El Ayuntamiento de Alicante gastará 61,6 millones más para mejorar la limpieza viaria y la recogida de residuos durante la vigencia del "contrato del siglo", relativo a la limpieza viaria y recogida de residuos, que tiene un plazo de ejecución de ocho años.

El nuevo contrato, según datos de la concejalía, aumenta el gasto anual en limpieza en 5,4 millones de euros anuales, un 30,28% más, y la recogida de residuos en 2,24 millones de euros, un 15,04% más. La nueva contrata costará al Ayuntamiento 40.410.028,29 euros al año, frente a los 32.761.322,25 euros en contrato actual, con un incremento de 7.648.706,04 euros anuales, que se elevarán a 61,6 millones durante el periodo de vigencia del contrato ya preadjudicado a la UTE formada por FCC y PreZero por 323 millones de euros, frente los 347 millones por los que salió a concurso.

También incrementará un 28% la inversión prevista en el pliego de 32 millones de euros anuales, "al comprometer la nueva empresa nueve millones más para mejorar las instalaciones centrales y una planta y equipos de transferencia de residuos distribuidos por la ciudad, para abaratar costes de transporte y reducir la huella de carbono", según el Ayuntamiento.

Además, la nueva contrata asumirá las cuatro mejoras planteadas por el Ayuntamiento para reparar las 45 islas de contenedores soterrados por 552.000 euros, implantar el control telemático en los 2.481 contenedores grises distribuidos por la ciudad por 921.677 euros, además de instalar 1.250 nuevas papeleras por 556.282 euros e implantar doce puntos de compostaje comunitario y acopio de restos de poda no agrícola en las partidas rurales por otros 302.378 euros más.

Este miércoles se supo que la contrata del siglo de Alicante ya tenía adjudicatario. La UTE formada por FCC-PreZero, que es la oferta más continuista respecto al contrato actual, había conseguido la mejor puntuación del concurso público, al hacer valer la valoración técnica para hacerse con el contrato de la limpieza viaria y la recogida de residuos para los próximos ocho años.

En total, la UTE FCC-PreZero alcanza los 178,40 puntos, con 92,45 puntos técnicos y 85,95 puntos de la oferta económica (323,35 millones). En segundo lugar se ha clasificado la UTE Acciona-Urbaser-Actúa, con 167,71 puntos (66,71 y 101, con 312,87 millones de euros), al conseguir justificar su baja temeraria en la propuesta económica. En tercer lugar ha quedado la UTE Valoriza-STV Gestión, con 157,31 puntos (71,35 y 85,96, con 323,34 millones de euros).

Tabla con el aumento del gasto, facilitada por el Ayuntamiento de Alicante

Tabla con el aumento del gasto, facilitada por el Ayuntamiento de Alicante informacion.es

Así, a expensas de la presentación de la documentación requerida, la UTE formada por FCC-PreZero se quedará el contrato de la limpieza viaria y recogida de residuos por 323,35 millones para los próximos ocho años, frente a los 347,68 millones del presupuesto base de licitación marcados por el Ayuntamiento. FCC es uno de los socios de la actual concesionaria del servicio, UTE Alicante, que está compuesta por FCC, Ferrovial y Cívica, empresa de Enrique Ortiz que ya no figura en la nueva UTE. PreZero, por su parte, está vinculada a Ferrovial. 

Actualmente, el servicio se presta tras una prórroga de dos años del contrato en vigor aprobada en agosto de 2021, que vencerá en el momento de que se adjudique el nuevo contrato, que primero debe pasar por Junta de Gobierno para su validación definitiva.

El contrato al detalle

Entre las mejoras que introduce en nuevo contrato se incluye la ampliación a toda la ciudad de la recogida selectiva del contenedor marrón de restos orgánicos, así como la habilitación de doce nuevos puntos de compostaje comunitario públicos y acopios de restos de poda no agrícola en partidas rurales, la implantación de sistemas de cierre electromecánico de control telemático en los contenedores de la fracción resto y la implantación de nuevas papeleras y reposición de las existentes. Se incorporarán 119 nuevos operarios hasta alcanzar la cifra de 526 trabajadores (+29,24%) y el presupuesto anual se incrementa hasta los 43,5 millones de euros, diez más que en la actual contrata (+32,66%), según el Ayuntamiento.

