Dolores celebra de nuevo su Feria del Ganado en la que se espera una gran participación durante todo este fin de semana, en el que se prevé la visita de más de 30.000 personas, que podrán recorrer los 60.000 metros cuadrados del recinto ferial. En esta edición se han superado todas las expectativas tras dos años sin poderse celebrar. Prueba de que entre el mundo de los ganaderos había muchas ganas de volver a realizar este encuentro, ha sido que ya desde el jueves se había recepcionado a la mayoría de los animales.

La Feria de Ganado de Dolores (Fegado) se ha consolidado como el evento ganadero más importante de la Comunidad Valenciana y uno de las más relevantes del país. Además, está ligada al municipio desde sus orígenes del mismo, celebrándose el primer fin de semana de agosto en el recinto ferial "La Alameda". Aunque en sus inicios fue un lugar de comercio de ganado, ahora incluye además exhibiciones y actividades lúdicas. 

En palabras del alcalde del municipio, Joaquín Hernández, "la feria es la representación ganadera y agrícola de la cultura e idiosincrasia de una tierra, un pueblo y una comarca que a lo largo de del tiempo Dolores ha convertido en fiesta". A lo largo de los años, también ha logrado ser "la mejor feria de ganado de España", ha añadido el regidor, que la ha calificado como "única" por sus espectáculos y concursos. Con características propias que no se dan en ninguna otra feria de ganado, sus eventos más importantes se desarrollan durante la noche, lo que suma un valor añadido, una experiencia exclusiva de luminosidad y color.

57

La feria del ganado de Dolores, en imágenes Tony Sevilla

Este viernes, antes del encendido del alumbrado que la inaugura de forma oficial, con la banda musical del municipio, las Reinas y Damas de las fiestas, se ha celebrado la sexta edición del concurso nacional de herradores, donde han demostrado su temple. Así, a mano, aguantando el calor que desprende, antes de culminar el proceso cuando se le pone la herradura recién forjada al caballo.

Hernández ha hecho hincapié en "el amor a los animales". Y es que la feria ha ido cambiando también algunos registros conforme la sociedad ha ido adquiriendo una mayor conciencia animalista. Prueba de ello son sus talleres de convivencia respetuosa con animales.

Destaca también la exhibición de adiestramiento deportivo canino, a cargo de Center K9 Elche, así como los talleres interactivos caninos con la participación del público y la exhibición de detección de sustancias olorosas.

Este sábado, a las 10.00 horas, se celebrará una romería huertana ganadera con animales y carruajes que recorrerá varias calles, mientras que a las 22.30 horas tendrá lugar un espectáculo de doma de alta escuela, a cargo del Centro Ecuestre Cándido Pina.

Uno de los eventos más importantes de Fegado es el Concurso Nacional de Caballos de Pura Raza Española, que puntúa para el Concurso Morfológico Nacional, en el que la feria está calificada ya con dos estrellas. Otro de los acontecimientos más esperados es el Mercado Nacional de Ganado Selecto, así como el concurso de agility canino y el de arrastre vacuno y equino, un espectáculo que no se da en otras ferias del sector. 

También es única la vigilancia del recinto de la feria, que la lleva a cabo la Unidad Ecuestre de la Policía Local de Dolores, la única que existe en la Comunidad Valenciana sin contar la unidad de Valencia.

Declarada en 2019 Fiesta de Interés Autonómico de la Comunidad Valenciana, Dolores trabaja para que sea reconocida Fiesta de Interés Turístico Nacional. El próximo año, coincidiendo con la feria internacional de turismo Fitur, Fegado iniciará el expediente para lograr este estatus.

Una Feria llena de historia

La Feria de Ganado de Dolores se viene celebrando de manera continuada casi desde los orígenes del municipio, alcanzado su auge en los años 40 y 50, siendo el foro natural de las transacciones de animales para el trabajo en la huerta y de cría para la producción. 

Así, se ha convertido en un foco de atracción turística, tanto por su amplia tradición como por el volumen de cabezas que atrae durante la primera semana de agosto y por el número de visitantes que recibe.

Cada tipo de animal cuenta con su particular protagonismo en un acto específico desarrollado en una o varias jornadas, al mismo tiempo que se ponen en valor oficios relacionados con la ganadería tan antiguos como la trilla del trigo, el arte de la herrería o la doma de caballos.