Las pequeñas salitas que hay repartidas en las diferentes plantas del hospital de Elda para facilitar el descanso de los sanitarios también sufren las restricciones del coronavirus. La dirección ha decidido limitar su uso para que solo puedan ser compartidas por dos profesionales como máximo al mismo tiempo. El objetivo es evitar contagios después de que se hayan detectado dos brotes de covid-19 que han afectado a 25 trabajadores de Traumatología y Oncología. El primero ha infectado hasta el momento a 17 trabajadores -10 enfermeras y 7 auxiliares- que están guardando cuarentena en sus casas. Los positivos -la mayoría son asintomáticos- se detectaron la semana pasada, a través de las pruebas PCR, y han ido aumentando en los últimos días hasta extenderse a la mitad de la plantilla de Traumatología. Una circunstancia que está haciendo necesario doblar turnos y realizar nuevos contratos de suplencia para atender a los pacientes ingresados en la planta.

El personal ha solicitado que se realice un estudio epidemiológico para conocer el origen del brote pero los expertos en Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Salud de Elda tienen sus propias sospechas. Creen que los contagios han podido producir en la salita de descanso de la planta donde los profesionales suelen desayunar o merendar, e incluso comer cuando les tocan los turnos de doce horas. Son espacios muy reducidos y sin ventanas al exterior dotados de una mesa con varias sillas, nevera, tostadora, microondas, cafetera y un pequeño fregadero. Apenas miden seis metros cuadrados y no tienen más ventilación que la del propio sistema cerrado del hospital. Una circunstancia que los convierte en lugares propicios para la transmisión del virus a través de los aerosoles que se emiten al hablar.

"No sabremos si el confinamiento perimetral de Elda y Petrer está dando frutos hasta que pasen 14 días"

Ana Barceló - Consellera de Sanidad

El otro brote de covid se ha producido en la Unidad de Oncología y, según los datos obtenidos hasta el día de ayer, se han infectado ocho profesionales, cinco pacientes y varios familiares. De momento no se ha registrado ningún caso grave pero en este tipo de enfermos deben extremarse los cuidados preventivos.

Sanidad evalúa la situación

La consellera de Sanidad no tiene intención de aplicar más medidas restrictivas en Elda y Petrer, además de la anunciada el pasado martes, de mantener durante dos semanas más el confinamiento perimetral de Petrer y Elda. «Lo más importante no es poner más medidas, sino que las que están ya implantadas se cumplan», subrayó Ana Barceló en la reunión que mantuvo ayer por la tarde en el Ayuntamiento de Petrer con su alcaldesa, Irene Navarro, y con el primer edil de Elda, Rubén Alfaro. El encuentro tuvo por objeto evaluar la situación de ambas ciudades respecto a las actuaciones puestas en marcha, tanto las generales en la Comunidad Valenciana como la particular del confinamiento perimetral de la conurbación Elda-Petrer, para tratar de frenar los contagios de coronavirus. «Es todavía pronto para valorar si la medida está teniendo una repercusión positiva y dando sus frutos, necesitamos al menos que pasen 14 días, pero los datos reflejan que todavía no hemos doblegado la curva y, de hecho, hay un cierto aumento de casos. Así que vamos a prorrogar el perimetraje dos semanas más».

"Es necesario el compromiso de todos los vecinos para recuperar una cierta normalidad"

Rubén Alfaro - Alcalde de Elda

Ana Barceló también anunció ayer que mantendrá reuniones periódicas de seguimiento por videoconferencia con los alcaldes de Elda y Petrer, y también les remitirá a ambos los informes de incidencia del virus para que puedan analizar la situación de cada municipio. «El período de 14 días se toma porque es el tiempo que establece Epidemiología para conocer si una medida tiene o no efectos», quiso aclarar la consellera, matizando al respecto que «espero que no haya que llegar a medidas más drásticas».

La consellera, de Sax, también les ha agradecido públicamente a Alfaro y Navarro el trabajo que están realizando. «Entiendo que esto es un sacrificio enorme. Pero también quiero extender mi agradecimiento a los ciudadanos y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que participan en el dispositivo. No vamos a poder vencer al virus si no hay responsabilidad individual. Es imposible», advirtió.

Por su parte la alcaldesa de Petrer puso el acento en la gran movilidad de las dos ciudades que actúan como polo de atracción para toda la comarca en el ámbito comercial, industrial, de ocio y de servicios administrativos. «Necesitamos protegernos y proteger a los demás porque generamos una gran actividad que va a ser necesario que recuperemos a la mayor brevedad posible y solo será posible si logramos reducir el nivel de contagios y situarlo en cifras normales», manifestó. También el alcalde de Elda apeló a «un compromiso de todos los vecinos porque está en manos de todos seguir reduciendo los contagios y recuperar una cierta normalidad».

"Solo será posible recuperar la gran actividad que generamos si logramos reducir el nivel de contagios"

Irene Navarro - Alcaldesa de Petrer

Mientras tanto, el hospital sigue manteniendo una presión asistencial muy alta por el covid. Ayer el número de pacientes en planta era de 162 más 11 casos sospechosos mientras en la Unidad de Críticos permanecían graves 29 enfermos. Pese a ello la consellera aseguró que el hospital «de momento está bien» aunque sigue aplicando sus planes de contingencia frente a la pandemia.