La nueva contrata se dividirá en tres bloques: limpieza viaria, limpieza de espacios públicos y recogida de residuos. Solo en el primer apartado que es el destinado a la limpieza de los barrios se destinarán 162 operarios al barrido manual, 76 al baldeo, 36 al barrido mecánico, 24 al manejo de hidrolimpiadoras, nueve a limpieza de mercadillos y tres a mantenimiento de papeleras.

En cifras se destinan a este capítulo 19,79 millones de euros anuales, de los que el 46,44%, 8,7 millones irán destinados al barrido manual y 5,1 millones al baldeo, reforzando ambos aspectos para mejorar el nivel de limpieza en los barrios de la ciudad. Además de destinan otros tres millones de euros a barrido mecánico, 1,8 millones a las hidrolimpiadoras a presión y otro millón de euros a limpieza de mercadillos, eventos, fiestas y mantenimiento de papeleras, según el Ayuntamiento.

En el segundo de los bloques destinado a la limpieza de espacios públicos se destinan 4,69 millones de euros anuales y 60 operarios. Un total de 1,95 millones irá destinado a arenales y playas con 89 operarios, 2,2 millones de euros con otros 30 operarios atenderán otros espacios públicos y medio millón de euros y siete operarios se ocuparán del desbroce de caminos, medianas y alcorques.

De las nuevas funciones de los barrenderos al defensor del ciudadano

Entre las mejoras presentadas por FCC-PreZero se encuentra el uso de contenedores móviles en la Explanada y Casco Antiguo, de un autocompactador de residuos en los mercados municipales y galerías de alimentación, la implantación de la recogida del residuo orgánico con contenedores con gestión electrónica, recoger los contenedores amarillos en días alternos y construir una planta de trasferencia para envases para reducir el número de camiones que se desplazan a la planta de Benidorm, plataformas móviles de contenedores transportables para Tabarca. Figura además la doble recogida puerta a puerta de orgánica en establecimientos del Casco Antiguo y la zona Centro.

Se reforzará la plantilla de barrenderos, dándoles la misión de informar sobre el estado de la limpieza de los espacios públicos y su disposición por parejas por seguridad, además de aumentan la frecuencia semanal en los barrios de Carolinas Altas y el Pla. Se introducirá el baldeo dual y el servicio de lavado de papeleras y vaciado nocturno en playas y centro, se reforzará la limpieza con catorce barredoras mecánicas asistidas por un operario con sopladora para llegar a todos los rincones, se fregará la Explanada seis veces por semana. Se propone también como mejora el barrido manual vespertino y nocturno en temporada alta (Navidad, Semana Santa y verano).

Además, los equipos de barrido motorizado tendrán la posibilidad de hacer limpieza integral, es decir, además de barrer y retirar los residuos, pueden baldear la superficie afectada por la suciedad.

También se renovarán los contenedores, que incorporarán control por GPS y cerraduras electrónicas accesibles a través de una aplicación para el móvil, cuyos datos se controlarán desde una plataforma informática. Se hará un control exhaustivo del estado de los vehículos y habrá un programa de profesionalización de los conductores.

Además se contemplan planes de sostenibilidad, uso de energías renovables y bolsas reciclables, implantación de sistemas de ahorro de agua con uso de pluviales para el baldeo como alternativa y cumplimiento de la norma en los vehículos y de reducción de ruidos.

La abrirá una Oficina de Atención al Usuario y se creará la figura del Defensor del Ciudadano, que estará obligado a responder a las peticiones, requerimientos o quejas de los ciudadanos en un plazo máximo de dos días. Además habrá atención al usuario en la página web y una nueva aplicación para móvil dirigida a la atención al usuario. Además, se reforzarán la campaña de concienciación ‘Tú haces Alicante’ y se incorporarán cuatro educadores ambientales.