Vestíbulos, pasillos, cafeterías, gimnasios... La presión asistencial de la tercera ola de coronavirus está obligando a los hospitales a improvisar espacios para instalar camas en su inmensa mayoría para pacientes covid; a reestructurar turnos en Enfermería y suprimir días de libranza; y a llamar a liberados médicos para atender las Urgencias.

El coronavirus está desbordando las Urgencias del Hospital General de Alicante, donde se registra una media de 100 pacientes, con picos de hasta 140, el 90% con el SARS-CoV-2. Esto obliga a colocar camas en los pasillos de Urgencias, según fuentes hospitalarias. Hay 20 enfermeros de Urgencias de baja, un 30% de la plantilla de Enfermería. El centro está llamando a liberados médicos para atender las Urgencias. En cuanto a los ingresos, ayer había 346 pacientes de coronavirus, de ellos 294 en planta, 50 en críticos y dos en la zona de trasplantes recién habilitada para pacientes covid. En el hospital de campaña, preparado para casos leves, hay otros 36, según fuentes hospitalarias. Este centro ya tiene siete quirófanos habilitados para acoger enfermos con el virus, de ellos cuatro ocupados, según informa Rosa Queijas, de UGT. Francisco Tévar, de CC OO, insta a agilizar las PCR y los rastreos para acelerar diagnósticos.

El Hospital de Sant Joan habilita un vestíbulo para 45 pacientes y el de Elda baraja ya utilizar las camas no covid

El lucernario (vestíbulo) del Hospital de Sant Joan ya tiene 45 camas instaladas para pacientes covid. También se están acoplando ordenadores y una mesa de control, según informa el sindicato Satse, que indica que se han formado tres filas de camas y que su apertura es inminente. El centro tiene a 162 pacientes positivos y siete posibles, otros seis enfermos en UCI contagiados pendientes de ingreso y dos para trasladar al hospital de campaña. Desde el Satse afirman que la unidad de críticos está llena, tanto la UCI como los quirófanos preparados para los pacientes covid más graves. Salvo dos quirófanos para Urgencias «todo lo demás está al completo». En total tienen 28 críticos, de ellos 16 en camas UCI y 12 en quirófanos.

Camas en los pasillos de Urgencias del Hospital General de Alicante.

El Hospital Universitario del Vinalopó ha habilitado una carpa médica para centralizar las pruebas diagnósticas de covid 19, tanto PCR como test de antígenos, y garantizar la seguridad de sus pacientes ante el crecimiento del número de contagios. Por primera vez en los últimos 45 días, la estadística de ingresos en los hospitales de Elche ha dado un respiro si nos atenemos a los datos facilitados. Ayer había 373 personas ingresadas en ambos centros sanitarios, con 64 en estado crítico y 309 en planta. El jueves eran cinco personas más y este es un dato para la esperanza, que abre la posibilidad de que la curva de la tercera ola, que ha sido tres veces más importante que las dos anteriores (la de abril, cuando comenzó la pandemia, y la del otoño), esté tocando techo. El General está habilitando la cafetería del edificio anexo (consultas externas) para pacientes no covid.

Alcoy y La Vila destinan espacio en Rehabilitación y quirófanos, y el hospital del Vinalopó monta una carpa para PCR

El Hospital Universitario de Torrevieja tiene 115 pacientes en planta y 16 en UCI. La semana comenzó con un fuerte crecimiento pero la cifra total entre planta y graves se ha estabilizado, sin bajar.

La presión asistencial sigue al alza en el Hospital General Universitario de Elda. Ayer había 212 ingresados covid en planta y en la UCI 38. Crece la preocupación por el alto número de enfermos en la Unidad de Críticos, que puede albergar hasta 54 pacientes. El centro estudia medidas adicionales, como ocupar las camas no covid. También se incorporan las dos alas de la segunda planta para pacientes con el virus al habilitarse ayer la parte derecha. En el gimnasio de Rehabilitación se han colocado 15 camas para pacientes no covid.

El Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy acoge exclusivamente pacientes de coronavirus, con 219 personas ingresadas en planta y 17 en la UCI. El recinto está saturado y sigue habilitando dependencias para poder instalar camas y otros recursos. En Rehabilitación se espera contar este fin de semana con una docena de camas más, que aportará el Ayuntamiento, del centro de enfermos mentales del Barranquet de Soler, que no se está usando. La cafetería para el personal está siendo reconvertida en Unidad de Enfermería.

El hospital comarcal de la Marina Baixa está al límite. Ayer tenía 123 ingresados (una veintena más que el jueves) y 18 personas en la UCI, según fuentes sanitarias. El centro ha suspendido toda la actividad quirúrgica a excepción de las operaciones urgentes para reconvertir sus quirófanos en una nueva zona de Cuidados Intensivos en la que ingresar más pacientes críticos por coronavirus. Además, ha abierto una quinta planta de hospitalización. El centro hospitalario tiene ya el doble de pacientes críticos que en la primera ola.