Quizá tienes una chimenea de leña en casa que no utilizas o quizá te has cansado de comprar leña para usarla. La leña es un combustible difícil de almacenar, necesitas un espacio grande para poder tenerla guardada, y genera bastante suciedad por lo que en ocasiones no es nuestra mejor opción.

Por eso puedes aprovechar tu chimenea de leña y convertirla en una de pellets y darle una nueva vida. Los pellets son un combustible ecológico, muy económico y que no ensucia, ya que se trata de restos de corcho prensado que se venden en bolsas o sacos herméticos. Para que te hagas una idea, un saco de 15 kilos de pellets cuesta entre 4 y 4,50 euros.

 

Quemador de pellets para chimenea

Entonces, ¿cómo se pueden aprovechar los pellets en una chimenea? Muy sencillo: con un quemador de pellets para la chimenea. Se trata de un adaptador de pellets que podemos colocar en nuestra chimenea de leña convencional y así quemar este biocombustible con total seguridad.

Se trata de una alternativa muy usada por aquellas personas que ya cuentan con una chimenea de leña y no quieren invertir mucho dinero en comprarse una estufa de pellets. Además la cantidad de pellets que necesitas no es muy elevada, por lo que conseguirás ahorrar algo de dinero e, incluso, espacio.

En Leroy Merlín puedes encontrar un quemador de pellet El Zorro con unas medidas de 31x26x18 cm que cuenta con dos compartimentos y cuesta 34,99 euros. Entre los comentarios destacan lo práctico que es y un usuario señala que “lo mejor es que dejan mucha menos ceniza que si utilizamos leña”. "Es lo que necesitaba antes de comprar una estufa que sale más cara", indica otro.

Más sobre la calefacción de pellets

Te puede interesar:

En nuestra sección de Decoración puedes leer varias noticias sobre sistemas de calefacción con pellets. Como por ejemplo, estas informaciones sobre estufas de pellets con horno, hidroestufas, estufas híbridas de pellets y leña o estufas de pellets canalizables para calentar más de una estancia.

También puedes leer sobre estufas de pellets insertables o calderas para calentar la casa entera.