universidad de Stanford, que avala que estos destacados científicos dejan huella con su trabajo en los campos de Química, Física y Medio Ambiente. 

Alicante recibirá una inversión total de 8,8 millones frente a los 43,5 millones para Valencia y Castellón

decoration

La Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital ha recalcado este jueves que no existe un cupo territorial por provincias para la adjudicación de subvenciones de la AVI, una entidad de derecho público adscrita a la Presidencia de la Generalitat y que cuenta como vicepresidenta a la consellera del área, Carolina Pascual, y como vicepresidente ejecutivo a Andrés García Reche. Ambos han rechazado por el momento hacer valoraciones sobre el hecho de que la provincia de Alicante, en su totalidad, reciba nada más el 16,8% del total de los fondos previstos en las últimas convocatorias de la AVI, que contemplan una inversión de 8,8 millones en la provincia frente a los 43,5 millones previstos para Valencia y Castellón. 

La Generalitat ha facilitado los porcentajes de ayudas solicitadas y concedidas a las universidades, parques científicos, institutos tecnológicos, empresas y entidades locales del territorio autonómico, así como los porcentajes de fondos concedidos. Sin embargo, ha rechazado ampliar estos datos para determinar las cuantías exactas en términos económicos. Con todo, desde el Consell aseguran que Alicante ha recibido el 37,1% de las ayudas que fueron solicitadas; Castellón, el 32,2%; y Valencia, el 37,2%. 

La exigua inyección de fondos que recibirá la provincia en comparación con el resto de la Comunidad ha generado una importante polémica en la provincia, con relevantes voces en contra de las universidades, organizaciones empresariales, sindicatos y de la oposición política del Botànic. De hecho, el PP ha solicitado la comparecencia de la consellera Pascual en las Cortes para dar explicaciones sobre el porqué Alicante recibirá tan poca inversión y cuáles han sido los criterios utilizados para adjudicar las ayudas, mientras Cs le ha instado a explicar si adoptará alguna medida para que la provincia cuente con unos fondos acordes a su tejido productivo y su potencial innovador.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats