La Generalitat mantendrá cerrado el Palacio Marqués de Rafal de Orihuela por estar en semirruina y sin licencia de actividad

El Consell de Carlos Mazón no abrirá el espectacular edificio que compró en 2022 el ejecutivo de Ximo Puig como única sede de la presidencia autonómica fuera de las capitales de provincia, sin visos, de momento, de reabrirlo por su mal estado y su falta de accesibilidad

Un arquitecto acude este jueves para valorar las deficiencias y las zonas que necesitan apuntalamiento para su rehabilitación

El PSOE insta a su reapertura para albergar actividades culturales, lo que llevará al pleno

Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela, que se mantiene totalmente cerrado.

Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela, que se mantiene totalmente cerrado. / Tony Sevilla

Rubén Míguez

Rubén Míguez

Los 16 balcones y las 11 ventanas del céntrico Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela están sin abrirse desde hace meses. Concretamente, el noble palacio de 2.000 metros cuadrados que compró la Generalitat el pasado año por 2,4 millones como nueva sede de la presidencia autonómica, está cerrado desde que tomara las riendas del Consell el popular Carlos Mazón. Es la única sede de la presidencia de la Generalitat ubicada en una ciudad que no es capital de provincia, por lo que el Consell, entonces presidido por el socialista Ximo Puig, quiso reconocer a Orihuela como sede histórica y capital de la Gobernación. Puig ubicó allí la gestión de uno de sus proyectos más ambiciosos de su mandato, el Plan Vega Renhace, del que el actual Consell rehúye de su nombre y lo ha liquidado, aunque, eso sí, los proyectos que contemplaba siguen en marcha.

Con la llegada de Mazón, los trabajadores que gestionaban el Plan Vega Renhace, los únicos que se llegaron a ubicar en este palacio señorial, fueron despedidos y se echó la llave sin visos, por el momento, de su reapertura. El actual ejecutivo que preside el popular justifica su inmediato cierre por las graves deficiencias que tiene este inmueble. De hecho, está en semirruina y sin licencia de actividad, que nunca tuvo, por lo que el Botànic mantuvo allí a trabajadores de la oficina del Vega Renhace sin estar adaptado para este cometido. Su situación sigue siendo la de una vivienda residencial.

Además, según han señalado fuentes del Consell, el palacio no cuenta con accesibilidad, algo bastante grave y que impide que aquí se puedan realizar actividades. "Fue una irresponsabilidad supina del Botànic el abrir este edificio como sede de la Generalitat y realizar, incluso, visitas sin tener ni licencia de actividad ni ser accesible", señalan las mismas fuentes. "El presidente Mazón actuó con mucha responsabilidad", añaden.

Sin contratos de limpieza ni seguridad

El edificio que de facto es sede del Consell en la Vega Baja también carece de los contratos de seguridad y de limpieza, tal y como indicó el anterior responsable del Plan Vega Renhace, Antonio Alonso, tras dejar las llaves del palacio cuando cambió el Consell. "La rehabilitación del palacio va a costar millones", señalan desde el ejecutivo valenciano.

Está previsto que este jueves acuda al Palacio del Marqués de Rafal un arquitecto enviado por la Generalitat para que compruebe el estado del inmueble y una fuga de agua importante que está provocando que salte continuamente la alarma instalada en el señorial edificio. También deberá constatar qué zonas pueden requerir de un apuntalamiento. Con sus conclusiones, se llevará a cabo una valoración económica del coste de su rehabilitación integral, que ya vaticinan las mismas fuentes que será una inversión millonaria.

La Generalitat no tiene previsto reabrir el inmueble, de nuevo, hasta que tenga seguridad y accesibilidad, se cuente con un plan de rehabilitación y se conceda la licencia de actividad por parte del Ayuntamiento de Orihuela, que la pedirá una vez sea seguro el edificio.

Sede

El anterior ejecutivo autonómico presidido por Ximo Puig tenía previsto que fuera, además de sede del Vega Renhace, de un centro de investigación y gestión de los riesgos y eventos extremos derivados del agua con el objetivo de ofrecer medidas mitigadoras para adaptar el territorio a los nuevos escenarios de cambio climático, con especial énfasis en el sector agrícola. También albergaría el Archivo Histórico del Marquesado y un centro cultural.

Puerta cerrada de entrada al palacio.

Puerta cerrada de entrada al palacio. / Tony Sevilla

La visión completa del edificio actualmente es la de un edificio cerrado, que guarda en su interior un amplio patrimonio adquirido con la compra, y una monumental fachada.

Actividades

Antes de su cierre, el inmueble acogió varias actividades culturales, como exposiciones, y visitas guiadas por sus instalaciones, que es cierto que se redujeron tras esta denuncia de los populares antes de entrar en el gobierno municipal por su falta de licencia de actividad. "Fue una irresponsabilidad", señalan desde el actual Consell.

De hecho, algunas de las paredes tienen la pintura desconchada. En la fachada principal las banderas siguen ondeando y las puertas del palacio cerradas con una valla protectora. Eso sí, se mantienen los carteles que indican que es la sede presidencial y también el del Plan Vega Renhace.

Entrada del Palacio Marqués de Rafal con el cartel del Cega Renhace.

Entrada del Palacio Marqués de Rafal con el cartel del Vega Renhace. / Tony Sevilla

Quienes pasan por allí lamentan que un edificio de tal envergadura esté, de nuevo, cerrado, como gran parte del patrimonio inmobiliario de la ciudad.

Pintura desconchada en uno de los laterales del palacio oriolano.

Pintura desconchada en uno de los laterales del palacio oriolano. / Tony Sevilla

Moción del PSOE

El PSOE de Orihuela, por su parte, reclama su reapertura y, por ello, llevará al pleno de este jueves una moción para que la Generalitat reabra el palacio para albergar actividades culturales. "Para que sea un espacio útil para los ciudadanos que acerque la administración autonómica a la comarca y, como hasta ahora, debe ser la sede del gobierno de la Generalitat en la Vega Baja", señala la edil socialista María García.

Fachada del Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela.

Fachada del Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela. / Tony Sevilla

La concejala del PSOE ha explicado que en la moción que presentará este jueves su grupo se solicita a la Generalitat dotar de personal necesario para permitir la reapertura del Palacio Marqués de Rafal porque desde las elecciones autonómicas y municipales del pasado mayo las puertas no se han vuelto a abrir.

García recuerda que, incluso, en la primera visita del actual gobierno valenciano de PP y Vox a Orihuela, el pasado mes de septiembre, "obviaron que la Generalitat cuenta con una sede en Orihuela". En este caso se celebró en la ciudad un pleno del Consell y, a diferencia del anterior ejecutivo que presidía Puig, no se hizo en el palacio sino en el Ayuntamiento.

Esta actitud del nuevo presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, señala García, "es preocupante", y pone de relieve que un grupo de vecinos ha dirigido un escrito al Ayuntamiento para que interceda con el jefe del Consell y se reabra cuanto antes el palacio, "incluso, se ofrecen como voluntarios para devolverle la actividad porque, aunque no lo quieran reconocer ese edificio se convirtió en un espacio cultural, turístico y de ocio para la ciudadanía y entendemos que no se resignen a perderlo".

Placa original

Los socialistas reclaman que este inmueble vuelva a ser un espacio abierto y tenga actividad, que se vuelvan a hacer rutas turísticas y, además, que la Concejalía de Patrimonio done a la Generalitat la placa original, que daba nombre a la Plaza Marqués de Rafal y que desde 1958 y hasta 2016 estuvo situada justo enfrente del palacio para que forme parte del Archivo Histórico del marquesado y pueda estar expuesta.

Entrada al palacio por la plaza, cuya calle tiene los adoquines levantados.

Entrada al palacio por la plaza, cuya calle tiene los adoquines levantados. / Tony Sevilla

García espera que esta moción cuente con los votos necesarios para ser aprobada "porque las buenas decisiones no conocen de ideologías, pertenecen al pueblo y buscan su bienestar por encima de cualquier afiliación partidista", y recuerda que en la Vega Baja no hay otro espacio que acerque la administración autonómica a la comarca.

Historia del Palacio del Marqués de Rafal

A comienzos del siglo XX, Isabel Manuel de Villena, que entre otros títulos nobiliarios era marquesa de Rafal, cede a su hijo Alfonso Pardo Manuel de Villena el título, y este adquiere en 1901 un edificio en la actual plaza de Ramón Sijé y lo transforma en su residencia en Orihuela, realizando diversas reformas y ampliaciones del edificio. Procedente de su casa en Benferri, traslada la portada, una obra de cantería del siglo XVIII con un escudo nobiliario, que está colocada en el acceso a la planta noble. También se conservan suelos de cerámica valenciana de mediados del siglo XIX y puertas con hasta cuatro siglos de historia.

El Palacio Marqués de Rafal abre sus puertas

Uno de los escudos del palacio. / Tony Sevilla

En pleno centro histórico, destacan también su escudo esquinero y sus grandes escudos en las portadas de acceso a la escalera principal y su jardín de más de 200 metros.

Moción conmemorativa del 25N

Otra de las mociones que defenderá el Grupo Socialista es sobre el día internacional de la eliminación de la violencia de género. Al no haberse planteado la posibilidad este año de presentar una declaración institucional unánime por todos los grupos municipales, el PSOE ha decidido hacerlo de manera unilateral al entender que la violencia de género "constituye una de las mayores lacras sociales del siglo XXI y un serio obstáculo para el desarrollo de una democracia plena".

La edil del PSOE de Orihuela, María García, en un pleno.

La edil del PSOE de Orihuela, María García, en un pleno. / Tony Sevilla

La edil María García ha reseñado que hay "muchos tipos de violencia contra las mujeres, física, emocional, económica, psicológica, sexual, vicaria, social... pero existe un modelo del que es el momento de comenzar a hablar, del negacionismo de la violencia de género, que poco a poco va calando entre los más jóvenes y creemos necesario erradicar de raíz".

Por eso, solicita el apoyo del resto de grupos con un compromiso "firme" con la erradicación y la prevención de la violencia de género en todas sus expresiones, "porque, aunque se niegue la violencia de género o incluso se blanquee su discurso, el machismo y la desigualdad son reales y causan el asesinato de mujeres", zanja García.