En otras ocasiones te hemos hablado de los hacks de Ikea, o cómo transformar un mueble de la marca sueca y convertirlo en uno prácticamente nuevo para adaptarlo a tu estilo. Sólo hace falta un poco de inspiración y también un poco de mano, para qué negarlo.

Pero lo cierto es que el típico mueble puede convertirse en uno totalmente nuevo si decides transformarlo. Eso es lo que te proponemos con el zapatero Bissa de Ikea. Un mueble muy sencillo de líneas rectas y que tiene dos o tres compartimentos abatibles para meter tus zapatos.

Si te decides por el de dos cajones, tienes que saber que tiene unas medidas de 93 centímetros de alto por 49 de ancho y 28 de profundo. Los separadores de los cajones pueden quitarse si necesitas espacio para calzado más grande, como por ejemplo unas botas. Si conservas los dos separadores pueden caber hasta ocho pares de zapatos. 

Ten en cuenta que este mueble tiene que anclarse a la pared y que lo tienes disponible en dos colores blanco y negro. Este modelo cuesta 35 euros. 

Si te parece pequeño, o necesitas espacio de almacenamiento puedes elegir el Bissa de tres cajones que pasará a medir 135 centímetros de alto y en el que podrás guardar hasta 12 pares de zapatos. Este cuesta 49 euros.

Cómo transformar el zapatero Bissa de Ikea

El recibidor es la puerta de entrada a nuestra casa, una primera impresión, que como sabemos es muy importante. Por eso no debes dejar ningún detalle al azar y recordar que poco es más. Así que aunque tengas poco espacio puedes lograr un espacio ideal que, además de bonito, puede ser tremendamente útil.

¿Qué necesitas para tener el recibidor perfecto? Pues dependiendo de tus necesidades pero un zapatero o un banco pueden ser unos muebles muy útiles. Luego siempre te vendrá bien tener un espacio en el que dejar las llaves, por ejemplo.

Si te gusta el zapatero Bissa de Ikea y quieres usarlo para tu recibidor hemos encontrado varias propuestas para que quede ideal. En primer lugar puedes ponerlo sólo y encima colocar algún elemento decorativo como unas cestas (para las llaves), unos cuadros o unos espejos.

Te puede interesar:

Si eres un poco manitas hemos visto que queda ideal colocando encima una tabla de madera (que también puedes comprar en Ikea) y darle un estilo nórdico. Pero además, puedes hacerte con unos bonitos tiradores. Con un poco de maña puedes lograr cambiar por completo este mueble y que quede perfecto en tu recibidor.