Alcoy plantea a la Diputación acoger una sede permanente de la institución en su municipio

El presidente Toni Pérez recibe al alcalde alcoyano, Toni Francés, en una cita en la que tratan la inversión del ente provincial en la ciudad en materia cultural y en el parque tecnológico de Rodes

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, y el presidente de la Diputación, Toni Pérez, se saludan este miércoles en el Palacio Provincial

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, y el presidente de la Diputación, Toni Pérez, se saludan este miércoles en el Palacio Provincial

La puesta en marcha de una sede permanente de la Diputación de Alicante en Alcoy y una mayor implicación de la institución provincial en la ciudad alcoyana en materia cultural. Estos fueron los dos grandes asuntos que abordaron este miércoles el presidente de la Diputación, el popular Toni Pérez, y el alcalde de Alcoy, el socialista Toni Francés, en la reunión que mantuvieron en el Palacio Provincial. Otros proyectos fueron puestos encima de la mesa, como es el caso del parque tecnológico de Rodes, iniciativa que el organismo provincial ya financia, a través de las inversiones del Plan Planifica. Todo ello en un encuentro en el que ambos participantes destacaron la cordialidad que imperó y que se situó en la línea de otras reuniones que Toni Pérez ha celebrado con alcaldes de la provincia.

A la finalización de la cita, el presidente de la Diputación no hizo declaraciones. Sí que expresó su visión el alcalde alcoyano, que destacó la «necesidad de una presencia más intensa en Alcoy» de la institución provincial, sobre todo en materia cultural. El principal proyecto en el que el regidor socialista ha pedido colaboración a la institución provincial es el del futuro Museo de Bellas Artes de Alcoy, una pinacoteca dedicada a los pintores del siglo XIX. «He planteado diversas fórmulas de colaboración y la propuesta ha sido bien acogida por el presidente», aseguró Toni Francés.

Vertebración

El alcalde socialista afirmó que su municipio siempre ha mantenido una «relación fluida» con la institución provincial. Lo que sí que echa en falta es una mayor vertebración en materia cultural. «La Diputación siempre ha tenido una visión muy centralista en este terreno. Se puede ver con el ADDA, el Gil-Albert o el MARQ. Nosotros somos una ciudad de referencia, reconocida por nuestra aportación cultural en el conjunto de la Comunidad Valenciana, en la que tenemos un peso específico», manifestó en relación a la colaboración planteada sobre el futuro museo alcoyano.

El otro gran tema que abordaron ambos mandatarios fue el de la apertura de una sede permanente de la Diputación en Alcoy, como se impulsaron en el pasado mandato en Elche y Benidorm, en la etapa del ahora jefe del Consell, Carlos Mazón, como presidente de la institución provincial. El propio Toni Francés es buen conocer del nacimiento y la puesta en marcha de ambos proyectos, ya que fue el portavoz del grupo socialista en el Palacio Provincial, función en la que ha sido relevado por el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques.

La sede con la que la Diputación va a contar en Elche se asentará en el céntrico edificio de la Fundación Mediterráneo. La adquisición de este inmueble por parte de la institución provincial se ha situado en torno a los 6,5 millones de euros. En el mandato de Mazón se hizo una fuerte apuesta por Elche, como se puede ver en otros iniciativas que fueron impulsadas, como la del palacio de congresos. Tras la adquisición del edificio para poner en marcha la sede ilicitana, estaba prevista la rehabilitación del interior del inmueble, con el objetivo de dar servicios a los ciudadanos de carácter cultural, institucional o administrativo, entre otros. 

Por su parte, la compra de la sede en Benidorm fue aprobada por el anterior equipo de gobierno en un pleno celebrado a principios del pasado mes de junio, entre las críticas de la oposición, que tachó aquella decisión de «arbitraria». En la sesión plenaria se dio luz verde a la adquisición de un inmueble por valor de 5,2 millones en el centro del municipio cuyo alcalde es el actual presidente de la institución provincial, Toni Pérez. Aquel proyecto se defendió como parte del compromiso de la Diputación con Benidorm, con el propósito, entre otros, de dar paso a una sede que favorezca el acercamiento a la ciudadanía y al conjunto de la comarca de la Marina Baixa.

Fondos europeos

De vuelta a la reunión mantenida por Toni Pérez y Toni Francés en el Palacio Provincial, otro de los temas que abordaron ambos dirigentes fue el de la financiación del parque tecnológico de Rodes, un proyecto que cuenta con el respaldo de la Diputación y, también, de los fondos europeos Next Generation. La construcción de este parque se ha visto afectada por la inflación y la subida del coste de los materiales, como lo demuestra el hecho de que el precio de las obras se ha encarecido en más de un millón, lo que ha situado su presupuesto actual en torno a los ocho millones.

Desde el equipo del presidente de la Diputación se enmarcó este encuentro dentro de la ronda de reuniones que Toni Pérez está protagonizando con diversos alcaldes de la provincia desde que fuera investido a finales de julio. Estas citas están sirviendo para que el presidente de la institución provincial exponga ante los distintos regidores las líneas maestras de la hoja de ruta que piensa seguir en el Palacio Provincial, entre cuyas prioridades se encuentra la defensa del agua y del sector turístico o la especial ayuda a los municipios más pequeños.