Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las listas del PSPV para el congreso federal: ningún «sanchista» tras el plante de Soler y municipalismo

La candidatura está encabezada, junto a Ana Barceló, por José Chulvi, Juana Serna y Toni Fracés - En total, entre los 34 nombres, hay trece alcaldes y ocho concejales - Alfaro se desmarca, pese a ser el presidente de la Federación Valenciana de Municipios

Ximo Puig y Ana Barceló, en el centro de la imagen, en el acto del PSPV de junio en Alicante.

Entre pulso y pulso con epicentro en la provincia de Alicante. Así se ha movido el PSPV en la última semana. En teoría, todo a cuenta de las listas de delegados para el congreso federal de octubre y el nacional de noviembre. En la práctica, porque a la vuelta de Navidades llegará el turno de los cónclaves provinciales. Y precisamente es en ese contexto en el que la tensión se ha elevado más si cabe. El grupo capitaneado por el diputado nacional Alejandro Soler -que precisamente fue el que inicialmente enarboló la bandera del sanchismo en Alicante- ya había anunciado el viernes que nadie de los suyos entraría en la lista para la cita en la que se tiene que reelegir a Pedro Sánchez por aclamación. El ilicitano sí irá, pero como miembro nato, al ser parte de la ejecutiva federal. Se escudaban en que se había incumplido el reparto de delegados pactado inicialmente. Pedían la mitad de nombres. El PSPV no transigió.

Desde la cúpula del partido, sin embargo, alegaban que en todo momento se había intentado apostar por la cohesión y la integración, pero sin perder de vista que en la candidatura encabezada por la actual consellera de Sanidad, Ana Barceló, debía tener un peso fundamental el municipalismo con un reparto comarcal equitativo, y con presencia de los principales cargos institucionales del partido. La situación llegó a tal punto que incluso aunque el plazo se cerraba el viernes a las doce del mediodía, Alicante no presentó su propuesta. Se buscaba un pacto, aunque fuera en tiempo de descuento. Se dio una prórroga. Nada. Al final, este domingo se ha hecho pública la lista de 34 delegados. Una candidatura integrada por trece alcaldes y ocho concejales, junto a otros cargos y algún militante de base. Ahora bien, al final, ninguno de los afines a Soler. Los «sanchistas» han pasado de controlar el 56% de los nombres en el cónclave de hace cuatro años a apearse de las listas por discrepancias en los números, en lo que desde el PSPV se interpreta como un pulso a Ximo Puig y, sobre todo, a Pedro Sánchez.

En los primeros puestos de la lista, junto a Barceló, aparecen el secretario provincial del PSPV y alcalde de Xàbia, José Chulvi; la presidenta del PSPV, Juana Serna; el portavoz socialista en la Diputación y alcalde de Alcoy, Toni Francés; la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Toñi Serna; el alcalde de Elche, Carlos González; y la diputada autonómica Sandra Martín. A partir de ahí, en la lista cremallera, los nombres aparecen ordenados por orden alfabético: desde la diputada alcoyana Patricia Blanquer, hasta alcaldes como los de Monóvar, Dénia, Onil, Novelda, Pego, Petrer, Rafal, Guardamar, La Vila o San Vicente del Raspeig, así como Rosana Arques por Izquierda Socialista.

También se intentó que fueran la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, o el alcalde de Elda y presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro. Hasta el punto de que hasta el mismo sábado, y pese a que el eldense ya había dejado claro hace unos días que su interlocutor es Soler, se intentó que fuera en los puestos de salida, en el número cuatro, como principal representante del municipalismo en la Comunidad. No cuajó. Alfaro plantó al PSPV y a su secretario general, Ximo Puig. Se negó a ir en la lista de delegados al federal. Se escudaban los socialistas valencianos en que en la candidatura se buscaba cubrir todas las sensibilidades, pero desde ese marcado carácter municipalista. A efectos prácticos, sin embargo, la maniobra ha servido para corroborar que quien hace ahora cuatro años era la apuesta del sector del exsenador Ángel Franco para que asumiera la secretaria provincial, aunque luego todo se frustrara, ha cambiado de grupo y ya no lo oculta. En este sentido, el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Soler ya trataron a principios de verano articular una lista para el federal encabezada por el eldense, aunque luego no llegara a nada.

Sea como sea, la lectura que se hace desde los grupos afines al secretario general de los socialistas valencianos es que este proceso sólo está poniendo en evidencia que los números no le dan al grupo de Soler, que todo lo que han venido haciendo en los últimos días es tratar de «victimizarse» para rascar algo más de cara al provincial, cita para que el ilicitano ya viene postulándose desde hace meses, y que, al final, lo único que han conseguido es tratar de desafiar a Sánchez y a Puig rechazando ir en las listas. Desde el otro sector, por contra, argumentan que nunca ha habido voluntad de llegar a acuerdos por la otra parte, que se les ha intentado humillar y que ellos lo único que persiguen es un partido más integrador. La travesía hasta enero parece que va a ser larga.

Solo una diputada nacional en las listas, por el pulso

De los cuatro diputados que tiene en estos momentos Alicante por el PSOE, sólo va en la lista la alcoyana Patricia Blanquer. Soler es miembro nato, pero la exalcaldesa de Santa Pola Yolanda Seva y el regidor de Pinoso, Lázaro Azorín, se quedan fuera, después de que la gente del exalcalde ilicitano haya rechazado estar en la candidatura. El sector de Soler tampoco tendrá representación por la ciudad de Alicante en el congreso nacional de noviembre.

Podrá acceder al listado de delegados y delegadas al 40º Congreso Federal del PSOE de la provincia de Alicante pinchando aquí.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats