El Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los animales ha generado diferentes polémicas desde su presentación el pasado octubre. Las diferentes prohibiciones y obligaciones recogidas en este borrador de la ley de Bienestar Animal, que todavía puede sufrir cambios, han provocado diversas reacciones en redes sociales. Algunas de las más sonadas, como el DNI Animal o el curso obligatorio para tener perro, se han encontrado con una fuerte oposición, tomando protagonismo sobre otras medidas polémicas como la prohibición del uso de animales en exposiciones de belenes, cabalgatas y procesiones.

Otro de los temas más polémicos de la nueva Ley de Protección y Derechos de los animales afecta a pájaros de canto como el jilguero, el canario silvestre, los pinzones, verdecillos y verderones, hablamos de la prohibición del silvestrismo.

¿Qué es el silvestrismo?

El silvestrismo es una afición que se dedica a la captura, cría y adiestramiento en cautividad de ciertos pájaros silvestres, en concreto los pertenecientes a la familia de los fringílidos. El silvestrismo se define como una modalidad deportiva cuyo objetivo es la educación en el canto de pájaros silvestres tras su captura. Se trata de una tradición antigua, muy arraigada en la zona sur de España, que, generalmente, pasa de generación en generación.

El silvestrismo se divide en varias fases, que comienzan con la captura de aves cantoras. Posteriormente se seleccionan los ejemplares de pájaros más adecuados para cada tipo de canto y se les educa a través de diferentes métodos de silvestrismo. Los pájaros que destaquen en estas habilidades son presentados a concursos de canto.

Fringílidos: las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo

Los pájaros cantores de España más utilizados para el silvestrismo son los siguientes:

Las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo: el jilguero

Jilguero (Carduelis)

Los jilgueros son una de las especies de aves cantoras más comunes en España. Son un género de aves paseriformes perteneciente a la familia Fringillidaea que suele encontrase principalmente en zonas del sur y del este peninsular, además de en otras zonas de Europa. El jilguero es un pájaro granívoro que suele formar bandadas mixtas con otros fringílidos conseguir el alimento. Los jilgueros suelen caracterizarse por por sus colores vistosos: rojo y con manchas blancas y negras, cola negro y dos bandas de color marrón. 

Las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo: el canario silvestre

Canario silvestre (Serinus canaria)

Los canarios silvestres son un símbolo del archipiélago canario, aunque son autóctonos de las Azores y Madeira, y no solo de las islas Canarias. El canario silvestre es de colores parduzcos en la parte superior y amarillo verdoso en la cara y zonas inferiores, aunque los canarios silvestres son de tonos apagados, desde el siglo XVII se ha cruzado selectivamente esta especie en cautividad, dando origen a los colores vivos conocidos hoy en día en los canarios domésticos.

Es un ave gregaria que a menudo anida en grupos y se alimenta en el suelo principalmente de semillas. Aunque los canarios silvestres anidan en muchos ecosistemas, como bosques de pino o dunas de arena, en la actualidad es fácil encontrarlo en parques y jardines. 

Las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo: el pinzón

Pinzones (Fringilla)

El pinzón, similar al gorrión, es una especie de ave omnívora y resulta muy abundante en nuestro país. El género de los pinzones contiene cuatro especies: el pinzón vulgar (Fringilla coelebs), el pinzón real (Fringilla montifringilla), el pinzón azul (Fringilla polatzeki) y el pinzón azul de Tenerife (Fringilla teydea). El pinzón se puede s encontrar en lugares arbolados, pero al igual que otras especies, no es raro encontrarlo en parques y jardines, es decir, en hábitats creados por los seres humanos. Las especies de pinzones se alimentan principalmente de semillas que recogen del suelo, aunque alimentan a sus polluelos con insectos.

Las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo: el verderón

Verderones (Chloris chloris)

El verderón europeo o verderón común es una especie de ave paseriforme de la familia Fringillidae. El verderón es un pájaro que puede encontrarse por todo el continente europeo y se trata de un ave robusta, puede medir hasta 15 centímetros, que tiene las partes superiores de color verde oscuro, mientras que las inferiores tienen tonos más claros, incluyendo grises y amarillas, mientras que las hembras suelen lucir colores más apagados. Los verderones pueden encontrarse en zonas con árboles y matorrales, y también en asentamientos humanos. El verderón se alimenta de semillas grandes y duras gracias a su pico fuerte y cónico.

Las especies de aves cantoras más comunes del silvestrismo: el verdecillo

Verdecillos (Serinus serinus)

El verdecillo o serín verdecillo es un pájaro propio de Europa, especialmente de la cuenca Mediterránea, norte de África y oeste de Asia. El verdecillo es una de las especies más pequeñas de fringílidos y puede medir hasta 12 centímetros. Se trata de un ave muy parecida al canario y sus plumas son de colores pardos con el vientre amarillo. Los verdecillos suelen encontrarse en áreas forestales abiertas, pero también en parques con árboles.

Por qué se va a prohibir el silvestrismo

La caza de aves para el silvestrismo no está exenta de polémica. Esto se debe a que los métodos de caza de los silvestristas no son selectivos y las trampas y redes que se utilizan para este fin no distinguen entre especies, por lo que en muchas ocasiones se capturan especies protegidas. Los ornitólogos han alertado en muchas ocasiones sobre esta práctica, que consideran dañina para las especies de aves amenazadas. Además, explican, la cría de ejemplares de pájaros cantores en cautividad es suficiente para abastecer este mercado.

El silvestrismo ha sido, hasta ahora, una práctica legal en España y considerada como una excepción a la prohibición de capturar aves silvestres en la naturaleza para tenerlos como mascota. Sin embargo, Europa está observando de cerca este tipo de prácticas desde hace años, ya que una normativa europea de 2009 prohíbe expresamente la captura intencionada de todas las aves silvestres de Europa. La concesión de permisos que las comunidades autónomas conceden a los silvestristas se amparan en el artículo nueve de dicha ley, que permite capturar aves para fines de investigación, repoblación y reintroducción. Ahora, el artículo 32.1 de la nueva ley de protección animal pretende prohibir definitivamente este tipo de prácticas. Pero si eres un enamorado de los pájaros de canto no tienes que preocuparte, todavía podrás adoptar una de estas aves como mascota, eso sí criada en cautividad.