Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer expediente a un alumno cuyos padres se niegan a que use mascarilla en el instituto

Directores de centro constatan que este curso proliferan los padres negacionistas del tapabocas - Educación recalca que el protocolo sanitario es obligatorio salvo que lo certifique un médico

Alumnado con mascarilla en el acceso al Instituto Cavanilles de ESO, Bachillerato y Formación Profesional. | HÉCTOR FUENTES

Alumnado con mascarilla en el acceso al Instituto Cavanilles de ESO, Bachillerato y Formación Profesional. | HÉCTOR FUENTES

Un instituto de Secundaria y Formación Profesional de Alicante se ha visto obligado a abrir el primer expediente a un alumno porque sus padres se niegan a que use la mascarilla en el centro. El expediente se abre sobre la base de una ausencia continuada a clase, como si de un absentista se tratara, puesto que la citada falta no se considera justificada según la normativa que rige para los centros educativos, ya que la totalidad del alumnado debe acudir con mascarilla desde los 6 años de edad hasta la FP.

El alumno expedientado, en segundo de curso de ESO, tiene otro hermano en el centro que tampoco va a clase por los mismos motivos expuestos por sus padres, pero a quien en su caso, al tratarse de un estudiante en un grado de Formación Profesional, nivel que ya no es obligatorio, no le rige el absentismo aunque no se le permite acceder al centro.

Al hilo de este caso, que desde el Instituto Cavanilles aseguran que no es único en la provincia, directores de colegios e institutos consultados por este diario constatan que este curso proliferan los padres negacionistas de la mascarilla.

«El negacionismo no sirve de nada en la escuela. De la misma forma que el absentismo escolar no es un derecho de los padres, sino de los alumnos a recibir la enseñanza, hasta el punto de que pueden llegar a perder la patria potestad sobre los hijos, el uso de la mascarilla es un derecho de la salud y los padres tienen que asumirlo», declara rotunda la directora del colegio El Palmeral, Rosa María Pinto. Afirma que hasta el momento lo que se ha encontrado son padres despistados que llegan sin mascarilla de la calle y olvidan ponérsela al acceder al centro en un primer momento.

Pinto explica que si se diera en su centro el caso de padres negacionistas de la mascarilla «intentaría citarles para llevarlos a mi terreno y convencerles. Hace falta mucha pedagogía y psicología de despacho en casos así», apunta la directora.

Desde el Instituto Cavanilles, su director también apunta a estas medidas, pero en su caso no le han servido, hasta el punto de que se ha visto obligado a abrir expediente a uno de los alumnos del centro que el curso pasado acudió sin más problema a las aulas, con mascarilla, al igual que su hermano.

Al parecer tras el verano, la vacunación de ambos y la experiencia de haber prescindido de la mascarilla en el campo, los padres han pretendido hacer prevalecer su negativa al uso del tapabocas argumentado que sus hijos habían dejado de padecer dolores de cabeza y estomacales al no usar la mascarilla.

En el instituto se les ha hecho saber que el protocolo sanitario que obliga al uso de la mascarilla prevalece incluso durante el periodo de patio escolar, y que únicamente si media un certificado médico exponiendo motivos de salud para no usar la mascarilla, ambos alumnos podrían prescindir de ella y ser atendidos en su enseñanza.

La situación que se ha vivido por este caso ante la puerta del instituto desembocó en una tensión tal, que los tutores de los alumnos solicitaron la personación de agentes de la Policía para que levantaran acta del incidente y quedase plasmado por escrito que el motivo de que sus hijos no entran a clase es la mascarilla, como informan desde el centro.

Desde Educación afirman que «no nos consta» ningún caso, pero que si una familia insiste en no cumplir el protocolo y el alumno no puede acceder al centro, la situación se comunica a Fiscalía de Menores por «desamparo del menor».

Otros colegios consultados alertan de que hay padres que insisten en que sus hijos usen mascarillas de tela que hacen a mano. «El protocolo es claro, debe ser material homologado. Hay que estar muy pendientes de estos detalles cuando acceden a las aulas, aunque hasta el momento las familias ha asumido los requerimientos verbales, concluyen.

Presiones con correos masivos a los centros educativos

Frente a las presiones que directores de colegios e institutos están recibiendo vía correo masivo, de una asociación integrada por docentes y sanitarios negacionistas sobre el uso de la mascarilla, la Conselleria de Educación expresa su «respaldo a los equipos directivos en todo momento y con todos los medios, en su tarea de velar por el cumplimiento de las medidas dictadas -por Sanidad-, entre ellas la obligatoriedad del uso de mascarillas en las aulas por la población escolar desde primero de Primaria hasta ESO, Bachillerato y FP», concretan.

Compartir el artículo

stats