Ahora que llega el buen tiempo es habitual que nos empecemos a preocupar por la línea o que estemos planteándonos comenzar con la ‘operación bikini’. Bajar esos kilos de más puede ser uno de tus objetivos para las próximas semanas y conseguirlo puede estar a tu alcance. 

Ahora está muy en auge apostar por las infusiones para reducir esos kilos de más. En nuestra sección de Dietas te hemos hablado de multitud de infusiones que pueden ayudarte, como por ejemplo, de salvia, boldo, hinojo, tomillo, jazmín o el famoso té de matcha.

En esta ocasión queremos hablarte de la infusión de jengibre. Este alimento es uno de los más habituales a la hora de hacer dietas para adelgazar por tres motivos: tiene un gran efecto diurético, aporta gran cantidad de fibras y es saciante.  Así, es muy eficaz a la hora de perder peso y bajar barriga ya que también elimina toxinas y previene la retención de líquidos.

Infusión de jengibre de Mercadona

En Mercadona tienes disponible una infusión de jengibre de la marca Hacendado. Este preparado, que contiene 100% de jengibre, se presenta en 20 bolsitas de 40 gramos. Debes conservarlo en lugar fresco y seco. El paquete tiene un precio de 1,35 euros.

Para preparar tu infusión de jengibre de Mercadona sólo tendrás que verter agua hirviendo sobre la bolsita en una taza. Con unos 200 ml será suficiente. Déjalo que repose unos cinco minutos y ya lo tendrás listo para tomar. 

Cómo hacer una infusión de jengibre casera

Si prefieres preparar tú mismo un té casero con jengibre, tendrás que comprar un jengibre fresco y cortarlo en rodajas o rallarlo, como prefieras. Hierve agua en una taza y añade el jengibre. Ya tienes lista tu infusión, si es que te gustan los sabores fuertes, ya que será lo que obtengas. Por eso, para darle un sabor un poco más “agradable” puedes añadirle unas gotas de limón.

El jengibre es un buen aliado para adelgazar. Pixabay

Te puede interesar:

Si buscas un sabor un poco más dulce puedes optar por añadirle canela rallada o meter un palito dentro de tu infusión. Te ayudará a hacer mejor la digestión y a sentirte menos hinchado.

Otra opción que tiene más ingredientes es la de preparar un té de jengibre, piña y naranja. Tienes que conseguir una cáscara de mandarina, la piel de media piña y una cucharada de jengibre rallado. Mezcla todos los ingredientes en un cazo con un litro de agua. Déjalo hervir durante tres minutos y déjalo reposar unos cinco minutos. Ya la tienes lista para tomar.