Una carrera cargada de simbolismo para contribuir a la ayuda de personas con discapacidad. La Comisaría de Elche ha podido desarrollar este domingo su primera carrera solidaria, Ruta 091 en la que han participado cientos de corredores.

A primera hora de la mañana se han concentrado multitud de participantes, acompañados de sus familias, para disfrutar de esta jornada solidaria, y es que todos los fondos que se han recaudado con la venta de dorsales y camisetas irán a parar a las asociaciones Anoa Elx y Sense Barreres, dos colectivos que centran su atención en personas con diversidad funcional y sus familiares.

Corredoras participantes en la prueba de la Policía Nacional en Elche Matías Segarra

Día de la Discapacidad

Y es que esta prueba, impulsada por la Policía Nacional con colaboración de la concejalía de Deportes, se enmarca en los actos conmemorativos por el Día de la Discapacidad, que tuvo lugar este sábado. Por ello, y sumándose a la iniciativa, había esta mañana una representación de la corporación municipal, como el alcalde, Carlos González, que suele correr en la mayoría de estas citas deportivas, así como el edil de Igualdad y Bienestar Social, Mariano Valera, y de Deportes, Vicente Alberola.

A las 10 horas ha arrancado la prueba desde la Plaça de Baix, algo que también ha resultado curioso ya que desde la peatonalización esta es de las primeras pruebas que tienen arranque allí, ya que suele ser más común que el pistoletazo se de desde el Paseo de la Estación.

Así, desde el centro de la ciudad se ha iniciado una carrera, que también tenía marcha, de 5 kilómetros con el mismo punto de llegada, donde se han desarrollado actividades infantiles.

Historia de una carrera

La “Ruta 091” es una serie de carreras solidarias organizadas por la Policía Nacional en diferentes ciudades del territorio nacional, y cuyos beneficios se destinan siempre a causas solidarias que ayudan a los más desfavorecidos. 

Esta prueba cuenta con la colaboración de múltiples entidades y patronazgo de academias de oposiciones así como la propia Universidad Miguel Hernández, sindicatos policiales y empresas