Con la llegada del buen tiempo empezamos a darle más uso a esos espacios de nuestro hogar que en invierno ni pisamos: la terraza o el balcón. Ya sean grandes o pequeñas puedes sacarle mucho partido a estas estancias y hacerlas muy acogedoras, sólo hay que tener en cuenta algunos detalles.

En este artículo ya te contamos las claves para decorar una terraza pequeña y aprovecharla al máximo. Así una mesa y unas sillas, una correcta iluminación y las plantas se convertían en aspectos indispensables para lograr un espacio armónico y bonito.

Si ya tienes decorada tu terraza o tu balcón pero quieres darle un cambio radical y no gastarte mucho dinero vamos a ofrecerte unas propuestas para que parezca completamente nueva. 

Renovar tu terraza en Ikea

En Ikea siempre encontramos artículos o productos que nos pueden ayudar con estos cambios y en los que no nos dejaremos el sueldo. Si quieres empezar a lo grande con este cambio radical siempre puedes cambiar los muebles que tengas más gastados por otros nuevos. 

Por 45 euros tienes el conjunto de mesa y dos sillas Tarno, ideal para terrazas pequeñas o en las que no quieres hipotecar mucho espacio. Si en casa sois más o recibís muchas visitas y queréis pasar un rato agradable al aire libre, de la misma línea tienes la mesa con cuatro sillas por 114 euros. Esta es la opción más económica en Ikea para este tamaño.

Si el mueble que quieres cambiar es el sofá, por menos de 100 euros tendrás el problema resuelto con el Ingmarso, un sofá para dos personas en color blanco, sencillo y fácil de montar y que te costará 89 euros.

Renueva tu terraza con una mesa y unas sillas, cambiando el suelo o decorando con una alfombra IKEA ESPAÑA

Si no has puesto tu punto de mira en los sofás pero sigues queriendo un cambio radical, mira hacia abajo. Sí, hacia el suelo. Cambia el suelo. En Ikea tienes varias opciones y algunas muy atrevidas. Si eres conservador puedes poner suelo tipo césped artificial o imitación de madera, pero si de verdad quieres romper apuesta por el suelo Mallsten imitación a los azulejos y de una porcelana resistente. Tienes otro diseño con rombos en blanco, ideal para una decoración más clásica. Ambos tienen un precio de 35 euros, 9 unidades (que miden 0,81 m2).

¿No eres tan atrevido o no quieres gastarte tanto dinero? No hay problema, elige una alfombra de exterior. Así también conseguirás cambiar el suelo que no te gusta, pero de forma distinta. Una apuesta siempre segura es la alfombra Morum. tiene unas medidas de 200x300 cm y la puedes elegir en beige, azul claro, gris oscuro o rojo óxido. tiene un precio de 99 euros.

Por último puedes optar por crear tu propio jardín vertical. Puedes hacerlo con el conjunto de plantas artificiales Fejka de 26x26 centímetros (cuatro euros).

Son ideas distintas pero que pueden ayudarte a transformar este espacio tan bonito para el verano. ¡Anímate!