Junio ha comenzado en la provincia de Alicante con avisos meteorológicos por lluvias intensas y fuertes tormentas, que han tenido una evolución muy estática e irregular en las comarcas del interior norte. En algunos puntos las precipitaciones han sido abundantes y a unos pocos kilómetros apenas ha llovido.

Para este viernes Aemet mantiene activado el aviso amarillo por lluvias y tormentas con una precipitación acumulada de 20 litros por metro cuadrado en una hora que, puntualmente, podría alcanzar los 40 litros en una hora. Episodios repentinos en los que tampoco se descarta la presencia de granizo.

El mayor riesgo se concentra entre las 12 y las 22 horas en las comarcas de El Comtat, l'Alcoià, la Marina Alta y el Alto Vinalopó. Las temperaturas no registrarán cambios apreciables y aumentará la nubosidad. La inestabilidad se mantendrá durante el fin de semana en toda la provincia de Alicante, sin bien sin alertas ni sábado ni domingo por parte de la Agencia Estatal de Meteorología.

El verano meteorológico ya ha comenzado y contra todo pronóstico arranca con temperaturas primaverales y probabilidad de lluvias acompañadas de tormenta.

Inestabilidad hasta mediados de junio

Todos los parámetros que manejan los meteorólogos apuntan a que la primera quincena de junio va a seguir estando bajo el signo de la inestabilidad. "Continuamos con condiciones de baja presión y aire frío en las capas altas. Nos encontramos con una situación muy desajustada atmosféricamente y puede amanecer con sol pero por la tarde formarse una tormenta y descargar al igual que ocurre con el clima tropical", apunta Jorge Olcina destacando los valores de lluvia que se han alcanzado durante el pasado mayo en La Montaña. "Aunque en el resto de comarcas hay cantidades de lluvia por encima de 100 litros y eso nos habla de un mes de mayo excepcionalmente lluvioso a pesar de que comenzamos con temperaturas muy elevadas y, en apenas dos semanas, todo cambió".

Según explica el meteorólogo Lluís Francés, "en meteorología, el verano es el período más cálido del año. La duración máxima de la luz solar es alrededor del solsticio de verano: 20 o 21 de junio. Pero debido a la inercia de la atmósfera, es sólo aproximadamente tres semanas más tarde cuando la temperatura media está generalmente en su máximo, es decir a mediados de julio. Es en ese momento cuando se considera que es a mediados del verano. Así, en la meteorología, el verano comienza a principios de junio y termina a finales de agosto".

Récord de lluvias de mayo desde 1950

La provincia de Alicante despide hoy un mes de mayo excepcional por la cantidad y persistencia de unas lluvias que nadie esperaba tras cinco meses de asfixiante sequía. Se han alcanzado los registros pluviométricos más elevados de las siete últimas décadas, concretamente desde el año 1950, con precipitaciones repartidas por toda la provincia, aunque han sido especialmente activas e intensas en las comarcas de l'Alcoià, Marina Alta, El Comtat, el Alto Vinalopó y l'Alacantí.

"Ha sido un mes extraordinario en Alicante. No hay precedentes de un mayo tan lluvioso en la provincia desde, al menos, el año 1950, que es cuando empiezan los cálculos", ha indicado José Ángel Núñez Mora, responsable de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunidad Valenciana, apuntando como causa de este mes tan anómalo el potente anticiclón de bloque situado al norte de las islas británicas, "que ha dado lugar a que las borrascas hayan tenido que circular por el sur de forma continua durante las tres últimas semanas".

Los mayores registros obtenidos por Avamet durante el pasado mes de mayo se han concentrado en la comarca de El Comtat: l'Orxa con 333,6 litros por metro cuadrado; Planes con 292,2 litros; Muro de Alcoy con 288,4 litros; Gaianes con 276,2 litros; Beniarrés 299,4 litros; Alcocer 285,8 litros; Agres 300 litros y Cocentaina 231,4 litros por metro cuadrado.

"Estas lluvias nos han venido como agua de mayo y nos permiten alejar el fantasma de las restricciones hídricas para este verano porque la sequía sigue ahí. Son desde luego unas aguas muy beneficiosas que se almacenan en el subsuelo y ahorran riegos pero hay que hacer un llamamiento para realizar un uso prudente y responsable del agua en los sectores agrícola, urbano, industrial y de ocio", ha comentado el catedrático Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.