Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las dos caras de la movilidad en Alicante: de la peatonalización del Centro Tradicional a la falta de nuevos carriles bici

El bipartito hace un balance "positivo" de las políticas para dar prioridad al peatón frente al coche, mientras la oposición y entidades sociales hablan de un "mandato perdido" por la falta de "ambición"

Manifestación en bicicleta este sábado en Alicante ALEX DOMINGUEZ

La movilidad, en Alicante, tiene dos caras. Mientras el bipartito de Alicante presume de impulsar la peatonalización del Centro Tradicional con las obras en la avenida de la Constitución, la oposición critica el retraso en la implantación de nuevos carriles bici, haciendo especial énfasis en la plataforma ciclopeatonal de Urbanova, que lleva años incluida en los Presupuestos sin éxito por ahora. Pero hay más.

Mientras el bipartito de Alicante destaca la puesta en marcha de la "ciudad 30" con el objetivo de calmar el tráfico en la ciudad con la reducción de la velocidad, la oposición pone el foco en el proyecto de la avenida Aguilera, donde insisten en que la voluntad política iba a convertir el vial en una "autopista" de seis carriles y donde, a pesar de las quejas que han llevado al bipartito a ceder y cambiar el proyecto, sigue sin habilitarse un espacio para incluir el carril bici.

El balance de las políticas de movilidad sostenible, coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad que se ha celebrado estos días, es muy dispar en función del autor. Para el bipartito es "muy positivo", mientras para la oposición se trata de un "mandato perdido". Un repaso al dictamen aprobado en la Comisión para la Recuperación tras la pandemia evidencia que queda mucho por hacer.

De los principales puntos que se incluyeron en el documento validado por unanimidad hace más de dos años, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) sigue todavía intacto. De hecho, se incumple en proyectos como la habilitación de un carril bus en Aguilera, al mantenerse el doble sentido de circulación. Tampoco ha habido avances significativos en la ampliación de la red ciclista, salvo con el tramo de Padre Esplá. Se ha avanzado, en cambio, en la reducción, al menos sobre el papel, de la velocidad del tráfico motorizado y en la peatonalización del Centro Tradicional, que ha arrancado con la retirada del tráfico de la avenida de la Constitución.

El concejal de Movilidad, José Ramón González (PP), asegura que "en solo dos años se ha logrado impulsar proyectos que van a transformar Alicante, como la peatonalización del Centro donde se va a recuperar espacio para los peatones". "Además, iniciaremos obras en calmado de trafico en el eje de Canalejas y fuimos de los primeros en reducir la velocidad a 30 km/h en la ciudad. Son iniciativas que logran mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Y ya trabajamos en la actualización del PMUS y del PICA (el Plan de Infraestructuras Ciclistas de Alicante)", relata del edil popular. Dentro de las medidas previstas para mejorar la movilidad sostenible, la Policía prevé iniciar una nueva campaña de concienciación en el uso correcto del patinete eléctrico.

Esa valoración política contrasta con la que hace la oposición municipal. Al próximo pleno municipal, Unidas Podemos prevé llevar una moción para crear una comisión para el impulso de la movilidad sostenible del Ayuntamiento de Alicante, con propósitos definidos como analizar la situación de cumplimiento de objetivos de PMUS de Alicante y proponer medidas en favor de la movilidad.

El portavoz del grupo, Xavier López, sostiene que se trata de un mandato "perdido en cuanto a movilidad sostenible". "Mientras en otras ciudades de nuestro entorno se ha apostado por una transformación urbana, que además ha contado con el apoyo de fondos europeos, en Alicante ha habido una desidia absoluta y una falta de voluntad total por hacer mucho más permeable y amable la ciudad para la gente", señala López, quien añade que "Alicante camina hacia atrás en cuanto a movilidad sostenible, generando una ciudad mucho más hostil hacia las necesidades de transporte, y también de salud, de la ciudadanía".

En esa misma línea se posiciona el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, quien reprocha al "PP que siga con sus políticas 'cochistas', sin desplegar actuaciones e inversiones para transformar la ciudad, desde la movilidad metropolitana sostenible". "Tenemos que ponérselo fácil a la ciudadanía para poder desplazarse y hacer su día a día sin tener que depender del coche privado que colmata el espacio público frente a las personas, contamina, tiene un mantenimiento muy caro y no es propio del modelo de ciudad del siglo XXI. Debemos transformar el Alicante de los coches en el Alicante de las personas".

El concejal socialista Manuel Martínez, por su parte, señala que "los carriles bici de Alicante son un desastre". "No está completada la red, hay trazados que acaban en la nada, no han cumplido la promesa de que iban a estar comunicadas las playas con el centro de la ciudad y tampoco está finalizado el carril a Urbanova. En movilidad sostenible, el alcalde ha vuelto a suspender", apunta el socialista, quien critica la "nula imaginación del bipartito en esta semana de la movilidad".

Las políticas en movilidad del bipartito son el motivo de la manifestación, organizada por Alacant en Bici, para reivindicar una avenida Aguilera "para todos", en alusión a la negativa en rotundo del gobierno de Barcala de aprovechar la obra para incluir un carril bici, después de que la presión vecinal obligara a modificar el proyecto para ampliar las aceras a costa de pasar de seis a cinco carriles de circulación (dos de ellos, exclusivos para el autobús).

"Nuestra valoración de las políticas es negativa. Se ha hecho bien poco, salvo el carril de Padre Esplá. Este gobierno solo ha dificultado la promoción de la bici y ha facilitado la circulación de coches. Todos los proyectos deberían pasar por la Mesa de la Movilidad para que las políticas sean útiles, porque diseñan carriles para pasear un domingo y no para que sean eficientes a diario", sostiene Pedro Raigal, portavoz de la entidad social.

Compartir el artículo

stats