La tirolina con más longitud de la Comunidad Valenciana se encuentra en Elda, en la recién inaugurada vía ferrata del monte Bolón, y lleva el nombre de Vicente Soler Alcaraz, el montañero eldense fallecido el pasado 9 de septiembre a los 52 años en un desgraciado accidente mientras descendía un barranco del Maigmó.

Sus familiares, amigos y compañeros senderistas se reunieron al inicio de la tirolina para rendir un sentido homenaje a su compañero desaparecido.

La tirolina Vicente Soler Alcaraz del monte Bolón de Elda. INFORMACIÓN

Colocaron una placa conmemorativa con el siguiente texto: “Vicente, además de ser un gran compañero, has sido una gran influencia para todos los montañeros, un insaciable creador de rutas y una persona de gran corazón. Allí donde quiera que estés, siempre nos acompañarás en nuestro camino. Nos has dejado un gran hueco en el corazón, ese que tú llenabas todos los fines de semana”.

El grupo Annapurna de Elda-Petrer en el monte Bolón en el homenaje póstumo a Vicente Soler Alcaraz. INFORMACIÓN

Vicente Soler Alcaraz lideró el grupo de montaña Annapurna de Elda-Petrer durante 15 años. Organizador de rutas montañeras y actividades de barranquismo y vías ferratas entre otras, dio la oportunidad a decenas de personas de toda la provincia de Alicante de iniciarse en el senderismo y salir a la montaña con regularidad. La organización de rutas y actividades en la montaña siempre lo hizo de manera desinteresada, lo que junto con su buen humor, afabilidad y bonhomía hizo que fuera una persona muy querida y apreciada.

La placa colocada en el monte Bolón en recuerdo de Vicente Soler Alcaraz. INFORMACIÓN

Las Vías Ferratas de Bolón, una instalación deportiva pública y al aire libre llamada a convertirse en un referente para los amantes del montañismo y la naturaleza, está generando una gran expectación cuando no se ha cumplido ni una semana de su inauguración.

Una de las vías ferratas más espectaculares del monte Bolón. INFORMACIÓN

Se trata de una infraestructura tan espectacular como vertiginosa, de 1.007 metros de recorrido, ubicada en el emblemático monte Bolón de Elda, donde se encuentra la senda por la que los Reyes Magos llegan a la ciudad iluminados por su séquito de antorcheros en la tarde del día 5 de enero.

El alcalde Rubén Alfaro y el concejal Fernando Gómez cruzando uno de los puentes nepalí de las Vías Ferratas de Bolón. INFORMACIÓN

La instalación municipal consta de tres vías ferratas (Mirador de Elda-nivel K1; Cuentamontes-nivel K2 y Bolón-nivel K3) con tramos horizontales, verticales e inclinados, un puente tibetano, un puente mono, dos tirolinas con fines recreativos, de entrenamiento, educativos o terapéuticos.

Todos los accesos y salidas de la vías ferratas transcurren por sendas ya consolidadas y sus tramos de enlace son mínimos. Se ha realizado sobre las paredes de roca caliza y puede recorrerse íntegramente, o bien, de manera parcial en caso de cansancio, tiempo limitado, lluvia, tormenta o imprevistos o nivel de dificultad, saliendo por las vías de escape contempladas para ello.

Una de las subidas a la cima del Bolón de Elda. INFORMACIÓN

El objetivo principal de este proyecto, en el que el Ayuntamiento de Elda ha invertido 40.000 euros, es la activación del turismo rural centrado en los deportes de aventura al aire libre. 

El mítico montañero César Pérez de Tudela recorriendo a sus 83 años una de las Vías Ferratas de Bolón. INFORMACIÓN

Conocedores del interés suscitado, los técnicos de la concejalía de Turismo han elaborado un tríptico que incluye toda la información sobre las Vías Ferratas de Bolón, con los diferentes tramos y también sobre el acceso para llegar al aparcamiento habilitado en la Pinada del Trinitario.