Limpiar la casa es una tarea tediosa y agotadora para la gran mayoría. Sin embargo, su limpieza y desinfección resulta de vital importancia para mantener la casa libre de bacterias y, sobre todo, tener el coronavirus a raya. Por ello, resulta de gran relevancia limpiar a menudo y minuciosamente para que la suciedad desaparezca de forma efectiva. Pero a la hora de hacer las tareas del hogar hay una que da especial pereza. Y no es para menos. Pasar la bayeta para limpiar el polvo es algo que a muy pocos (más bien a casi nadie) le gusta. La mopa es algo que a pocos les apetece coger. Por eso una vez que lo haces quieres que los resultados sean impresionantes. Y tenemos un truco que te lo puede garantizar.

Lo primero que tienes que hacer es comprar una de las bayetas de moda de las que más se habla en todos los foros de decoración y limpieza. Un producto que se pone a la venta en supermercados de todo el país, que cuesta poco más de un euro y que puedes conseguir en cualquier gran superficie o incluso ya, desde hace varios meses, en supermercados pequeños y medianos.

El truco para que el polvo tarde más en quedarse agarrado a los muebles no es otro que el de ponerle una pequeña gota de lavavajillas en la bayeta que vas a usar (la que te contamos antes). Luego pasas la bayeta en cuestión por los muebles y el resultado te va a sorprender.

Recuerda, además, que tenerlo todo limpio y bien cuidado no es sinónimo ni de que te hayas gastado mucho dinero ni de que hayas invertido demasiado tiempo. Más bien al contrario. Los expertos en limpieza lo que hacen es utilizar el tiempo justo y hacerlo de forma ordenada y metódica para que cunda todo lo que haces.

Te puede interesar:

Polvo, pelusas, pelos... No hay manera de quitarlo todo con la escoba, siempre hay algo que se "escapa" o se queda en algún rincón. Te contamos un truco para que puedas recogerlo todo de manera fácil y sencilla y sobre todo barata. Sólo tendrás que utilizar dos cosas que tienes en casa: una escoba y una media.

Una "pareja" extraña pero que "casa" muy bien a la hora de recoger la suciedad del suelo. Es fácil y sólo te llevará medio minuto. Busca una media de nylon vieja o rota que tengas abandonada en el cajón. Envuelves las cerdas de la escoba con ella y lo tienes listo. La media atraerá la suciedad y el polvo a la escoba y evitará que acabe en otros sitios inaccesibles. Además, te será muy fácil recogerlo todo.