La limpieza del hogar es una de esas tareas a nadie le gusta hacer pero que, sin embargo, es muy necesaria. No obstante, existen una serie de trucos caseros para limpiar, también conocidos como "consejos de la abuela", que te permitirán ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo, que todo importa y suma.

Estos trucos de limpieza, que puedes encontrar de forma periódica en nuestra sección de Decoración, pretenden mejorar tu calidad de vida. Y es que no tienes que pasar mucho tiempo con la bayeta en la mano ni tienes que gastarte mucho dinero. Más bien al contrario, hay soluciones caseras con "ingredientes" que todos tenemos en casa que dan mejores resultados. Los resultados son, según los que lo han probado, espectaculares.

Por ello, a continuación te presentamos 5 recomendaciones para adecentar tu hogar:

1. La pócima "secreta" para limpiar acero inoxidable

¿Cómo limpiar electrodomésticos de acero inoxidable como la nevera, el horno o el lavavajillas? Es una pregunta que muchos se hacen y que tiene fácil respuesta. En concreto, en un pulverizador hay que hacer una mezcla de agua y vinagre blanco en la misma cantidad. Después, pulverizas esta "pócima casera" sobre la superficie a limpiar y pasas una bayeta de microfibra. Este artículo sirve para todo: tanto para dejar unos cristales relucientes como para utilizarlas en el baño o en la cocina.

Otro consejo de limpieza que puedes utilizar en el acero inoxidable requiere los siguientes productos: maicena, bicarbonato de socio, jabón líquido y aceite de girasol u oliva. El truco lo puedes consultar en este enlace.

Los 5 trucos de limpieza más útiles para dejar tu casa impecable

2. Eliminar manchas amarillentas

En los colchones y almohadas, especialmente en la de los más pequeños, es posible que aparezcan esas indeseables manchas amarillentas que pueden deberse al sudor o a la orina. Para eliminarlas, tan solo necesitas agua oxigenada, un jabón para ropa o platos, un limón y un limpiador en polvo con oxígeno activo o percarbonato de sodio.

Para comenzar, se prepara con 100 ml de agua, 25 ml del jugo de un limón, 50ml de agua oxigenada y media cucharada sopera de jabón, que puede ser para ropa o para platos. Esta mezcla de "ingredientes" se debe poner en un bote con pulverizador Por otra parte, debes echar sobre la zona amarillenta del colchón un limpiador en polvo que tenga oxígeno activo o percarbonato de sodio. Después, se rocía la mezcla con el pulverizador sobre la zona en la que habíamos aplicado el limpiador en polvo.

Una vez que la zona está mojada, hay que aplicar vapor sobre la zona con una vaporeta y, si no la tienes, puedes utilizar el vapor de una plancha. No obstante, este aparato no debe llegar a tocar el colchón para que no se queme. Para finalizar, debes frotar con un trapo sobre la marca y la mancha amarillenta desaparecerá. Consulta más trucos para eliminar estas manchas aquí.

3. La vitrocerámica, como nueva

La vitrocerámica es uno de los mayores quebraderos en la limpieza del hogar para muchos. Y es que se trata de una zona muy delicada y difícil de adecentar por las manchas y ralladuras. No obstante, hay un consejo de la abuela muy efectivo que te puede ser útil.

En primer lugar, hay que retirar los restos de aceite o comida con un trozo de papel de cocina o un trapo. A continuación, echa vinagre de limpieza en una bayeta de microfibra y frota con fuerza sobre la superficie. Si después de este procedimiento aún quedan restos en la superficie, puedes emplear una rasqueta para quitarlos. Si no la tienes, puedes utilizar un trapo húmedo y echar un poco de pasta de dientes para limpiar la zona. De esta forma, los rayones también desaparecerán. Lee más sobre este consejo clicando aquí.

Los 5 trucos de limpieza más útiles para dejar tu casa impecable

4. Cómo limpiar la cal de la mampara de la ducha

La mampara de la ducha compite con la vitrocerámica por ser la zona del hogar más difícil de limpiar. Sin embargo, para adecentar este cristal necesitas un ingrediente sorprendente que quizás nunca te habías imaginado utilizar para limpiar la casa: una patata cruda. Se trata de un producto idóneo para eliminar las manchas de cal y mantener la ducha en perfectas condiciones de una forma rápida y sencilla.

Para empezar, lo primero que debes realizar es cortar la patata por la mitad y frotar la cara interna por toda la mampara hasta cubrirla por completo con el jugo que genera este tubérculo. Y, después, elimina los restos de este producto con un paño limpio y seco. En este enlace puedes lees más consejos sobre cómo limpiar cristales.

Los 5 trucos de limpieza más útiles para dejar tu casa impecable

5. Limpiar tapicería de sofás y sillones

La limpieza de sofás, sillones y alfombras es muy delicada dado que, si se utilizan artículos inadecuados, se puede dañar su tejido y perder el aspecto original. En un primer momento, si se derrama algún producto sobre la tela, debes tener en cuenta que lo más recomendable es colocar papel de cocina absorbente sobre la mancha para quitar el exceso de líquido.  En ocasiones la sal granulada o un poco de limón pueden ayudar a acabar con esta suciedad pero hay un truco más eficaz.

Se trata de emplear un cepillo de cerdas suaves con el que cepillar toda la superficie y quitar todo el polvo que se haya podido acumular. Después, debes realizar una "pócima casera" para la limpieza de este tipo de telas y en la que debes utilizar los siguientes ingredientes: media taza de agua, un vaso pequeño de alcohol, el jugo de medio limón y una cucharada de jabón para platos. Todos estos artículos se introducen dentro de un recipiente con pulverizador con el que rociarás la la zona del sofá o la tapicería que esté más sucia.

Te puede interesar:

Los 5 trucos de limpieza más útiles para dejar tu casa impecable

Una vez que la superficie sucia esté húmeda, se debe aplicar vapor con una plancha sin llegar a tocar la superficie. Después, con el cepillo de cerdas suaves se frota el tejido con movimientos circulares hasta que la suciedad desaparezca. Y para terminar, hay que pasar un trapo seco por la zona hasta que se retiren todos los restos del limpiador que hemos empleado. Lee más sobre este consejo de limpieza clicando aquí.