Los fisioterapeutas están en pie de guerra en contra de una ley que entra en vigor en 2023 de ordenación del ejercicio de las profesiones del deporte y la actividad física ya que entienden que abre la puerta a que los preparadores físicos "pauten ejercicio a personas con lesiones, patologías o dolor" lo que supondría, afirman, una invasión de competencias y una injerencia.

Cientos de profesionales, convocados por el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana, han celebrado este viernes una movilización simultánea a las puertas de los Hospitales de Alicante y Elche en el caso de la provincia (también en València y Castellón) y en varias universidades para pedir a la Generalitat que al menos se modifique el artículo 9 de la ley que es el que, a juicio de estos profesionales sanitarios, permitiría a los preparadores físicos "que no son sanitarios atender a personas con patologías poniendo en riesgo su salud".

Las protestas se han celebrado bajo el lema “Ejercicio con lesión o patología igual a Fisioterapia; por nuestros pacientes modificación del artículo 9 de la Ley 2/2022”. En la Comunidad Valenciana hay más de 6.400 fisioterapeutas, de ellos algo más de 2.300 en la provincia de Alicante.

Otro momento de la concentración Pilar Cortés

"Decimos no al artículo 9 de la Ley 2/2022. Los preparadores físicos no son sanitarios. Cuando el ejercicio es terapéutico, forma parte del tratamiento de una patología o lesión, y debe ser pautado por un profesional sanitario, el fisioterapeuta. Está en juego la salud de los ciudadanos y el futuro de nuestra profesión. Esta ley entra en vigor a partir de 2023 por lo que aún estamos a tiempo de pararla", señalan los profesionales afectados.

Ante las puertas del Hospital de Alicante, una representante ha procedido a la lectura de un manifiesto del Colegio de Fisioterapeutas por la derogación del artículo de la discordia en el marco de una ley que se aprobó el pasado 22 de julio en las Cortes Valencianas de ordenación del ejercicio de las profesiones del deporte y la actividad física en la Comunidad.

Según explican, el artículo 9 de esta ley abre la puerta a que sea el preparador físico quien se encargue, citan textualmente, de "prevenir, reeducar, readaptar y reentrenar a aquellas personas con lesiones, cronicidades y/o patologías diagnosticadas por profesional médico".

De acuerdo a la redacción de esta norma entienden que los preparadores físicos podrán intervenir en personas con lesiones, enfermedades o patologías mediante ejercicio físico, es decir, "podrán hacer fisioterapia y podrán hacerlo por ley", por lo que entienden que es un ataque frontal a la profesión, "una clara invasión de competencias y un desprecio a los fisioterapeutas, pero sobre todo pone en riesgo la salud de los ciudadanos".

"Es un ataque frontal a la profesión, una clara invasión de competencias y un desprecio a los fisioterapeutas, pero sobre todo pone en riesgo la salud de los ciudadanos"

Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana

Agravamiento

En este sentido, desde el Colegio Profesional abundan en que los graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte no son sanitarios. "No tienen conocimientos en patología ni en fisiopatología, ni en razonamiento clínico; no están capacitados para tratar enfermedades, por lo que derivar a los preparadores físicos a personas con lesiones, patologías o dolor que requieran ejercicio terapéutico dentro de sus tratamientos, provocará que sus patologías se acrecienten y agravan".

De ahí que reivindiquen ante el conseller de Sanidad que "entienda y respete la importancia de la fisioterapia como profesión sanitaria. Un sistema sanitario público no debe prescindir de una profesión sanitaria vital".

A la lectura del manifiesto ha procedido Pilar Córdoba, de la junta de Fisioterapia del Hospital General de Alicante, quien apunta que "es una ley que invade competencias sanitarias. El ejercicio terapéutico es de los sanitarios".

"Es una ley que invade competencias sanitarias. El ejercicio terapéutico es de los sanitarios"

Pilar Córdoba - Junta de Fisioterapia del Hospital General de Alicante

Francesc Taverner, vocal del Colegio de Fisioterapeutas, ha añadido que esta ley puede perjudicar a la ciudadanía porque (los preparadores físicos) "no son profesionales de la salud, no son sanitarios".

Rosa Queijas, secretaria general de UGT en el Hospital Doctor Balmis, abunda en que "hay que reconocer el trabajo de nuestros fisios y valorarlo en este decreto".

El fisioterapeuta de Atención Primaria (centro de salud de Los Ángeles en Alicante) Antonio Redero ha insistido en que ellos son los profesionales establecidos para determinar el tratamiento y el ejercicio correspondiente a cada patología y que "el ejercicio mal indicado puede causar hernias, artrosis o rotura fibrilar. Hay que conocer perfectamente las patologías del paciente porque si tiene una enfermedad de corazón y lo envían a un profesional que no conoce los parámetros cardiacos le puede hacer subir las pulsaciones. Nosotros, a través de la historia clínica, podemos discernir el ejercicio adecuado a cada paciente". Algo que afirma porque antes fue preparador físico "y sé los límites".

Te puede interesar:

"Hay que conocer perfectamente las patologías del paciente porque si tiene una enfermedad de corazón y lo envían a un profesional que no conoce los parámetros cardiacos le puede hacer subir las pulsaciones"

Antonio Redero - Fisioterapeuta de Atención Primaria

Por su parte, el fisioterapeuta del Hospital de Alicante José Tomás Fernández explica que su carrera marca que tratan pacientes con patologías y que reciben formación para poderlo hacer, "cosa que ellos en su contenido curricular no tienen", señala sobre los preparadores.