Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de Alicante se compromete a tener abierta toda la nueva zona de acceso público para la salida de la Ocean Race

El conseller Arcadi España y el presidente Julián Pérez Milla supervisan los trabajos, que culminarán en enero de 2023

Julián López Milla explicando cómo quedará la zona abierta al público en presencia de Arcadi España Héctor Fuentes

El presidente del Puerto de Alicante, Julián López Milla, y el conseller de Infraestructuras, Arcadi España, han presentado este viernes un vídeo en el que se visualiza cómo quedará la gran área de espacio lúdico y peatonal del puerto que integrará la isla flotante en la dársena, entre los muelles 5 y 8, que quedarán unidos por un transbordador. El objetivo es que todos los trabajos culminen en enero de 2023, coincidiendo con una nueva salida de la Ocean Race desde Alicante.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Julián López Milla, ha pedido, en este sentido, disculpas a los vecinos por las molestias que están provocando las obras. Y lo hacía, además, mientras los turistas que habían llegado en un crucero a Alicante podían asistir a la descarga de graneles al aire libre en directo, provocando nubes de polvo, ya que aún no está operativa la nave cerrada para el tratamiento de esta mercancía.

El Puerto trabaja en la remodelación de los dos paseos peatonales, ampliándolos con pasarelas de madera que, de momento, tampoco se han colocado. Continúan las obras del Distrito Digital, la remodelación de la plaza nueva, y el BOE ya ha publicado el concurso público la construcción del edificio destinado a acoger un restaurante en la isla flotante que se ubicará en la bocana de la dársena interior.

Se trata de un inmueble que contará con una superficie de 393 metros cuadrados, y cuyo adjudicatario también asumirá la concesión del complejo hostelero del "Soho". La “isla-plataforma”, con más de 600 metros cuadrados de superficie, servirá como punto intermedio de atraque para una embarcación que cerrará, por vía marítima, el circuito terrestre que rodeará la dársena interior del puerto, ofreciendo un paseo público peatonal de más de 3 kilómetros, en uno de los lugares más visitados de la ciudad de Alicante.

Sobre la isla, el edificio dispondrá de una planta baja, una primera planta y una terraza transitable, con una superficie de 393 metros cuadrados , y se podrá utilizar para la prestación de servicios de hostelería. El resto de espacio disponible en la isla, 276 metros cuadrados, se destinarán a uso público.

Esta zona, ubicada en la parte este del puerto, se encuentra totalmente abierta al público y a la ciudad desde hace años, y actualmente se encuentra en obras, casi en su totalidad, con el fin de llevar a cabo una amplia renovación, para convertirla en una gran plaza marina en el centro de Alicante, formada por los muelles 1, 3, 5, 2, 4, 6 y 8, más la isla artificial que los conecta.

El proyecto se ha representado mediante un vídeo renderizado, que simula, de forma muy general, la imagen fotorrealista del conjunto, una vez acabado, a expensas de completar el diseño de algunos elementos. Ejemplo de ello es el edificio del restaurante, cuyo concurso público para su construcción, acaba de ser publicado en el BOE (los documentos se encuentran en la web de la APA).

"Cuando las obras culminen, los alicantinos se sentirán inmensamente orgullosos de contar con un frente marítimo de primerísimo nivel, que aumentará notablemente el atractivo turístico de la ciudad", han subrayado López Milla y España.

Todas estas inversiones favorecen, según Consell y Puerto, además del turismo y del bienestar de la ciudadanía, la creación de empleo y el desarrollo económico, ya que se unen a las realizadas para favorecer la instalación de empresas de perfil logístico y tecnológico, como el Distrito Digital o la total transformación del antiguo centro comercial Panoramis, convertido en un espacio de coworking y para la instalación flexible de oficinas.

Las actuaciones que se están llevando a cabo en la dársena interior se suman a las que se ejecutaron el año pasado en el Parque del Mar, donde se ampliaron las zonas de ocio y paseo invirtiendo más de 2,2 millones de euros (en las dos fases). El Consejo de Administración de la APA ya aprobó hace unos meses ceder este espacio al Ayuntamiento para optimizar su aprovechamiento por parte de la ciudadanía.

Recordar, por otro lado, que el Puerto ya ha adjudicado el contrato para la asistencia técnica para la redacción y tramitación de la modificación del Plan Especial del Puerto de Alicante, que según el pliego de condiciones debe estar aprobada en un plazo máximo de 18 meses e incluir el futuro centro de congresos. Este es el periodo que se prolonga la relación contractual entre la Autoridad Portuaria y la licitadora que presentó la mejor oferta, Consultores Asociados Ingeniería y Urbanismo, de Benidorm. El contrato se ha adjudicado por 34.800 euros, frente a los 40.000 euros previstos como presupuesto base de licitación.

López Milla explicando a Arcadi España detalles de las obras Información

La modificación urbanística, según recoge el pliego de condiciones, busca "revisar la zonificación y usos de un conjunto de sectores situados en la Unidad de Poniente, con el fin de adecuar los espacios portuarios a los nuevos retos que se plantean, tanto logísticos, como de interacción puerto-ciudad, entre los que se encuentra -según prosigue el texto- el interés para construir un nuevo palacio de congresos en el dominio público portuario".

Sigue en el aire, por otro lado, la construcción del restaurante en el faro del Cabo de la Huerta, que, de momento, carece del encaje legal en la infraestructura levantada en suelo rústico. Los promotores solicitaron la licencia para hacer la obras hace ya casi un año, y desde entonces pagan al día el canon establecido por el Puerto, pero los trabajos siguen sin arrancar pendientes, por otro lado, del fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. La plataforma que se opone al restaurante formalizó su demanda en mayo de 2021, la Abogacía del Estado reclamó que no se admitiera y hubo una alegación del colectivo en junio de la que no se ha vuelto a saber nada.

El consejo de administración del Puerto de Alicante adjudicó hace más de un año al grupo hostelero que gestiona, entre otros Torre Mauro y Petímetre, la concesión del restaurante del faro del Cabo de las Huertas. La pelota quedó en el tejado del Ayuntamiento de Alicante, que no le ha dado la licencia de momento, y la propia Generalitat. Si hubiera informes desfavorables en el expediente de la licencia municipal no se podría dar el permiso. Alguno de esos informes sí es autonómico, como el que tiene que emitir la Conselleria de Cultura al actuarse sobre un BIC, o como el que se debiera emitir la Conselleria de Política Territorial sobre la compatibilidad de la actuación con el Pativel. 

Compartir el artículo

stats