"No a la tala de las melias" en la avenida de la Constitución

Medio centenar de personas se concentran en contra de la iniciativa del Ayuntamiento de talar los árboles existentes para sustituirlos con plataneras - Los técnicos alegan la edad de los árboles y que las "raíces son inestables", además de la "caída de ramas"

C. Pascual

C. Pascual

El espíritu del "no a la tala" de Tita Cervera se trasladó este lunes a la avenida de la Constitución. Alrededor de medio centenar de personas se concentraron la tarde de este lunes en la avenida de la Constitución para mostrar su rechazo a la idea del Ayuntamiento de Alicante de talar las actuales melias para plantar plataneras dentro de las obras de peatonalización del vial que une Alfonso el Sabio y la calle del Teatro.

En la protesta, se organizaron dos "performances": ganchillo en torno a los árboles con mensajes a favor de las melias y un "escudo humano" encadenado alrededor de los árboles. "No a la tala" fue uno de los lemas más coreados durante la concentración reivindicativa, en la que participaron concejales del PSOE, Unidas Podemos y Compromís.

Ganchillo "reivindicativo" en torno a los actuales ejemplares

Héctor Fuentes

Desde el gobierno municipal explican que las inspecciones técnicas que se han realizado concluyen que las "raíces son inestables" ya que los árboles tienen "muchos años". Además, añaden que los ejemplares "provocan quejas vecinales por la caída de las ramas" y, sobre el futuro de los ejemplares agregan que "el arbolado técnicamente no se puede trasplantar por su situación y su alto coste". 

La avenida de la Constitución, según confirmó a este diario el Ayuntamiento la pasada semana, lucirá plataneros cuando finalicen las obras de peatonalización que se están acometiendo desde principios de año y que se prevén prolongar hasta finales de este 2022. Esta es la decisión técnica pese a que el proyecto que se está ejecutando recoge que en los alcorques "que se encuentren vacíos y para los nuevos" se plantarán especies elegidas por la dirección de la obra "de tipología similar a las existentes en el entorno", en alusión a Palmera phoenix, Bahuinia variegata, Jacaranda mimosifolia o Celtis australis. En al actualidad, en la avenida los ejemplares plantados son melias.

Según explicaba el proyecto aprobado por el Ayuntamiento, "los árboles deberán encontrarse en perfecto estado sanitario, sin golpes ni magulladuras que puedan resultar infectados". Su tamaño deberá ser el "adecuado para un desarrollo óptimo del vegetal, sin desequilibrios orgánicos que provoquen enfermedades en el mismo o vuelcos por debilidad del sistema radicular".

En la actuación para retirar el tráfico del vial, siempre según el proyecto inicial, también se "prevé la instalación de maceteros, formando parte del mobiliario proyectado". El resto del mobiliario serán papeleras, bancos formados por patas de estructura de aluminio acabado anodizado y listones de madera tropical, así como la colocación de juegos infantiles en la zona reservada para tal fin en la avenida de la Constitución.

Los expertos aseguran que los conocidos como plátanos de sombra (también llamados plátanos de sombra) llegan a superar los cuarenta metros de altura, con copas tupidas, lo que permite proyectar una densa sombra. Las hojas son caducas y grandes (miden hasta veinte centímetros de largo). Son ejemplares, según los expertos, que suelen aguantar las difíciles condiciones de las ciudades.

La polinización se produce a finales de marzo y sobre todo en abril, en función de la meteorología. Los alérgicos a este polen han aumentado en los últimos años, con síntomas como rinitis (picor nasal, estornudos, congestión nasal, moco líquido), conjuntivitis (picor y enrojecimiento conjuntival), picor en paladar, faringe, oídos, tos.