Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El interventor municipal alerta de un desequilibrio de 130 millones en el pliego de la basura de Benidorm

El técnico reprocha que el Consistorio no ha previsto de dónde sacará el dinero necesario para asumir los nuevos costes del servicio y propone medidas como subir la tasa. El PP espera el dictamen de Secretaría y Contratación para decidir si lleva el próximo lunes el documento a pleno

Basura acumulada junto a varios contenedores de recogida selectiva, en pleno centro de Benidorm. David Revenga

Un desequilibrio económico de 130 millones que nadie especifica cómo se resolverá. El interventor municipal en funciones del Ayuntamiento de Benidorm ha alertado de que la nueva macrocontrata de la basura y limpieza viaria podría poner en peligro la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera del Consistorio al prever un notable aumento en los costes del servicio pero sin especificar las fórmulas con las que se pretende elevar los ingresos o reducir los gastos para hacerle frente. Y, en el peor de los casos, cifra ni más ni menos que en 130 millones de euros el desajuste que se podría llegar a producir a lo largo de los 15 años en los que estaría previsto prolongar el servicio.

Este apunte es uno de los diez reparos que el técnico del área económica ha incluido en el último informe de fiscalización de estos pliegos, incorporado al expediente este lunes a menos de una hora de la celebración del pleno donde se debían aprobar dichos documentos, y que tuvo que ser desconvocado, en el que el funcionario viene a reproducir muchas de las controversias que ya había apuntado en otro informe elaborado el pasado diciembre.

A juicio del ahora interventor en funciones, "teniendo que es legalmente obligatorio garantizar la sostenibilidad del contrato, es necesario que se acompañe en el expediente las medidas a tomar, tales como la modificación de la tasa de basuras para su completa financiación (Art 24.b TRLHL) o las que cubran el incremento en el servicio de limpieza viaria, que no es financiable por tasa (por lo que afectará a la regla de gasto), para generar mayores ingresos y menores gastos" hasta alcanzar las cantidades de diferencia entre el actual coste del contrato y el dinero que pasará a costar cuando se realice la nueva adjudicación.

Como ya contó días atrás este diario, además de actualizar y mejorar muchos de los servicios que ahora se prestan de forma deficitaria y de adaptarlo a las nuevas normativas sobre recogida selectiva y eliminación de residuos, la nueva macrocontrata de la basura supondrá un importante incremento con respecto al precio actual del servicio, precisamente, por las dos cuestiones antes mencionadas.

En concreto, el Consistorio benidormense pasará de pagar algo más de 11,6 millones de euros anuales a 22,1 en el último año previsto en la nueva concesión, con un incremento paulatino que se irá modificando a lo largo de los 15 años de duración prevista.

El primer año, denominado en el pliego "año de transición", el coste del servicio permanecería exactamente igual que el actual, pero a partir del siguiente ejercicio, arrancaría este aumento de precios: 14.157.605,17 euros para el primer ejercicio de aplicación total del contrato; 16.827.373,72 euros en el segundo año;19.531.721,18 en el tercero; y 22.172.430,63 desde el cuarto año en adelante, para finalizar en el décimo quinto año de aplicación en 22.108.924,03 euros.

Todo ello, según el técnico de Intervención, supondría un desfase de 130.548.068,11 euros sobre los 175 millones de euros que le costaría al Consistorio mantener el actual contrato, lo que exigiría al Ayuntamiento, lógicamente, a adoptar medidas para incrementar los ingresos con los que hacer frente al nuevo precio.

Y es ahí donde el técnico alerta de que los redactores de los pliegos no habrían hecho los deberes, al no haber incorporado un anexo donde se concreten las medidas que se van a llevar a cabo para obtener estos ingresos extra, entre los que menciona, inevitablemente, un incremento de la tasa de basura, que ahora asciende a 112,74 euros por vivienda, "para su completa financiación".

Además de esta cuestión, el técnico repara también otros aspectos del pliego, como los 15 años de duración prevista y que éste considera que no deberían exceder de los 8 o 10 años; la construcción de una base logística; la falta de un anteproyecto de explotación del servicio; la composición de la mesa de contratación o los criterios de adjudicación, entre otras cuestiones, aspectos todos ellos que, a su juicio, beneficiarían a la actual empresa sobre el resto de licitadores. Sin embargo, otras fuentes municipales insisten en que todo lo que ahora mantienen desde Intervención ya se había apuntado en otros informes y que se trata de afirmaciones que ya habrían sido resueltas o contestadas por otros técnicos, como el secretario municipal o los responsables del órgano gestor del contrato.

Nueva hoja de ruta

¿Qué pasará a partir de ahora? La incorporación de este último informe al expediente, más de medio año después de la última fiscalización por parte de Intervención y que se suma a los más de mil folios que componen este expediente, entre los que figuran decenas de informes favorables, incluso de la propia Junta Superior de Contratación de la Generalitat Valenciana, nadie se atreve a aventurar nada sobre los nuevos plazos para avanzar en esta contrata.

El gobierno local justificó días atrás en el "interés general" su intención de aprobar los pliegos este lunes en un pleno extraordinario y no esperar al ordinario, que se celebrará el lunes de la semana que viene. En este sentido, desde el ejecutivo del PP recordaron que el contrato de la basura lleva cuatro años caducado, prorrogándose año a año la adjudicación a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), y que no se ajusta a las nuevas necesidades de Benidorm, por lo que otra prórroga acabaría empeorando aún más la ya cuestionada prestación del servicio.

El alcalde Toni Pérez ha indicado este martes que su gobierno está ahora a la espera de que se pronuncien los técnicos del órgano gestor del contrato, del área de Contratación y, en último término, de la Secretaría Municipal, para saber cuáles son los pasos que deberá dar ahora. Esto es si, como dice Intervención, hay que rehacer una vez más los pliegos o si, como han defendido hasta ahora el resto de técnicos, el documento se ajusta a lo que marca la ley y puede aporobarse en pleno sin más cambios.

En cualquier caso, el primer edil, ha eludido afirmar si el documento podrá ir al pleno ordinario del próximo lunes o tendrá que seguir esperando más tiempo en un cajón.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats