El mandato municipal acaba entre las concejalías de Urbanismo y Tráfico tal y como se ha desarrollado en estos cuatro últimos años: con discrepancias. En esta ocasión, por el número de pasos de peatones en Mártires de la Libertad, en la fachada litoral frente al Paseo de la Explanada, que según el proyecto que se está ejecutando -en 'stand by' hasta el verano- pasará de tener tres a cinco. "Se mantiene el paso de peatones de prolongación de la Rambla, pero hay previstos dos más. Urbanismo y Tráfico están negociando para ver si son excesivos para esa vía, si son convenientes. No sé cómo acabará el resultado de las conversaciones", aseguró el portavoz adjunto del bipartito, el popular Manuel Villar, en la rueda de prensa posterior a la penúltima Junta de Gobierno de este mandato. 

Este ha sido un nuevo choque entre la concejalía, hasta ahora en manos del popular José Ramón González, y el área dirigida, hasta que se renueve la Corporación, por Adrián Santos Pérez (Ciudadanos), cuyas discrepancias han sido continúas durante el mandato, sobre todo las relativas a los proyectos de peatonalización, como en el eje Constitución-Bailén.

Estrechar los cuatro carriles existentes y habilitar dos pasos de peatones más en el Paseo de los Mártires de la Libertad, junto a la Explanada de España, ya no resultaba un proyecto acorde con estos tiempos de transformación urbana para voces autorizadas en Alicante cuando se habla del pasado, el presente y sobre todo el futuro de la ciudad. Aunque, en su caso, por escaso. Muchos de esos profesionales, urbanistas, ingenieros, arquitectos y sociólogos, consideraron, a preguntas de este diario, que el Ayuntamiento de Alicante pecaba de "conservador" en un momento en el que las ciudades apuestan por la movilidad sostenible y por generar cada vez más espacios para el peatón en busca de entornos cada vez más amables para el ciudadano.

Introducir una mediana ajardinada de 1,5 metros de anchura, estrechar los cuatro carriles de circulación (a 3,50 metros en los extremos y 3,15 metros en los interiores, en ambos sentidos) y generar más pasos de cebra (dos más para un total de cinco), además del reasfaltado del vial, son las principales novedades que incluye el proyecto de reurbanización del paseo de los Mártires, frente a la Explanada. Una iniciativa, cuya ejecución arrancó a principios de año y no se reanudará hasta el verano por decisión del gobierno de Barcala, que cuenta con un presupuesto inicial de 2,6 millones de euros y un plazo de ejecución, inicial, de ocho meses. Se trata de uno de los proyectos que cuentan con subvención europea al vincularse a la implantación de la zona de bajas emisiones en Alicante.

Proyectos de Junta

Por otro lado, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes la adjudicación del contrato de obras de ampliación del cementerio de la Isla de Tabarca, para la construcción de un recinto nuevo con 20 unidades de nichos y 19 columbarios, logrando así triplicar la capacidad del camposanto. El contrato, en manos de la empresa Prefabricados Dar, cuenta con una inversión de 145.200 euros y se prevén ejecutar en mes y medio.

La Junta de Gobierno, además, dio el visto bueno a la ampliación de las obras de reurbanización de la plaza Músico Tordera Iñesta, que tenían que haber finalizado el pasado 9 de mayo y que se prolongarán, como poco, hasta el 30 de junio. La empresa adjudicataria solicitó la ampliación porque por "retrasos para la primera ocupación y por no poder ocupar la calzada por motivos de autorizaciones del Departamento de Tráfico", entre otros motivos.

Por último, la Junta también adjudicó las obras para instalar un cruce semafórico en la avenida de Dénia, entre la calle Doctor Sánchez San Julián y el barrio de la Goteta, aunque finalmente la justicia dio la razón al Ayuntamiento de Alicante.