Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Instituto de Estadística obliga a rebajar el censo de Torrevieja en más de 15.000 vecinos

La ciudad pierde desde el 1 de enero de 2015 el 14% de población, pasando de 107.000 a 91.400 vecinos

Imagen aérea de una zona residencial de Torrevieja, la ciudad con mayor oferta de vivienda secundaria de España. | TONY SEVILLA D.PAmies

Más de quince mil vecinos menos. Torrevieja verá rebajado su censo de población oficial el 1 de enero de 2015 de los 107.000 que ahora figuran en los datos del padrón a unos 91.400, en. Estas cifras dejan el espectacular ascenso de la demografía local a niveles censales de 2006, antes de la crisis. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha propuesto dar de baja en torno a 15.000 residentes, todos de países de la Unión Europea, que no han confirmado su certificado de residencia, según confirmó ayer INFORMACIÓN.

Los residentes comunitarios tan solo necesitan un documento de identificación de extranjeros (NIE) o el pasaporte para empadronarse. Sin embargo, la legislación especifica que la residencia permanente debe confirmarse tres meses después a través de un certificado. Hasta hace dos años el INE no cruzaba datos con otras administraciones para confirmar que esas altas en los censos estuvieran vigentes. Ahora sí lo hace y, según sus datos, la cifra real de residentes en Torrevieja no alcanza ni los 92.000 vecinos.

Menos concejales

La medida tendrá varios efectos inmediatos para la administración local. El más llamativo es que de cara a las elecciones municipales de 2015, el número de concejales a elegir pasaría de los 27 actuales a 25, por el descenso de población. Además esa rebaja también tiene efectos inmediatos en las transferencias directas que realiza el Estado que se calculan en función de sus ciudadanos.

El Ayuntamiento ha iniciado un envío masivo de notificaciones para que los residentes en esos domicilios que al INE le constan sin ese certificado confirmen si siguen viviendo o no en Torrevieja. Muy pocas han sido devueltas con resultado positivo y en cualquier caso «el tajo» al censo en 15.000 residentes se hará efectivo en enero de 2015 porque al municipio no le da tiempo de confirmar todas la notificaciones de aquí a final de año. Una pequeña parte de ese descenso podría equilibrarse con las confirmaciones pero ya en 2015. Que las cifras del padrón, ahora fijada en 107.000 vecinos y el censo oficial del INE presentan un desfase importante es una constante de estas estadísticas desde hace años, aunque el agujero que ha detectado ahora es mayor de lo esperado. Un caso similar es el ocurrido en Orihuela, que verá reducido su padrón en 8.000 residentes, hasta poco más de 80.000. En Orihuela ha sido el propio equipo de gobierno el que ha informado de lo sucedido. En Torrevieja ha difundido en los últimos años las cifras de aumento para dar cuenta que los efectos de la crisis eran mínimos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats