Tras el encuentro con empresarios en Benidorm, la mañana del jueves para el líder del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Carlos Mazón, continuó en Alicante, donde compareció junto al alcalde de la capital de la provincia, el también popular Luis Barcala, y la diputada nacional Macarena Montesinos con motivo de la instalación de una escultura de ocho metros de un guerrero de Xian en la Explanada. Su primera intervención pública en Alicante tras el triunfo en las elecciones celebradas el domingo sirvió para que el dirigente popular recalcara su intención de gobernar en solitario, sin el apoyo directo de los trece diputados de Vox, y formar un Consell «estable», que dé «tranquilidad, seguridad y eficacia». Con este discurso lanzó un dardo al Botànic, y a las tensiones internas que ha protagonizado el PSPV-PSOE con sus dos socios, Compromís y Unides Podem. Mazón también habló de la que ha sido la gran prioridad para el PPCV durante toda la campaña, la sanidad. En este sentido, instó a la Generalitat a que apruebe el plan de vacaciones para los profesionales del sector.

El alicantino insistió en que entre sus grandes objetivos se encuentra el de gobernar en solitario y que el Consell que él dirigirá aporte la «seguridad y eficacia» que no se ha conseguido, a su juicio, en los ocho años del Botànic que ha encabezado el socialista Ximo Puig. Esta respuesta la ofreció cuando se le preguntó por el equilibrio que quiere alcanzar entre los 40 diputados autonómicos que ha logrado el PPCV y los trece que ha alcanzado la ultraderecha de Vox. Mazón hizo hincapié en que «todos los candidatos» populares «quieren gobernar en solitario» y añadió que: «Lo he dicho durante toda la campaña y la precampaña, es uno de mis objetivos. Hay que hacerlo compatible con un gobierno que ponga la sanidad a funcionar, que baje los impuestos a la gente y que defienda la Comunidad Valenciana». De esta forma, volvió a recurrir a algunos de sus principales ejes en la campaña, como han sido los de la sanidad, la reforma fiscal y el situar a la autonomía en el lugar en el que considera que se merece estar dentro del contexto español, y que no era donde la tenía el tripartido de izquierda.

Generales

La convocatoria de las elecciones generales, que se celebrarán el próximo 23 de julio, estuvo presente en la primera comparecencia de Mazón en Alicante tras el 28M. El alicantino acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al PSOE de «ningunear» a la Comunidad Valenciana, en general, y a la provincia de Alicante, en particular, citando para ello a la financiación autonómica, las inversiones en los Presupuestos Generales del Estado o el recorte sufrido por el trasvase Tajo-Segura, lo que entronca con otro de los principales caballos de batalla del PPCV durante la campaña.

De vuelta a los posibles pactos con Vox, Mazón precisó que el recuento todavía no había terminado y que, por lo tanto, los resultados de las elecciones autonómicas aún no eran definitivos. En los próximos días también se celebrarán reuniones entre los distintos grupos políticos que tienen representación en las Cortes y, por ello, pidió «el máximo respeto» para que las negociaciones transcurran dentro de un escenario de «estabilidad parlamentaria en la legislatura y, en último momento, gubernamental». Al respecto, apostilló que espera «que no sea verdad» que Puig no acuda a estos encuentros con el PPCV, porque considera que sería «una falta de respeto institucional» y un hecho «decepcionante en el momento institucional más importante de la legislatura».

Funciones

En cuanto a las reclamaciones al Consell en funciones, Mazón criticó que no se haya aprobado aún el plan vacacional para el personal sanitario de la Comunidad. Este comentario llegó después de que al líder del PPCV se le preguntara por las advertencias que ha venido realizando el Sindicato Médico, que ha señalado que se va a producir un «caos sanitario» en los próximos meses. «Tenemos una Generalitat que está en funciones y que va a cobrar los meses de mayo, junio y julio. Le pido al Gobierno autonómico que está en funciones, que funcione, tiene esa obligación», expresó el dirigente popular haciendo un juego de palabras.

Mazón criticó igualmente que las ambulancias SAMU «siguen funcionando sin médicos» y volvió a poner sobre la mesa el compromiso que adquirió en la pasada campaña electoral de llevar a cabo la descentralización del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). «¿Van a volver a cerrar consultorios o centros de salud en las zonas de menor afluencia?», se preguntó el líder del PPCV, que no finalizó ahí su ronda de interrogaciones, ya que añadió: «¿Vamos a tener el desastre del verano pasado y de cada periodo vacacional?».