Desde el horóscopo occidental (o griego), al horóscopo chino, el nativo americano o horóscopo maya… todas las sociedades han tratado de adivinar el porvenir de una forma u otra, cada una escogiendo teniendo en cuenta métodos diferentes que nos ayudan a conocer un poco más su cultura. El horóscopo maya es uno de los más especiales de todos los sistemas de predicción astrológicos y la predicción del futuro fue clave en su historia. Los mayas se basaban en un calendario lunar basado en 13 lunas, lo que significa que en este horóscopo hay 13 signos y no 12, como en el horóscopo griego que conocemos.

Los mayas eran expertos en astronomía y también en matemáticas, algunas opiniones afirman, incluso, que su calendario es más preciso que el nuestro. En las siguientes líneas podrás descubrir qué signo zodiacal eres según el horóscopo maya, conocer qué animal eres y también las características del mismo.

Lagarto (del 13 de diciembre al 9 de enero)

Los lagartos son gente positiva y sencilla. No les gusta nada el desorden y van por el mundo contagiando buenas vibraciones y alegría. Eso sí, su amor por el orden les puede hacer parecer algo obsesionados y controladores, aunque, a pesar de esto último, prefieren que sean los demás los que se encarguen de hacer las cosas.

Sueñan mucho, así que nunca tienen el suficiente tiempo para realizar todo lo que les gustaría hacer. Suelen tener grandes ideas y son muy buenos analíticos y estudiosos, por los que pueden ser gandes médicos, filólogos o bibliotecarios. A pesar de esto último, prefieren trabajar en algo “común” para evitar tener miradas encima. En ocasiones pueden ser bastante introvertidos, tímidos e inaccesibles.

Mono (del 10 de enero al 6 de febrero)

El mono es el signo con más divertido de todo el horóscopo maya. Tienen un gran sentido del humor y miran al futuro con optimismo y alegría. Además, sociables y fiesteros. Son bastante autónomos en cuestiones de la vida diaria y el trabajo (no soportan los horarios férreos y encorsetados, las rutinas ni jefes dando órdenes). Las profesiones artísticas les vienen a los monos como anillo al dedo. Son tan, pero tan, pero tan cariñosos… que no pueden ser completamente fieles. Además, se aburren rápido y necesitan inmediatez y novedad constantes. Darían mucho juego en ‘La Isla de las Tentaciones’. Si quieres conservar a un mono a tu lado, sorpréndelo a diario y sé muy imaginativo.

Halcón (del 7 de febrero al 6 de marzo)

Increíblemente perceptivos y también muy dominantes. Los halcones tienen la capacidad de mantenerse firmes ante situaciones difíciles, lo que les permite gestionar y buscar soluciones rápidas a problemas que harían que cualquier otro signo se bloquease. Saben llegar a buenos acuerdos con las personas cuando consideran que es oportuno, se distinguen sobre el resto de signos por su honestidad.

Son excelentes pilotos y aviadores, no sólo por una cuestión de altos vuelos… sino porque aman la libertad. Con su diplomacia son también grandes jueces y embajadores. En el amor son sumamente fieles, solo tendrán un amor en la vida y querrán estar siempre son esa persona.

Jaguar (del 7 de marzo al 3 de abril)

El Jaguar es el signo más apasionado de todo el horóscopo maya: No Todo les parece posible y, con su persuasión, hacen que los que le rodean también acaben convencidos. Si un jaguar te pide que te tires por un puente, seguramente acabes tirándote por un puente. Les encanta la emoción de enfrentarse a retos difíciles. Suelen ser ingeniosos y buscan nuevas aventuras cada día, por lo que son buenos músicos o periodistas. Cuando se enamoran, los jaguares no se dan por vencidos hasta conseguir el amor de la persona que ha llamado su atención, por lo que pueden acabar conquistando o parecer un poco pesados.

Perro/Zorro (del 4 de abril al 1 de mayo)

Un signo solidario y entregado a los demás. Su virtud es saber cuidar y así tratan de ayudar a quien esté en su mano. Son correctas, educadas, luchadoras y justas. Defienden siempre a aquél que está en una posición desfavorable y son empáticos y asertivos a la hora de hacer juicios de valor.

Por todas estas virtudes, los perros/zorros suelen ser grandes enfermeros, profesores o psicólogos. En el amor están pendientes de todo lo que pueda faltar y todo lo que puedan aportar a la relación, procurando que no le falte nada a su pareja. Cuando entran en colapso pueden parecer un poco irascibles, pero se les pasa rápidamente.

Serpiente (del 2 de mayo al 29 de mayo)

Las personas serpiente no pasan desapercibidas: ni por su presencia, sensual y coqueta, ni por su personalidad, culta y ambiciosa. Las personas bajo el signo de la serpiente prefieren estar solas a mal acompañadas y disfrutan de tener un espacio donde librarse del resto de los mortales (aunque sea sólo por unas horas). Trabajan muy duro para conseguir algo que les encanta: el dinero. Debido a sus características y poderosas ambiciones suelen ser buenas en el ámbito del marketing y las ventas. En cuanto al amor, son muy enamoradizas y necesitan mucho cariño para sentirse seguras.

Conejo/Ardilla (del 30 de mayo al 26 de junio)

Trabajadoras, constantes y delicadas. Las personas bajo el signo del conejo/ardilla tienen también buen sentido del humor. Son agradables y simpáticos, “buena gente”, y por ello hacen amigos allá a donde van, conservándolos para siempre aunque no puedan verlos todos los días. Son expresivas y siempre recordarán a su gente las cosas por las que consideran que son importantes en su vida. Soñadoras y positivas, las personas conejo/ardilla no son amantes de meterse en líos, porque consideran que entorpecen sus objetivos prácticos.

