El Paseo del Mar, nombre comercial de la zona de ocio que se construye en el puerto de Torrevieja, ya cuenta con más demanda que oferta de espacios de restauración disponibles, según fuentes de la concesionaria que está reurbanizando el espacio, Empresas del Sol. Global Optima Services, la consultora inmobiliaria que va a gestionar este espacio cuenta en Torrevieja con la solicitud de multinacionales del sector de la hostelería que trabajan las franquicias. Y ya copan los 8.500 metros cuadrados que se van a ofrecer en arrendamiento, distribuidos en seis edificios de dos plantas, junto a la bahía de la ciudad.

Acceso al edificio rehabilitado de Aduanas con Eduardo Dolón, Ximo Puig, Enrique Riquelme cargos de la Conselleria de Territorio y personal funcionario de Puertos de la Generalitat TONY SEVILLA

En menor medida hay una reserva para negocios de hostelería de empresas locales. En total se ofrecen entre 23 y 27 locales con una media de cuatrocientos metros cuadrados, además de los cines y una bolera. La cifra total dependerá de la distribución final de los negocios y el tipo de actividad, y si alguno ocupa más superficie que un local estándar. 

Recreación del aspecto final de la zona de ocio del puerto de Torrevieja

Solicitudes

En la zona de ocio se va a construir un aparcamiento subterráneo con capacidad para 650 vehículos que podría estar terminado el verano que viene. Mientras que los espacios de hostelería estarían listos para 2024. La inversión inicial sobre los 18.000 metros de concesión total se situaba inicialmente sobre los 17 millones de euros, pero el aumento de precios y suministros ya eleva la inversión por encima de los veinte. 

El Paseo del Mar de Torrevieja ya tiene demanda para los 8.500 metros de hostelería

El Paseo del Mar de Torrevieja ya tiene demanda para los 8.500 metros de hostelería Tony Sevilla

Los promotores han recibido peticiones de negocios que no encajan con el perfil del proyecto que va a desarrollar el concesionario. Solo se permiten negocios comerciales si están vinculados con el sector náutico. 

#TORREVIEJA Visita del presidente de la Generalitat Ximo Puig, el alcalde Eduardo Dolón y el empresario Enrique Riquelme a las nuevas oficinas del puerto en el rehabilitado edificio de Aduanas

Posted by Información Vega Baja on Wednesday, November 30, 2022

Aduanas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón (PP) , y el empresario concesionario Enrique Riquelme, visitaron ayer las instalaciones del rehabilitado edificio de Aduanas en el que está reubicado desde hace unas semanas el personal de Puertos de la Generalitat y el de Capitanía Marítima. También acogerá una oficina de la Guardia Civil. Esta obra de reforma ha costado 800.000 euros y respeta la arquitectura original del edificio levantado en los años cuarenta del pasado siglo. Forma parte de las mejoras que la Generalitat reclamó al concesionario para hacerse con la explotación del suelo de dominio público durante 50 años.

Maquinaria de pilotaje para la construcción del aparcamiento subterráneo en el puerto TONY SEVILLA

También pidió la construcción de una nueva lonja de venta de pescado que se puso en marcha a principios de octubre pasado con un coste aproximado de otros dos millones de euros. Una vez terminadas estas dos mejoras, con el derribo de los antiguos edificios de Puertos y la Capitanía, los almacenes pesqueros y pertrechos de la flota pesquera, ayer comenzó la demolición de la antigua lonja pesquera.

Son más de 3.000 metros cuadrados que ocupan la zona más cercana al cantil de la bahía. Durante la última semana se ha retirado la cubierta de fibrocemento y derribado las instalaciones interiores. Y ayer por la tarde, tras la visita del jefe del Consell, seguido de cargos de la Conselleria de Territorio, comenzó la demolición de las dos naves que han sido testigos de buena parte de la historia de la pesca en Torrevieja. Ambas construcciones han definido la imagen del espacio portuario en los últimos 70 años. 

Derribo de la lonja

El derribo más importante de estas obras celebrado como una buena noticia por el concesionario, la Generalitat y el equipo de gobierno del PP, que volvía a difundir en redes sociales esta primera fase de la reurbanización del entorno portuario como un proyecto propio, tuvo sin embargo una voz discordante. Miguel Ángel Pavón, que presentó la única alegación contra la modificación del Plan General que ampara este proyecto: «Es muy fácil destruir el patrimonio y las huellas de la historia cuando las administraciones se muestran insensibles a su protección y se anteponen intereses particulares a los generales. Un clásico en Torrevieja, por desgracia».

El PSOE local también hizo un amago de intentar preservar parte de estos edificios como espacio expositivo, pero luego se olvidó.