Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Está demasiado seco el Benacantil?

Los vecinos alertan del exceso de matorrales en el monte del Castillo de Santa Bárbara. El Ayuntamiento replica que se refresca la vegetación con cañones de riego

Aspecto del monte Benacantil, este viernes Pilar Cortés

"Las laderas del Castillo de Santa Bárbara están llenas de matorrales secos, muros y escalones rotos, y de basura". Es solo una de las quejas de ciudadanos de Alicante sobre el estado del monte Benacantil, sobre el que se asienta el Bien de Interés Cultural, y que consideran que está en peligro estos días de tan intenso calor. Vecinos de barrios de las proximidades consideran que el monte es un polvorín con tanto matorral seco y más en las proximidades a los parques de la Tuna y de la Ereta por los restos de botellón que se eternizan, cristales que pueden convertirse en lupas bajo los rayos del sol.

Ante esta alarma, el Ayuntamiento afirma que la Concejalía de Medio Ambiente tiene muy presente el factor multiplicador del riesgo de incendio por las altas temperaturas y está utilizando los cañones de riego que instaló hace unos cuatro años para refrescar y humedecer la vegetación del Benacantil con el objetivo de hidratar el monte. "Además se han intensificado considerablemente las tareas de desbroce", señalan desde el bipartito.

Al margen de la sequedad del monte en un verano de temperaturas extremas, con varias olas de calor, los vecinos coinciden en que la basura que se acumula en algunas zonas es uno de los peores enemigos de este paraje natural urbano, de ahí que reclamen a la Policía Local multas para sus autores y que se encarguen de recoger esos desperdicios, y medidas coercitivas también para quienes realizan destrozos y pintan grafitis en los muros "hasta que se quede limpio como la patena".

Visitantes del monte Benacantil, este viernes

Desde la asociación de vecinos Laderas del Benacantil critican en general la la dejadez de la zona, "el pan nuestro de cada día. Las entradas al parque de la Ereta están degradadas y olvidadas. Se está secando", señala el actual presidente, Joaquín Gangoso.

Desde la entidad vecinal inciden en que el calor por sí mismo provoca que se seque la vegetación, a lo que se suma que "el recorrido por el parque de la Ereta y la subida al Castillo están llenos de restos de botellas, suciedad, comida y vasos. Es importante que se riegue el monte pero con tanta suciedad la imagen que se da a alicantinos y turistas es de un estercolero".

Además de considerar que se debe regar más, los vecinos explican que el acceso al monte por San Roque está "absolutamente deteriorado, y lleno de suciedad y grafitis, no solo de matorrales. Tampoco hay pasamanos etc...y así lo hemos denunciado por registro". Una situación que también han expuesto a la Concejalía de Seguridad.

Por su parte, residentes en Santa Cruz como Mariano Ballester señalan que todo el monte está muy seco, "con la que está cayendo este verano. Hay mucho matorral, aunque de momento no ha habido conatos de incendio, al menos en la parte de la Ereta". Además de que se incremente el riego en los espacios verdes, también piden que se baldee más a menudo la parte más alta del Casco Antiguo de Alicante.

Recientemente, un vídeo del concejal del grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante Rafa Mas mostraba la situación de abandono y cierre de algunos tramos de la muralla peatonal de acceso al Castillo de Santa Bárbara.

El Ayuntamiento de Alicante presentó en 2019 en Madrid en la Cumbre del Clima COP25 el proyecto 'Smart&Circular' de prevención de riesgo de incendios forestales para el monte Benacantil. El Ayuntamiento de Alicante diseñó un sistema que permitirá reutilizar las aguas residuales para prevenir incendios forestales y reforestar las laderas del monte Benacantil, con soluciones de economía circular como agua sostenible, energías renovables, bienestar y smart ticks.

El proyecto incluye una red de sensores que permite contabilizar el número de visitantes y el tiempo de permanencia en el recinto, alertar de posibles incendios y avisar en caso de que algunos de los visitantes hayan podido sufrir algún accidente.

Compartir el artículo

stats