Son grandes locutoras, reporteras o comentaristas, todo ello gracias a su innata capacidad de comunicarse agradablemente con los demás. En el amor, apoyan incondicionalmente a su pareja y les encanta hacer sorpresas y tener pequeños detalles (algo que también valoran que hagan con ellas mismas).

Tortuga (del 27 de junio al 25 de julio)

Tan hogareñas que su animal totémico lleva la casa “encima”. Las tortugas disfrutan de la soledad pero también aman dedicarse a su familia. Son fanáticas de las actividades sedentarias: un poco de Animal Crossing, un parchís o un vinito con amigos en el salón o una tarde de lectura o cine dedicada a los autocuidados. Aunque aman la naturaleza, jamás harían nada que pudiera poner en riesgo su salud y no son para nada fans de los deportes de riesgo (mejor ir pasito a pasito). Excelentes jardineras, biólogas y ecologistas, las tortugas aman el medio ambiente y luchan por cuidarlo día a día. Aunque son tímidas e introvertidas, cuando consiguen abrirse con alguien es para siempre. En el amor, mejor las cosas con calma (tanta calma que siempre les cuesta dar el primer paso).

Murciélago (del 26 de julio al 22 de agosto)

Dominantes, líderes, con una personalidad única y mucho carisma. Los que han nacido bajo el signo del murciélago suelen tener bastante genio, pero también ingenio para resolver problemas, por lo que la presión no les turba la mente en absoluto. Suelen tener objetivos firmes y casi siempre los alcanzan (si no lo hacen, es que no todas las cartas estaban en su mano).

Les encanta pasar el tiempo solos y no les importa tener largas temporadas de soltería, eso sí, si se enamoran lo hacen muy profundamente. En el amor necesitan sentir admiración por su pareja. Son protectores pero necesitan que su pareja sea tan independiente como ellos, porque si no se sentirán encerrados muy rápidamente. Triunfarán en la política y en departamentos relacionados con la administración y la economía empresarial.

Escorpión (del 23 de agosto al 19 de septiembre)

A pesar de los prejuicios que hay sobre este animal, en su versión del horóscopo maya los escorpiones son bastante simpáticos. Son idealistas, aunque también muy apacibles y amantes de la rutina: no les gusta nada los cambios bruscos e inesperados en su vida. Analíticos y calculadores, son buenos consejeros y escuchan con atención y empatía a los demás, aunque a la hora de abrirse y contar intimidades son extremadamente reservados. Sólo hablan cuando verdaderamente creen que pueden aportar algo con sus palabras.

Son perseverantes y responsables, por lo que son buenas a la hora de sacar plaza para cualquier oposición, tendrán éxito en cualquier objetivo que se marquen. Excelentes abogados, profesores, secretarios… En el amor son de pocas palabras y muchísimos hechos, jamás incumplen una promesa. Fieles, esperan lo mismo de su pareja y no olvidan “ni una”.

Venado (del 20 de septiembre al 17 de octubre)

Sensiblones, sentimentales, amorosos, románticos, decimonónicos… Los venados aman el amor y viven para él, por lo que su pareja es lo más importante. Tienen mucho amor para dar y, sí, lo dan todo, pero también esperan lo mismo.

El venado tiene mucha fuerza de voluntad y suele ser una persona inocente hasta el punto de que, en ocasiones, abusan de su ingenuidad. Esta sensibilidad que comentábamos está intrínsecamente ligada al arte y los ideales de belleza, por lo que suelen ser buenos artistas, pintores, poetas, o diseñadores. Idealizan el amor y lo ponen como principal objetivo en su vida, por lo que cuando se llevan un desengaño el “trompazo” suele ser tan dramático como el principio de Bambi.

Búho/Lechuza (del 18 de octubre al 14 de noviembre)

¿Qué nos viene a la cabeza cuando pensamos en un búho o en una lechuza? Evidentemente. Sabiduría, templanza e intuición. Los nacidos bajo este signo son seres sociables y unos consejeros muy buenos. Aunque suelen tener un temperamento cambiante cuando la cosa va de ser críticas con ellas mismas, las lechuzas son todo amor para los demás. Su prioridad siempre es dormir a gusto cada noche, sin remordimientos y con mucha paz interior.

Les encanta meditar y estar solos, por lo que viajar de mochilera es una buena opción para toda lechuza. Como lo hacen todo con amor, las lechuzas son buenas agricultoras, veterinarias, y biólogas. Son perfeccionistas, también en el amor, por lo que pueden tener varias parejas en periodos de tiempo más o menos largos hasta dar con su persona ideal.

Pavo real (del 15 de noviembre al 12 de diciembre)

Son (en ocasiones, creen ser) únicos, y pretenden demostrarlo. Sus opiniones son como su personalidad, extrema: todo o nada, blanco o negro… no hay grises ni puntos medios. Su naturaleza hace que se compliquen la vida innecesariamente en muchas ocasiones, algo que no les gusta porque aspiran a la tranquilidad vital y a no tener ningún problema (sí, a veces se los buscan).

Les gusta hacer las cosas a la primera y sobresalir, por lo que si algo no se les da del todo bien buscarán algo en lo que sí puedan destacar del todo. La normalidad no va con ellos por lo que muchas veces pueden tener sensación de insatisfacción, aunque cuando alcanzan sus metas la gratificación es máxima y se sienten los reyes del corral. En el trabajo serán excelentes actores, pues adoran la versatilidad que aporta el escenario, y también escritores o artistas, ya que pueden dejar todas sus excentricidades plasmadas sobre un papel o un lienzo. En el amor es esencial que un pavo real se sienta imprescindible y amado: les gusta que les consientan y atiendan.